Written by africa, mundo

La constante lucha del continente africano

Según la opinión de economistas y epidemiólogos de todo el mundo, la actual pandemia provocada por el virus Covid-19 va a terminar por ocasionar una catástrofe socio-económica en todo el planeta. Mientras Wall Street y las bolsas de valores en el resto de los países del primer mundo se desploman, todos los analistas aseguran que recuperarse será una ardua tarea. Pero existe un continente que, previamente al comienzo de la pandemia, siempre padeció enormes dificultades económicas, políticas y sociales. Las regiones más empobrecidas de África recién están comenzando a experimentar los azotes del coronavirus y eso es algo que decididamente su pueblo no necesitaba agregar a su lista de problemas. ¿Cuál es el futuro de un continente cuya magra estabilidad económica siempre estuvo amparada en la ayuda de países que ahora ya no podrán asistirlo?

 

Por primera vez en su historia, es muy probable que los habitantes de las regiones más vulnerables de África hayan agradecido el hecho de que sus países no sean tan desarrollados ni populares como los de sus vecinos europeos. Es que el medio de contagio ideal para un virus como el Covid-19 son las grandes urbes turísticas que aglomeran a multitudes en subtes, restaurantes, cines y demás lugares de esparcimiento. Pero, aunque de manera más lenta y progresiva, lamentablemente su presencia se está haciendo notar aún en las regiones más dispersas del continente. La mayor cantidad de casos positivos de coronavirus corresponden a los países con mayor densidad de población urbana: Sudáfrica, Algeria, Egipto, Nigeria y Marruecos.

 

El continente africano está acostumbrado a luchar contra las más diversas adversidades, tanto de carácter humano como económico. Su vasta geografía no se caracteriza por poseer un suelo fértil, por lo que su producción agrícola-ganadera es verdaderamente escasa. La sequedad que azota gran parte del país tampoco ayuda en este sentido, inhibiendo las posibilidades de desarrollo de pasturas, lo que genera consecuencias económicas muy adversas. Y, casi tan dramático como su suelo y clima, históricamente el pueblo africano ha sufrido calamidades sociales de todo tipo. Las consecuencias de las colonizaciones anglosajonas fueron tan desastrosas como los salvajes gobiernos autoritarios y corruptos pertenecientes a las etnias locales.

 

Paradójicamente, varios países africanos cuentan con una ventaja en relación a la pandemia de Covid-19: gran parte de su pueblo convive con virus mortales desde hace décadas. Si bien su infraestructura es insuficiente y precaria en muchas regiones del continente, su sistema de salud se encuentra más adaptado que otras regiones del planeta para enfrentar brotes virales de todo tipo. Hace bastante tiempo ya que las poblaciones de varias regiones de África están adaptados a los protocolos que corresponden a una masiva cuarentena.

De acuerdo a estimaciones del Fondo Monetario Internacional, al terminar el año 2020 la economía global sufrirá una contracción del 3%, peor aún que la padecida durante la crisis económica del 2008. Países dependientes de la exportación de petróleo como Nigeria están percibiendo fuertes caídas de su mercado de valores, lo cual está directamente vinculado con el desplome actual del precio del petróleo. A comienzos de marzo, el gobierno nigeriano pidió un préstamo de U$D22.7 billones de dólares a acreedores extranjeros y a éste endeudamiento se le acaba de sumar otro por U$D3.4 billones al FMI. Siendo éste último en calidad de emergencia sanitaria como consecuencia de la pandemia, es de esperar que el país con el PBI más grande de África deba contar en su futuro con un fuerte ajuste económico interno, así como una moneda en creciente devaluación. En un contexto generalizado, la asistencia económica con la que siempre contaron la mayoría de los países africanos se verá enormemente reducida debido a las dificultades internas que la pandemia les presenta a cada uno de estos estados benefactores.

 

La región subsahariana es la que cuenta con la mayor cantidad de países declarados en emergencia humanitaria por la ONU. Sus extremos niveles de pobreza se encuentran exacerbados por los 18 millones de refugiados que transitan a través de sus fronteras. El Banco Mundial estima que el crecimiento económico de la región caerá desde su 2.4% registrado en 2019 a un promedio de entre -2.1% y 5.1% para finales del año 2020, lo cual generará la primera recesión de éste sector en 25 años. Países como Nigeria, Sudáfrica y Angola están siendo fuertemente afectados por la pandemia de Covid-19, algo que obviamente limita sus recursos económicos y pone a prueba sus sistemas de salud. Se especula que la única salida para compensar los enormes gastos y deterioro fiscal producidos por la pandemia sea un gigantesco endeudamiento externo, el cual deberá ser extremadamente flexible tanto con los intereses que se apliquen como así también con los plazos de pago.

 

África es el segundo continente con la mayor población mundial: 1.2 billones de habitantes. Sus diversas etnias se encuentran distribuidas a lo largo de un extenso territorio que permanentemente sufre una extensa variedad de problemas. HIV, hambruna, guerras, ébola, sequías, son solamente algunas de las lamentables condiciones con las que debe luchar su población diariamente. Si la pandemia de coronavirus se vuelve incontrolable, puede terminar por desatar una verdadera catástrofe en este golpeado continente.

 

Al norte de África se encuentran tres de los países con mayor cantidad de casos registrados de coronavirus: Egipto, Marruecos y Algeria. Libia es una anomalía debido a que cuenta con un número de infectados extremadamente bajo en comparación con sus países vecinos. Sin embargo, es muy posible que la causa de esta diferencia se deba a la imposibilidad de realizar los testeos correspondientes en un país que se encuentra sumido en permanentes conflictos bélicos. La Organización Mundial de la Salud advirtió que la población de Libia se encontrará en una situación de extrema vulnerabilidad al no poder acceder a los cuidados necesarios para enfrentar un brote de Covid-19.

 

Pero no son todas malas noticias para el continente en donde los científicos aseguran que se originó la especie humana. Gracias al hecho de que la población africana cuenta con un gran porcentaje de jóvenes en su franja etaria, esto los excluye de pertenecer a los grupos de riesgo mortal del coronavirus. Otra ventaja, aunque parezca increíble, es su clima seco. Esto limita la capacidad del Covid-19 de aprovechar una extensa estación gripal para esparcirse masivamente. Sin embargo, todos los indicadores (tanto económicos como sanitarios) apuntan a una lamentable realidad: el año 2020 será el comienzo de una nueva era plagada de extremas dificultades para el continente africano.

 

El texto anterior representa mis ideas y opiniones inspiradas en:

Africa News: Coronavirus in Africa update. (https://www.africanews.com/2020/05/06/coronavirus-in-africa-breakdown-of-infected-virus-free-countries/)
World Health Organization: Situation report for the WHO African Region, 28 April 2020. (https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/331935/SITREP_COVID-19_WHOAFRO_20200429-eng.pdf)
World Bank: The World Bank in Africa. (https://www.worldbank.org/en/region/afr/overview)
World Health Organization: How Ebola is helping the Democratic Republic of the Congo prepare for coronavirus disease. (https://www.afro.who.int/photo-story/how-ebola-helping-democratic-republic-congo-prepare-coronavirus-disease)
BrinkNews: Africa Faces Double Shock From Oil Price Collapse and Coronavirus. (https://www.brinknews.com/oil-price-collapse-coronavirus-major-challenges-africa-economic-impact-nigeria-angola/)
Anadolu Agency: ANALYSIS – Fighting intensifies in Libya despite COVID-19 threat. (https://www.aa.com.tr/en/analysis/analysis-fighting-intensifies-in-libya-despite-covid-19-threat/1811566)
World Economic Forum: Why Sub-Saharan Africa needs a unique response to COVID-19. (https://www.weforum.org/agenda/2020/03/why-sub-saharan-africa-needs-a-unique-response-to-covid-19/)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close