Written by 12:42 am econopolitica, presente

Finanzas y sostenibilidad: Vientos de cambio en las inversiones.

Sostenibilidad es la palabra que define la tendencia en materia de desarrollo. Las industrias están viajando cada vez más en ese sentido, un mundo en el que lo que se hace para producir bienes, servicios y dinero, no compromete la disponibilidad de recursos de las generaciones que están por venir.

El pensamiento se aferra a la lógica, si come todo lo que tiene ¿Qué comerá después? Las cosas no son eternas, incluso el planeta que habitamos tiene una vida útil. Hemos aprendido que hay que cuidar lo que se tiene para poder tenerlo por más tiempo. La estrategia y la ejecución de las actividades para lograr los objetivos gubernamentales, empresariales y personales deben, hoy más que nunca, ajustarse a esta nueva forma de pensar, una de largo plazo, de responsabilidad hacia el futuro.

Los hilos que mueven las finanzas

La variable riesgo no está centrada únicamente en el impacto financiero de las operaciones. Su escenario ahora es aún mayor, porque involucra el cuidado del ambiente, la economía, el impacto social y su incidencia en los gobiernos (criterio ASG o ESG en inglés).

Los gobiernos son grandes inversionistas, son clientes y aliados de gran interés por parte de quienes quieren invertir, lo que significa obtener un beneficio sustantivo producto de la cantidad invertida.

Uno de los flagelos con los que son castigados los países y sus gobiernos es la corrupción. Pero no hay gobiernos corruptos sin vínculos con inversionistas y empresarios que se presten al juego y busquen sacar provecho de ello. Hacen un grave daño a los ciudadanos, desviando recursos alejados de las leyes y destruyendo su futuro.

El resultado, miles de millones de dólares en cuentas infladas, hospitales públicos, estaciones de policía y otros importantes proyectos sin construir, que son cobrados ¿Quiénes cobran esos dineros? ¿Los gobiernos? No, son cobrados por terceros, del mismo país que es estafado o de otro que con el favor de un grupo de corruptos cometen estos delitos.

Según transparencia internacional Somalia es el país más corrupto del planeta. Le siguen en el top 5, Sudán del Sur, Siria, Yemen y Venezuela, todos con extrema pobreza y una sociedad que sufre las penurias de ser gobernados ineficientemente.

Estos gobiernos tienen en común que se mantienen por un cuerpo económico que es beneficiario de incentivos millonarios y por un poder militar que los sostiene, manejan los medios de comunicación con severas limitaciones y además hacen uso de los recursos naturales indiscriminadamente, como el caso de Venezuela, donde el crimen ecológico no tiene precedentes.

Sus selvas son entregadas a inversionistas que solo tienen un interés, el dinero a toda costa, en este caso la destrucción de parte de una de las selvas tropicales más grandes del mundo y de los recursos hídricos más importantes del planeta. Todo lo que hacen es contrario a la sostenibilidad y es el tipo de inversión langosta, come todo lo que pueda y luego se van a otro lado ha hacer lo mismo. 

No todo es oscuridad

Afortunadamente cada vez hay más fondos de inversión verdes o sostenibles, estos aplican los criterios ASG para hacer sus inversiones y diseñar sus instrumentos financieros. Existen también Bonos Verdes o Sociales, emisiones de deuda que apoyan proyectos sostenibles.

Las personas que quieran invertir, pueden acudir a entidades financieras y manifestar que quieren invertir su dinero; pero que prefieren hacerlo en fondos que respeten los criterios ambientales, sociales y de buenos gobiernos, así sabrán que su dinero no será usado para destruir selvas, someter a pueblos, contaminar el ambiente y en definitiva acabar con el planeta en el que vivirán sus siguientes generaciones.

¿Qué tan rentables son estas inversiones sostenibles?

Una referencia para ver el desempeño de las inversiones de esta categoría de compañías puede buscarse en índices como DJ Stoxx Sustainability o el FTSE4Good. Hay fondos que ofrecen beneficios hasta de 10% anual, los más desfavorecidos pueden rondar el 2% anual.

Cualquier inversionista puede buscar a las empresas que más se adecuan a sus intereses. La rentabilidad es uno de los grandes incentivos y la sostenibilidad está empezando a serlo también. Sea inversiones de renta fija o variable, estas son algunas de las entidades que han ido incorporando instrumentos para inversiones sostenibles: BNP, Deutsche Bank, M&G Fidelity, Candriam, Degroof Petercam, Robeco Schroder, entre otros.

Lo que no es; pero que debería ser

Las inversiones buscan el retorno más satisfactorio posible a su inversión ¿Por qué es relevante que existan reglas orientadas a la sostenibilidad para hacer dinero? ¿Qué puede ser más importante que mantener en buen estado el lugar en donde vives, asegurarte de que tendrás comida, agua? El dinero es importante; pero las personas también lo son. El mercado no se compone de inversionistas y dinero, el mercado se compone de personas.

Los gobiernos tienen la responsabilidad mayor, porque al anteponer a las personas, tendrán estados más sostenibles y eso significa personas viviendo con más bienestar.

Si se toman en cuenta los criterios de sostenibilidad de la ONU, economía, medioambiente y sociedad, el top 5 2020 de las ciudades más sostenibles son: Londres, Estocolmo, Edimburgo, Singapur y Viena.

¿Cómo se vive en esas ciudades? Los niveles de bienestar son de los mejores del mundo, entonces algo están haciendo bien. Es muy probable que más fácil sea ganar dinero en el modelo depredador y generalizado, como el que se vive en su máxima expresión en países con altos niveles de corrupción.

Ese modelo produce un efecto como el que sucede al inflar un globo, se llena y llega a su máximo esplendor; pero este tiene un nivel de resistencia, si se rebasa, no hay vuelta atrás, la explosión es inminente y lo que una vez fue, con su belleza y su esplendor jamás volverá a ser. Estamos en el tope de los niveles de resistencia que sociedades y el planeta tienen, es obvio lo que hay que hacer y ya se está haciendo.


En este escrito expreso mis ideas y opiniones inspiradas en las inversiones que se están dando en proyectos con un enfoque sostenible, basado en los criterios de la ONU.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close