Written by 11:24 pm africa, mundo

África, el continente más pobre del mundo

Lo primero que se nos viene a la mente cuando mencionan África es: altas temperaturas, desierto de Sahara, hambre y pobreza. Estos dos últimos pudieran sonar bastante pesimistas, pero la realidad es que en el continente africano se encuentran los países con mayor índice de pobreza y desigualdad del mundo. Más del 40% de la población vive en pobreza extrema y esto se traduce en 560 millones de personas aproximadamente que intentan sobrevivir ante precarias condiciones y peligrosas situaciones. Siendo un país tan rico en petróleo, diamantes y minerales, no escapa de estar sumido en conflictos armados activos, corrupción, altísima deuda externa, climas muy áridos y analfabetismo ¿cómo podría solucionarse todo esto?

Para tener una idea, 34 de los 48 países con menor nivel de vida del planeta pertenecen a este continente, representado por un 61.9 % de la población que son pobres multidimensionales en los países pertenecientes a África Subsahariana (al sur del Sahara). El término “pobres multidimensionales” no sólo hace referencia a falta de ingresos para la satisfacción de necesidades, sino más bien es definida como aquellas personas que sufren carencias en las dimensiones: educación, salud, trabajo, seguridad social, vivienda y nivel de vida en general.

 En África Subsahariana predomina la población en zonas rurales, según datos internacionales, y las infraestructuras y servicios públicos (carreteras, transportes, escuelas, hospitales) de estas zonas están menos desarrollados, siendo un obstáculo para impulsar la economía y combatir las situaciones de pobreza.

Las grandes organizaciones internacionales como las Naciones Unidas o el Banco Mundial en conjunto con organizaciones hermanas, como Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), entre otras, por muchos años, han aportado contantemente en áreas de desarrollo, asistencia humanitaria y medio ambiente, entre lo que se destaca, brindar educación, alimentos, agua potable y hasta ayudar a los pequeños agricultores a cultivar sus tierras y desarrollar pequeños negocios que les permitan ganar dinero e impulsar la economía local.

Y aunque África es un continente con enormes riquezas naturales como petróleo, minerales y diamantes, esa riqueza se distribuye de forma desigual por culpa de los problemas en los que están inmersos estos países (que son bastante complejos y datan de años) e indudablemente han sido las causas innatas de tanta pobreza, desidia y hambre. Algunos de ellos los describiremos aquí, porque realmente no son nada triviales.

  • África, un continente de niños: impactante, pero la mitad de la población del continente está formada por niños, quienes hasta un 20% presenta discapacidad y desarrollo físico retrasado, como consecuencia de la desnutrición reinante en estas tierras. Con esto te preguntarás ¿y los padres de los niños? El índice de mortalidad debido a las enfermedades como el VIH/sida es muy alta, dejando huérfanos a los niños y a cargo de familiares a edades muy tempranas. La malaria es otra enfermedad presente en estos países y causa la muerte de 3 mil niños africanos al día.
De los 37,9 millones de personas con VIH que hay en el mundo, cerca del 70% viven en África (25,6 millones)

 

No existe esperanza si no ocurre un cambio radical, ya que se pronostica que para 2050 la población se duplique y no habrá recursos para cubrir tal demanda.

 

  • Conflictos armados activos: según ACNUR, África es el continente con mayor número de conflictos bélicos Entre ellos puede haber inestabilidad política, luchas entre grupos armados y guerras por los recursos de estos países. Debido a esto, las personas se ven obligadas a desplazarse por razones humanitarias (existencia de refugiados) ya que las guerras constantes inciden en la perpetuación de la pobreza en África. Los daños colaterales que la violencia causa en la población, se ven aumentado por la duración de estos conflictos que nunca acaban o resurgen cada poco tiempo.
  • Altas temperaturas y fuertes sequías: aunque todos hemos estado viendo las consecuencias del cambio climático y el calentamiento global del planeta en otros lugares del planeta, en África pareciera que cada vez se intensifica más y ha ido generando aumentos en las sequías, dejando inutilizables miles de hectáreas de tierra cultivable y perpetuando la desnutrición y el hambre. Muchas familias se encuentran ante la situación extrema de no poder cultivar nada ya que los suelos no están aptos para tal fin.
  • Deuda externa: la deuda que África tiene con otros países ha sido mayor que el 30% de su PIB desde 2010, según datos de la Comisión Económica para África de Naciones Unidas. Todo el dinero que se produce es empleado para pagar una deuda que nunca podrán cancelar, y además es dinero que no se invierte en políticas sociales para mejorar la situación de su población.

A pesar de todas las dificultades que enfrentan estos países ¿estarán los gobiernos administrando bien los recursos de sus naciones?

 

Los gobiernos africanos han sido muy celosos respecto a sus políticas de desarrollo, por lo general equivocadas y siempre opacas. han hecho exactamente lo contrario de lo que debía hacerse

Países como Estados Unidos como la Unión Europea han dado acceso preferencial a los productos africanos, para contribuir con su economía y no han escatimado en ayudas de todo tipo y transferencias tecnológicas para aportar en el desarrollo de estos países. Como dato importante, el Banco Africano de Desarrollo, financiado por Estados Unidos y Europa, ha destinado al continente 50.000 millones de dólares desde 1980 en operaciones de crédito. Al menos la Unión Europea en el 2016, inyectó 21.000 millones de euros en los países africanos, a los que hay que sumar otros 1.600 millones en programas educativos.

¿Qué deberían hacer los Gobiernos para reducir la pobreza en los países africanos?

El secreto principal es invertir el capital en las personas, esto está directamente asociado a la educación, crear escuelas, invertir en profesores bien formados y garantizar servicios básicos con agua y alimento a los estudiantes debido a las dificultades de las zonas donde viven. Esto contribuiría de manera muy positiva a la sociedad y su formación, ya que sin formación no se puede tener un desarrollo eficaz.

Además, deben invertir en el área de las infraestructuras con el objetivo de lograr mayor productividad, esto incluye mejores calles y redes ferroviarias, una red eléctrica más segura y un mejor abastecimiento de agua. Y, por último, pero no menos importante, ampliar la economía, que es una pieza vital para salir de la pobreza, implementado alternativas que sean sostenibles en el tiempo.

Con los enormes aportes de parte de países desarrollados y organizaciones internacionales, la ayuda no es suficiente, se trata de un trabajo en conjunto con gobiernos que aporten a la causa de erradicar la pobreza en sus pueblos, siendo necesario líderes de gobierno más sólidos y un Estado de derecho consolidado.

 

El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en: 
https://www.bbc.com/mundo/internacional/2009/08/090824_1230_africa_pobreza_ms

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close