Written by 11:57 pm asia, mundo

Panorama sociopolítico y económico de Asia

Mientras el presidente norteamericano Donald Trump continúa culpando a China por haber “fabricado” el virus Covid-19, el panorama del continente más grande y poblado del mundo continúa con su lucha contra la pandemia. Fuera de las fronteras de los países más desarrollados de la región (China, Corea del Sur y Japón) el resto del continente se encuentra muchas veces sumido en una empobrecida situación que la convierte en un frágil objetivo para un virus tan letal y contagioso como el Covid-19. Mientras las grandes potencias regionales no solamente están logrando controlar el número de casos positivos, sino que sus economías sobrevivirán la pandemia sin demasiados problemas, el resto de los países deben sumar otra lucha más a sus padecimientos cotidianos. Definitivamente, ésta es un área del planeta en el que tanto las organizaciones internacionales como los países más poderosos deben poner cada recurso disponible para ayudarlos a superar esta catastrófica crisis sanitaria.

 

Estamos acostumbrados a los exagerados e infundados ataques verbales de Donald Trump hacia su rival económico número 1, los cuales tienen la evidente intención de desligar su responsabilidad ante los problemas que aquejan a su país. En el caso de sus acusaciones en cuanto a que China ocultó la gravedad de la pandemia desde que tomó conocimiento de ella, esta es una prueba más de su burda estrategia.

 

Es un hecho que el gobierno chino ya en diciembre del año pasado estuvo bien al tanto de un novedoso y letal virus que se estaba propagando con rapidez en la provincia de Wuhan. En retrospectiva (sobre todo por las consecuencias socio-económicas posteriores a la salida del virus de China), es fácil acusar al gobierno chino de no haber reaccionado a tiempo y hasta de haber sacado ventaja de ello. Sin embargo, nadie pudo anticipar en aquel momento que un brote de algunos contados casos de neumonía podría terminar produciendo cientos de miles de muertes a nivel global.

 

Actualmente, China se encuentra entre los países que están teniendo un gran éxito controlando la pandemia de coronavirus. Teniendo en cuenta que se trata del país de origen del coronavirus y que su economía muestra señales de recuperarse más rápidamente que la de otras naciones, no es de extrañar que se acuse a su gobierno de haber tenido algo que ver con el origen de la pandemia. Sin embargo, un minucioso seguimiento del desarrollo del virus en la provincia de Wuhan claramente indica que se trató de un natural mal manejo de la situación debido a las novedosas características del virus.

 

El gobierno de China inicialmente decidió suspender el mercado de animales salvajes para luego dar lugar a una legislación que prohíbe su compra y venta. Dado que los científicos tienen fundadas sospechas que es en estos rudimentarios mercados el lugar en donde se originó el coronavirus Covid-19, se trata de una decisión correcta y lógica. Sin embargo, esta prohibición deja libre el comercio de animales salvajes para fines medicinales o científicos, algo que sin dudas posibilita el nacimiento de otra nueva e impredecible cepa viral.

En cuanto al resto del continente asiático y, como es de esperar, existe todo un universo de situaciones que son tan únicas como las regiones que componen a este masivo territorio. Lamentablemente, la situación sanitaria generada por la pandemia de coronavirus incrementó las acostumbradas dificultades que deben atravesar las numerosas regiones más empobrecidas del continente.

 

Actualmente, el número de infectados en el territorio asiático supera los 800 mil casos y la cantidad de fallecidos es de más de 24 mil personas. Si tenemos en cuenta que el número de personas que viven en este vasto territorio son 4.5 billones de personas, estas son cifras sorprendentemente bajas. Más inaudito aún es el hecho de que los EEUU, un país con poco más de 300 millones de personas, supera tanto en número de contagiados como de muertos a todo el territorio asiático. Y, si bien se especula que las cifras de muchas zonas de Asia no son contabilizadas como corresponde, la diferencia es extraordinaria.

 

¿Cuál puede ser la explicación de esta discrepancia? Lo más probable es que la respuesta sea la experiencia. Hay que tener en cuenta que Asia es un territorio que convive permanentemente con las epidemias más violentas conocidas por el hombre. Su población está acostumbrada a seguir protocolos de cuarentena y muchas de las ciudades más importantes (como Tokio o Shangai) cuentan con sistemas de salud extremadamente robustos y preparados. Los enormes recursos de China fueron puestos en evidencia cuando construyó un hospital que albergaba 1.000 camas en tan sólo 10 días, al comienzo de la pandemia. Es lógico asumir que a los asiáticos son tan expertos para lidiar con pandemias como lo son las personas de Medio Oriente para soportar los embates de las guerras.

 

En estos días, fue especialmente catastrófica la llegada del súper-ciclón Amphan a la Bahía de Bengal, ocasionando una devastadora destrucción y numerosas muertes. Este fenómeno que se encuentra potenciado por el cambio climático no podría haber llegado en un peor momento, ya que los precarios recursos de salud de Bangladesh se encuentran dedicados enteramente a atender los casos de Covid-19.

 

Existe una acuciante problemática que aumenta la tasa de contagios en ciertos países asiáticos. Se trata de regiones en donde sus prácticas culturales se destacan por congregar grandes números de personas en mezquitas, así como la aglomeración popular en mercados callejeros. Por si fuera poco, su población en general no se destaca por ser demasiado proclive a actuar concienzudamente, cuestión que genera un importante número de personas que eligen evadir las restricciones sanitarias implementadas por la pandemia.

 

Rompiendo con el mito de que los países considerados como pertenecientes al Primer Mundo cuentan con una capacidad sanitaria superior, las naciones tercermundistas han demostrado contener con mayor eficiencia la pandemia de Covid-19. Pero esto no habla tanto de infraestructura sanitaria como de la pericia política de sus gobernantes. En toda Asia, las autoridades toman muy en serio la peligrosidad de una pandemia y esto se debe a que sus poblaciones conviven continuamente con esta amenaza.

 

Posiblemente ésta sea la razón por la cual el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyecta en Asia un crecimiento del 1% para el presente año, siendo la única región del planeta en no desacelerar su economía como consecuencia de la pandemia. Definitivamente estas son buenas noticias para un continente económicamente muy desproporcionado.

 

Mientras países como China o Japón (quien actualmente considera terminar con su Estado de Emergencia sanitaria) están a la vanguardia en tecnología y poderío comercial, muchas otras regiones asiáticas se encuentran sumidas en una pobreza desesperante. Esperemos que las consecuencias de la pandemia de Covid-19 se mantengan en un rango de control y que cada país de Asia pueda continuar con su desarrollo socio-económico en ascenso.

 

El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en: 
IMF: World Economic Outlook, April 2020: The Great Lockdown. (https://www.imf.org/en/Publications/WEO/Issues/2020/04/14/weo-april-2020
Channel News Asia: Commentary: What’s really behind the China coronavirus cover-up theory. (https://www.channelnewsasia.com/news/commentary/did-china-cover-up-covid-19-coronavirus-wuhan-lab-doctor-silence-12748998
CNN News: 10 lessons from Asia on how to live with a coronavirus outbreak. (https://edition.cnn.com/2020/03/04/asia/coronavirus-lessons-from-asia-intl-hnk-scli/index.html
Channel News Asia: China legislators take on wildlife trade, but traditional medicine likely to be exempt. (https://www.channelnewsasia.com/news/asia/china-legislators-wildlife-trade-traditional-medicine-exempt-12754894
CNN News: Cyclone Amphan makes landfall in India and tracks for Kolkata. (https://edition.cnn.com/2020/05/20/weather/super-cyclone-amphan-india-banglash-evacuations-intl-hnk/index.html

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close