Written by covid19, destacados, presente

Liderando equipos hacia el mundo después de la pandemia

De acuerdo con varios artículos de Harvard Business Review, los CEOs de importantes compañías norteamericanas comparten la idea de que la prioridad para ellos fue, naturalmente, la seguridad y bienestar de sus empleados. 

En agosto de 2019, 181 CEOs en Estados Unidos firmaron el llamado Business Roundtable Statement on the Purpose of Corporation, donde se comprometieron a liderar sus compañías para el beneficio de todos los involucrados (empleados, clientes, proveedores, comunidades, accionistas, etc.). Ciertamente con la llegada de la pandemia por COVID19, este compromiso se vio puesto a prueba.

Hemos leído ejemplos de líderes que han demostrado con acciones y no únicamente con palabras el compromiso de guardar por el bien de sus empleados, proveyendo canales de comunicación abiertos, facilitando el trabajo desde la casa, ofreciendo pago por días de ausencia e inclusive ayuda extra para aquellos con niños con la necesidad de ser educados en la casa.

El ex CEO de Best Buy y Carlson Wagonlit Travel, Hubert Joly, ha dicho que “la pandemia innegablemente va a dañar los balances de la mayoría de las compañías, entonces muchos están pensando acerca de las formas de comenzar a conservar capital. Y la tendencia natural parece ser la de despedir personas. No puedo resaltar lo suficiente que esta estrategia es de poca visión para el futuro”. El argumento principal de Joly es que la pandemia eventualmente se controlará, pero la pérdida de talento de las empresas hará que el costo por contratar, entrenar y sostener la curva de aprendizaje de la labor sea extremadamente elevado.

Joly entonces explica cómo muchos CEOs han comenzado a pensar en la situación actual en 3 fases: cobijarse en casa, reapertura y el después del COVID19. La particularidad es que, en cada una de estas fases, los CEOs están pensando en lo que llaman el espectro a gran escala de lo que sus empleados necesitan como seres humanos.

Algunos ejemplos mencionados para cada una de estas fases se resumen en los siguientes:

Fase de cobijo: Asegurar la seguridad física de sus empleados, tomando medidas para que puedan trabajar desde la casa, mantener las áreas de trabajo detalladamente sanitizadas para aquellos trabajadores que aún tienen que ir a los lugares de trabajo, cambiando modelos de operación (por ejemplo, los deliveries sin-contacto). Adicionalmente a la seguridad física, también han implementado medidas para asegurar la seguridad financiera, manteniendo a los empleados con sus sueldos, dando aumentos a quienes aún deben ir a trabajar porque son trabajadores esenciales, entre otros. Inclusive varios ejecutivos han reducido sus sueldos a la mitad para proveer un fondo de soporte para los empleados.

Es interesante en esa fase cómo Joly resalta que aparte de la seguridad física y financiera de los empleados, el generar conexiones y brindar soporte mental es otro aspecto fundamental. En este sentido, nos deja el mensaje de que “el modelo del líder superhéroe masculino, aquel que nos guía por tiempos difíciles y nos lleva al éxito con fuerza infalible no es el mejor modelo por seguir en este momento. En este momento necesitamos ciertamente de personas que piensen de forma analítica y con mentes que tomen decisiones bien pensadas, pero también de personas que muestren su vulnerabilidad y su empatía”.

Fase de reapertura: definir cuáles son las medidas a tomar para garantizar que el ambiente laboral es seguro, hacer que la mayor cantidad de empleados puedan continuar con su trabajo, brindar comunicaciones claras a aquellos empleados que han sido puestos en licencia, etc.

En esta fase, Joly resalta la importancia de conocer cuáles son las necesidades de cada uno de los empleados para enfocarse realmente en cómo organizar la reapertura de la empresa, pensar en aquellos empleados que son mayores de 60 años y necesitan de más protección, en aquellos que están sufriendo un mayor colapso mental por el aislamiento, o aquellos que no tienen la infraestructura en sus casas para realizar un trabajo de buena calidad. ¿Quiénes se beneficiarían más en regresar más pronto?

Fase posterior a la pandemia: Aún esta fase se encuentra lejos de cumplirse, pero algunos sectores, como el turismo y muchas pequeñas empresas, será el momento en el cual han de replantearse sus operaciones y estrategias, y realmente analizar si han de comenzar a reinventar un futuro para sus negocios o si el impacto a sido tan dramático que han de considerar recomenzar desde una perspectiva completamente distinta en este nuevo mundo que aún no vemos.

La forma en la cual cada CEO decida cómo proceder con esas fases, a qué le dará prioridad y cómo lo comunicará seguramente será un impacto más para si mismo, para su negocio y para todos los involucrados en él.

El texto anterior representa mis ideas y opiniones inspiradas en: https://hbr.org/2020/05/lead-your-team-into-a-post-pandemic-world

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close