Written by ciencia y tecnologia, futuro

Marketing tradicional vs. Digital. Como el pan y la mantequilla.

Una combinación sencilla con un resultado delicioso. Un toque digital con una pizca tradicional. Compras por internet y lo disfrutas en casa gracias al servicio de delivery.

Las empresas siguen con cierta uniformidad algunos criterios para lograr el éxito y más aún cuando quieren mantenerlo por largo tiempo. Cada una recorre diferentes caminos, cuando los hay, y cuando no, compiten para ganarse un espacio en la cumbre. Eso requiere de recursos, creatividad, paciencia, audacia, valentía, pasión y conocimiento del mercado.

En este exigente ambiente, el Marketing llega como un conjunto de actividades que van desde la investigación para saber qué producir, hasta aquellas que permiten a la empresa conectarse con sus clientes y hacerlos parte de una gran familia. Tal vez para algunos suene algo romántico; pero en esencia, esa es la función del mercadeo.

Clientes felices, empresarios felices.

La ecuación es muy sencilla. El Marketing está diseñado para alcanzar el beneficio de ambos, es un verdadero ganar. No puede considerarse una buena estrategia el engañar al cliente y venderle mucho para que el empresario gane mucho dinero. El cliente se enterará del engaño y ante el fraude no volverá a comprar a la compañía.

Tampoco puede considerarse una buena estrategia que la empresa pierda dinero ofreciendo un producto excelente al cliente, aunque este estará muy satisfecho, el empresario no podrá volver a venderle el producto porque quebrará.

 “Para ser feliz, el empresario debe ganar dinero y para que el cliente sea feliz, debe obtener satisfacción. Ambos logran lo que buscan y hacen que la rueda siga girando”.

Muchas empresas recurren al Marketing, técnicamente hablando, como lo hacen las personas con el médico. Casi nunca como prevención para estar mejor en el futuro, sino para resolver un problema que a veces ya es tan grave que resulta en una hospitalización. Esto es indudablemente más costoso e incluso puede costar la vida.

En este punto es clave que el empresario no caiga en desesperación, porque como es bien conocido, si el agua está revuelta es difícil ver lo que esta refleja. Es por eso importante entender cuál es el objetivo del marketing, siendo éste estratégico, que atiende al objetivo de la organización y no a sus propios objetivos.

Algunos osados aseguran que estamos en la era del Marketing Digital y que el tradicional es solo historia, pero esta aseveración es cuestionable.

Un argumento válido sería pensar que aún no vivimos en Matrix; es decir, vivimos en un mundo físico con una importante influencia de lo digital, que es cada vez más creciente e importante para todo lo que hacemos. Pero cuando se come en un restaurant se entra en el componente físico de la estructura del marketing que tiene que ver con decoración, ambiente, estilo, menú, presentación de platos, atención, etc. De igual forma sucede cuando se entra a un avión, a un crucero, a un hotel o se va a una tienda por departamentos.

Hay que cuidar cada detalle del proceso de una de las más importantes variables del marketing como lo es la distribución, así como también la presentación del producto, del componente de servicio, del clima y la experiencia de compra.

Existe en general una gran confusión entre marketing y promoción. La segunda es solo una parte de la primera; pero quienes hacen comparaciones entre el mundo digital y el tradicional parecen asegurar que es lo mismo.

“Se habla de las redes sociales como marketing digital, cuando solo son medios que pueden ser usados en un plan de ese tipo de marketing; de la misma forma que la televisión el cine la radio, etc. son medios que se utilizan en el mercadeo tradicional”.

¿Es mejor el marketing digital que el tradicional?

Aún si el producto sea netamente digital, tal vez necesite del uso de técnicas y actividades propias del marketing tradicional. Un ejemplo puede ser una publicidad encubierta sobre criptomonedas en una película que suponga una alta taquilla o en una famosa serie de tv o en sistema de vallas electrónicas. Es así como el marketing tiene dos lados, uno que es digital, con su enorme cantidad de beneficios y otro el llamado tradicional, con su también importante peso en los mercados. Ambos son como el pan y la mantequilla, es mejor comerlos juntos.

¿Cuál es el mejor medio para lanzar un producto al mercado? ¿Cuál es el mejor canal de televisión para anunciar un producto?  Marshall McLuhan, entre otras cosas, un destacado teórico de la comunicación acuñó una frase que responde a estas preguntas: “el medio es el mensaje”. Dicho de manera sencilla, significa que ningún medio es mejor que otro.

Si se quiere promocionar un nuevo juguete para niños y el canal con mayor sintonía es un canal de adultos ¿Colocaría el anuncio en ese canal o sería más conveniente usar un canal infantil? ¿Es mejor un canal de niños que el de adultos, aunque tenga menor sintonía? La respuesta es que cada uno es bueno para un segmento en particular.

Entre los neologismos propios de la evolución del concepto de mercadeo hoy se consigue el Blended Marketing, que es una estrategia que combina lo tradicional con lo digital.

Hay que sacarle el mayor provecho al marketing para obtener mejores resultados y eso lleva a no desperdiciar tiempo en buscar si es digital o tradicional, solo hay que usar las herramientas y beneficios que ambos mundos ofrecen para lograr el objetivo.

El texto anterior representa mis ideas y opiniones 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close