Written by asia, mundo

Gastronomía Oriental y la dieta japonesa

La gastronomía oriental está caracterizada por ser una de las gastronomías más saludables del mundo. Sus dietas ricas en cereales, pescado, vegetales, verduras, frutas, té, entre otros alimentos, los ha llevado a ser las personas más longevas del mundo y a padecer menos enfermedades frecuentes que en los países occidentales. Japón por su parte, posee cifras muy alentadoras en cuanto a esperanza de vida y obesidad en el país, lo que hace pensar que poseen hábitos alimenticios y un estilo de vida envidiable que les permite tener una excelente calidad de vida ¿cuáles serán sus secretos?  

La Gastronomía Oriental es considerada una de las más antiguas, con más de tres mil años de existencia, esta comida se ha preocupado por la búsqueda del equilibrio, balance y contraste en la fusión de sus sabores e ingredientes. La comida oriental cubre una gran zona de Asia conocida como el lejano oriente, e incluye una extensa variedad de tradiciones culinarias que difieren en algunos aspectos unas de otras. Los países que forman esta región abarcan desde la zona sur de Siberia oriental hasta Indonesia e incluye Mongolia, Japón, Corea, Vietnam, Tailandia y casi toda China.

Aunque cada país asiático tiene sus platos tradicionales, todos se caracterizan por estar llenos de aromas magníficos y sabores muy especiales que cautivan paladares. Las dietas tradicionales están basadas principalmente en el alto consumo de pescado, arroz, soya, verduras, frutas y té, así como cantidades elevadas de fibra, antioxidantes, vitaminas, minerales, proteína, hierro y calcio que aportan los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento y desarrollo del organismo.

La comida japonesa es conocida por su énfasis en la estacionalidad de los alimentos (旬, shun), calidad y presentación de sus ingredientes.

Entre las principales características de la comida japonesa destacan dos muy importantes: sus ingredientes siempre son frescos y además son estacionales, es decir, dependiendo de la estación del año, existe disponibilidad de ciertos tipos de alimentos, permitiendo que la presentación de los platillos siempre sea sencilla y elegante. También destaca por usar puntos de cocción que realzan los sabores naturales de todos los ingredientes.

La base de la Comida Japonesa es el arroz, que usualmente se combina con verduras, hongos, algunas carnes y muchos pescados, mariscos y legumbres, especialmente la soja. Sin embargo, es importante resaltar que esta dieta es en su mayoría vegetariana.

Para hablar de cifras importantes, Japón ocupa el puesto número uno en cuanto al índice más bajo de obesidad en el mundo, y aunque hay un factor genético, igual lo mantienen bajo control, además, otro factor que influye de igual manera tiene mucho que ver con las costumbres en la alimentación y al ejercicio diario.

Japón posee la segunda esperanza de vida más alta del mundo y una tasa de obesidad de sólo 3,5%, casi una quinta parte de la que presenta España.

¿Pero cuál es el secreto de los japoneses? Además de poseer buenos hábitos alimenticios, existe un gobierno detrás de estos éxitos que posee una campaña social llamada “Salud Japón 21” que promueve la salud e invierte recursos sustanciales en programas de nutrición y de educación para la salud, creando también leyes específicas, con la finalidad de mantener la obesidad controlada en la población ¿maravilloso no? Vale la pena saber de qué se trata…

  • La ley Shuku Iku: vigente desde el 2005, es una ley bastante completa e integral, donde “Shuku” hace referencia a la comida, a la dieta y al comer e “Iku” hace referencia a la educación intelectual, moral y física. Lo que se busca con esta ley es incrementar la información de los estudiantes sobre la cadena alimentaria, sobre la procedencia y la producción de los alimentos, y define la educación sobre nutrición desde los primeros años pre escolares hasta secundaria. Esto permite establecer e inculcar desde temprana edad que una buena nutrición es parte integral del ser humano.

Según Katrin Engelhardt, experta en nutrición para la región del Pacífico Occidental de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alguna de las medidas de esta ley incluye: menús saludables en las escuelas, contratación de nutricionistas profesionales que se titulan como profesores y dan clases específicas sobre alimentación y la promoción de una cultura social alrededor de la comida. En el último caso, involucran a los niños a preparar y a repartir la comida en el colegio, por lo que cada día a la hora de comer transforman la clase en una suerte de restaurante, ayudan a poner la mesa, el mantel, se sirven unos a otros y comen juntos en la clase. Mantienen la idea de que “comer es un acto social”.

Por último, la experta menciona que en Japón no hay tiendas ni máquinas expendedoras de comida dentro de los colegios así que los alumnos difícilmente puedan conseguir tentempiés que no son saludables, como papas fritas o refrescos azucarados, cosa que, por ejemplo, no pasa en Estados Unidos.

  • La ley Metabo: está ley denominada “metabo” haciendo referencia al metabolismo, está enfocada en la población adulta y si posee una edad entre 40 y 75 años, los anima a hacerse una medición anual del contorno de la cintura. Estas mediciones las promueve la administración pública de salud, pero también las empresas.

Según la OMS una circunferencia de más de 94 para los hombres y de más de 80 para las mujeres conlleva un mayor riesgo de complicaciones metabólicas, como enfermedades cardiovasculares.

De hecho, los empleadores tienen un día anual claramente identificado en el que todo su personal debe medirse la circunferencia de la cintura, y si las medidas no son saludables las empresas animan a los empleados a acudir a sesiones de ayuda y a hacer más ejercicio. El objetivo de la ley es animar a los adultos a ser más conscientes de lo que es un peso saludable y a ser físicamente activos.

Algunas de las medidas de la Ley Metabo incluyen que las compañías promueven los descansos de los trabajadores para hacer ejercicio, se anima a los empleados a acudir al trabajo caminando o en bicicleta y el gobierno promueve la seguridad de las vías para ciclistas para facilitar el ejercicio.

Esto forma parte de excelentes iniciativas gubernamentales que básicamente “guían” al ciudadano a aprender sobre cómo mantener una excelente calidad de vida. Sus peculiaridades culturales son también un impulsor de la buena alimentación, ya que algunas de las características intrínseca en los japoneses es que sus comidas son siempre frescas y usualmente en porciones pequeñas, de hecho, en algunas culturas asiáticas la comida siempre se ha considerado como algo casi medicinal, cosa que deberíamos adoptar más en occidente ¿no crees?


El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en: 
https://www.huffingtonpost.es/2016/07/11/dieta-japon-hidratos_n_9728944.html

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close