Written by 12:00 am asia, mundo

Asia, meditación y foco

Cada momento de la vida viene marcado por una decisión, tener la claridad dentro de tanta distracción para decidir, puede resultar estresante y muy perjudicial para nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestro bolsillo.

Llevar una vida de manera equilibrada requiere de una mente tranquila como el agua de un estanque, está tan quieta que parece un espejo, reflejándolo todo. Eso no significa que está dormida; por el contrario, significa que está alerta. Si una hoja cae en ella se advertirá con facilidad, si un insecto se posa sobre ella las ondas lo delatarán, hasta el más mínimo detalle puede ser observado cuando hay tranquilidad.

El continente asiático es rico en materia espiritual. La meditación ha salido de estas tierras como una forma de percibir al mundo y con una profunda influencia en la vida occidental. De India surgieron modos de conseguir la conexión con el ser interior, modos que hoy reconocemos como meditación. Otros pueblos, en otras latitudes, tenían también sus formas de hacer esa conexión.

La búsqueda de un estado de conciencia superior es algo que hoy cobra mayor relevancia para culturas que le habían dejado ese aspecto de la vida a la religión. Ahora la meditación es vista como una excelente herramienta para lograr un mayor bienestar.

¿Cómo lograr el equilibrio mental en una sociedad tan ajetreada?

Un ejecutivo está en una sala de ventas, espera por un cliente complicado, no ha aceptado ninguna de las opciones que se le han planteado. De pronto el ejecutivo recibe una llamada del colegio de su hija pidiéndole que debe ir urgente a la escuela. Al colgar, ve un mensaje por whatsapp, en el que su jefe le recuerda que sus metas no han sido cumplidas y el mes cierra a las 12 del medio día, justo después de que atienda al cliente que espera.

Es una situación que vive a diario no solo un vendedor, también el maestro, el policía, el CEO de una empresa, el cocinero. ¿Cómo enfocarse?

“Cuando se tienen tantas cosas en la mente, decidir por una opción no es cosa fácil y tampoco recomendable”.

A veces la mayoría de las personas cree que la bonanza económica, un matrimonio de años, obtener el título de doctor, o el éxito empresarial, pueden producir mentes equilibradas. ¿Qué tan cierto puede ser esto? Muchas veces este tipo de personas, como cualquiera, se sienten estancadas. No pasa nada nuevo, parece que el tiempo se hubiese detenido, la vida se torna aburrida y este tipo de sensaciones son las que producen el mismo estrés que el mencionado en el ejemplo del vendedor, solo que el motivo que ocasiona ese estrés es de diferente naturaleza.

“Meditar es una forma de entrenar la mente para la calma, esa calma no significa inmovilidad, es moverse en armonía con lo que eres y con lo que te rodea. Te hace consciente de la realidad, de que formas parte de un todo”.

El lugar para calmar la mente.

¿Es necesario un lugar especialmente acondicionado para meditar? Distinto a lo que mucha gente cree, no se necesita estar en un salón insonorizado o en un templo para poder meditar y hacerlo bien. Sí es cierto que un ambiente tranquilo, un ambiente con aromas agradables y sonidos que evoquen naturaleza es ideal; pero muchas veces en la ciudad eso es muy difícil de encontrar.

Se puede crear un ambiente para la meditación con cuadros que nos gusten, con sonidos que nos agraden, con cierto tipo de objeto que nos guste y tengamos en nuestro escritorio, en el cuarto, en la sala de la casa, no necesitas estar en un monasterio. Entre tres de los tipos de meditación mejor conocidos, la contemplación, la concentración y la meditación trascendental, la concentración es muy recomendada para mejorar nuestra capacidad de enfocarnos.

“Es muy recomendable, tener un guía reconocido para aprender a meditar. Existen muchos diciendo saber lo que no saben, enseñando sobre lo que desconocen. Es una industria que mueve anualmente casi 4 billones de dólares en el mundo y eso atrae a muchos rufianes”.

 La concentración es una de las formas de meditar, que consiste en ver algo y apreciar cada detalle sin necesidad de juzgarlo como bello, útil, caro, etc. Este tipo de meditación puedes hacerla, por ejemplo, antes de una reunión que consideres importante. Puedes mirar por la ventana, enfocarte en la imagen y respirando lento y profundo, sin pensar en nada, solo viendo cada cosa tal y como es, dejando que tu mente te guíe, sin pensar en la reunión, en lo que debes decir o en lo importante que esta sea.  

Para desarrollar un mejor enfoque, la concentración es el tipo de meditación ideal. Se puede practicar en cualquier lugar, en cualquier momento y se puede hacer muchas veces”.

 No es algo que se logre en poco tiempo de entrenamiento; pero mientras más se haga, más fácil se te hará lograr un estado de concentración, eso ayuda a aprender a enfocarse mejor. Es bueno recordar que la práctica hace al maestro.

Empresas concentradas

“Empresas de gran reconocimiento y éxito mundial como: Procter & Gamble, Apple, Twitter, AOL, Nike, General Mill, Google, entre muchas otras, incorporan programas de meditación en su fuerza laboral”.

 Líderes como Guido Glikin, presidente de Despegar.com, asegura que meditar le salvó la vida, Ray Dalio, CEO del Hedge Fund Bridgewater Associates, dice que la meditación lo ha conducido por el camino del éxito. El CEO de Salesforce, Marck Beniof, tiene en cada edificio de su empresa una sala de meditación y Jeff Weiner CEO de Linkedin, asegura que siempre guarda espacio en su agenda para meditar. Son personas de éxito que ven en esta forma de mantener una mente equilibrada, la forma de mejorar sus vidas y las de otros.

Veredicto científico

Sara Lazar es una reconocida doctora que realizó estudios en Harvard y en el Hospital General de Massachussets. Su investigación llegó a la conclusión “que la meditación reconstruye, literalmente, la materia gris del cerebro, en solo ocho semanas” “Elimina el estrés, el insomnio y transforma la fisiología del cerebro”.

Entre otros estudios a los que se puede hacer referencia, está el de los Neurólogos del Centro Waisman de la Universidad de Wisconsin en Estados Unidos, que se aliaron con el monasterio Scheche de Katmandú, en Nepal y realizaron un estudio que consistía en mapear los cerebros de los monjes budistas, que hacían mucha meditación y de los estudiantes de la universidad estadounidense, quienes nunca meditaban.

El grosor y la densidad de la materia gris en el hipocampo era mayor en los monjes. El área del cerebro que está relacionada con el aprendizaje, la empatía, la concentración y la memoria también era mayor. La amígdala cerebral, que es una zona que está relacionada al estrés y la ansiedad tenía menor tamaño en los monjes.

Entre los beneficios de la meditación, según sea la metodología que se practique, la mejoría en la capacidad de enfocarse, es notable. Un estado de calma es el ideal para lograr mantenerse enfocados.

En este escrito expreso mis ideas y opiniones sobre la importancia de la meditación en nuestras vidas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close