Written by 6:24 pm reflexiones, semana

¿Cómo sería el mundo si no existieran los virus?

Tras la reciente aparición de la pandemia de Covid-19 es inevitable pensar o hacerse la siguiente pregunta ¿qué sucedería si no existieran los virus o enfermedades? A escala global estos han resultado perjudiciales para la sociedad y sus economías, ¿todo sería igual si estos no existieran?

Desde el principio de la raza humana, las personas han tenido que convivir con un aparente enemigo invisible, que se viene cobrando incontables vidas. Se cree que desde hace varios siglos ha matado más personas que todas las guerras juntas.

En el acontecer actual se han puesto a prueba los protocolos sanitarios de la sociedad moderna debido a la pandemia de coronavirus que ha cambiado por completo cualquier estilo de vida conocido hasta la fecha, generando una situación muy desconocida para la mayoría de las personas que se ven en la obligación de acatar las medidas de prevención.

¿Resulta necesario guardar todas estas previsiones? En este punto algunos expertos han llegado a tener opiniones encontradas; algunos de ellos aseguran que estas medidas de prevención no solo empeoran la economía y afectan psicológicamente a determinados grupos de la población, sino que retrasan lo inevitable, el contagio, tomando en cuenta que hasta no existir una vacuna contra el virus de Covid-19 el ser humano deberá seguir coexistiendo con este “enemigo”.

Por otra parte, algunos investigadores y científicos ven las medidas de prevención como una forma de evitar que la población sana y vulnerable se vea afectada, incluso, algunos más osados afirman que tomar este tipo de medidas permitirán que las generaciones futuras creen conciencia en cuanto a las vías de transmisión de cualquier virus en general, es decir, una nueva cultura de higiene.

Aunque podría resultar muy conveniente eliminar los virus, sabemos que todos en el ecosistema terrestre cumplimos una función y los virus no quedan fuera de esta ecuación ¿sería mortal eliminar a los virus de la faz de la tierra?

¿Por qué nadie querría un virus?

Realmente las razones sobrarían; antes del coronavirus el tema de los virus ya era un escenario relativamente normal; la mayoría de las personas se habían acostumbrado a convivir junto a estos microorganismos. Ya se contaba con la inmunología necesaria para sobrevivir ante un escenario de contagio, aunque los síntomas de estos resultasen incómodos la mayor parte de la población sobreviviría.

Sin embargo, permanece latente el miedo surgido en experiencias pasadas debido a que antes de crearse cualquier elemento inmunizador como las vacunas, cualquiera resultaba propenso a morir padeciendo un virus. Durante el año 1918, la pandemia generada por el virus de la influenza tuvo como resultado la muerte de innumerables personas que no necesariamente se encontraban entre los grupos vulnerables, al menos 100 millones de habitantes.

Además, otro claro ejemplo son las muertes por viruela, una enfermedad viral que durante el período del siglo XX cobró la vida de al menos 300 millones de personas. El número alto de mortalidad en ese entonces se asocia a las pocas medidas higiénicas, el poco avance de la ciencia y el desconocimiento en cuanto al comportamiento de los virus.

“Recientemente, unos pocos investigadores intrépidos comenzaron a investigar a los virus que nos mantienen vivos a nosotros y al planeta, en lugar de matarnos.” Así lo aseguró Tony Goldberg, reconocido epidemiólogo de la Universidad de Winsconsin en los Estados Unidos, a una entrevista a BBC Mundo.

¿Cuál es la cantidad de virus que nos rodea?

Es imposible deducir la cantidad exacta, pero muchos han logrado ser clasificados y organizados. La brecha sobre la cantidad de virus existentes en el mundo se sigue extendiendo a medida que se estudian los ecosistemas.

Expertos en virus y ecología como Marilyn Roossinck, aseguran que el reconocimiento ante este tipo de temas lleva a las personas a crearse prejuicios incluso dentro de la misma comunidad científica, ya que se prefiere estudiar solo los patógenos virulentos.

¿Todos los virus causan repercusiones al ser humano? Aunque padecer algún tipo de virus puede ser sumamente desagradable, no todos estos son dañinos. Curtis Suttle, virólogo, ha dicho que, según las estadísticas, el número de virus que resultan dañinos para el hombre es casi nulo.

“Casi todos los virus que andan por ahí no son patogénicos para las cosas que nos importan”, asegura Suttle a BBC mundo.

Importancia de los virus

Se ha comprobado que los virus cumplen un papel sumamente importante en los ecosistemas, debido a que tienen funciones muy completas, en especial cuando se trata de la regularización de especies.

Además, existen virus que se encargan de mantener sanos a diferentes organismos, tal es el caso de las plantas, insectos, hongos y finalmente el hombre. ¿Sano? Así es, no todos los virus resultan patógenos para nuestra especie, sino más bien tienen como función reforzar el sistema inmune.

Actualmente, pocos son los que conocen el papel fundamental que cumplen los virus en el fortalecimiento de gran parte de la vida en la Tierra.

La pieza faltante en el rompe cabezas

Desde hace varios siglos se han buscado elementos que se encarguen de regular la vida, sorprendentemente se ha descubierto que los virus son grandes depredadores, haciéndole honor al significado de su nombre, que traducido del latín significa devorador.

Infectar a los fagos, bacterias oceánicas, resulta esencial para mantener balanceada la vida de los ecosistemas marinos. Si no existieran los virus, la población bacteriana se elevaría de tal forma que destruiría el balance marino y evitaría que otras bacterias esenciales crecieran. De igual manera sucedería en otros ecosistemas terrestres.

¡Moriríamos todos!

Digamos que alguno de nosotros encontrara la habilidad de eliminar algo del planeta que resulte “perjudicial”, y entre las opciones se eligiera borrar los virus del plano terrestre. Ciertamente el primer día sería asombroso, nadie se contagiaría de influenza o gripe; el segundo día todo podría ir cambiando, los arboles perderían su brillo, infestándose de plagas y el tercer día ¡todo comenzaría a morir! Al cabo de un mes no existiría vida alguna.

 “Todas las cosas esenciales que hacen los virus en el mundo superan por lejos a las malas” Goldberg.

Es inevitable pensar que este papel regularizador de los virus es cumplido sobre nuestra especie, y que siglos y siglos de explotación trae sus repercusiones de algún tipo. La naturaleza misma va tomando su cauce. El hombre debe seguir aprendiendo de las experiencias, sabiendo que todos, incluso los virus son necesarios para mantener el equilibrio de la vida.

¿Aprenderemos a convivir junto a los virus? ¿Aún se trabajará para eliminarlos o se aceptará que estos solo cumplen su función?

 

El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en
https://www.bbc.com/mundo/vert-fut-53108386
https://www.eluniversal.com.mx/mundo/coronavirus-como-seria-el-mundo-si-desaparecieran-los-virus
https://www.plantadoce.com/entorno/la-ucronia-de-2020-segun-el-fmi-como-seria-el-mundo-sin-covid-19.html

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close