Written by educacion, futuro

Uruguay enseña a sus niños Inteligencia Emocional

Con más de 10.000 alumnos, en más de 40 centros educativos públicos y privados en Uruguay, el programa de educación emocional ha sido todo un éxito. El valor que este país le ha dado a inculcar y enseñarles sobre “inteligencia emocional” a sus alumnos, es muy valioso ya que está preparando a sus ciudadanos hacia un futuro de control y éxito personal que los impulsará a desenvolverse mejor en cualquier ámbito que les depare la vida.

La inteligencia emocional es un término que usualmente no es muy conocido, pero específicamente hace referencia a las capacidades y habilidades que poseen los individuos para reconocer sus propias emociones y las de los demás, motivarse a sí mismo, discriminar entre diferentes sentimientos y etiquetarlos apropiadamente, utilizar información emocional para guiar el pensamiento y la conducta personal, y administrar o ajustar las emociones para adaptarse al ambiente o conseguir objetivos.

En pocas palabras, está relacionada a una comunicación positiva con mayor empatía, con cómo conectar con los otros de manera asertiva con una escucha activa, con tener un nivel de autoafirmación y poder decir lo que se piensa de una manera respetuosa. Parte del aprendizaje es reconocer que no hay emociones buenas y malas.

Entonces ¿cómo se sabe cuándo una persona es emocionalmente inteligente?… ésta se puede identificar cuando sea capaz de gestionar satisfactoriamente sus emociones para lograr resultados positivos en sus relaciones con los demás.

La inteligencia emocional desempeña un papel central en el éxito o el fracaso de todo tipo de relaciones humanas, desde las sentimentales y familiares hasta los vínculos laborales.

Para los trabajos del futuro se requieren habilidades de toma de decisiones, de negociación, de superar obstáculos, de manejar crisis y de reinventarse a uno mismo.

Otra pregunta central e importante que al menos Uruguay se hizo fue: ¿Cómo debe preparar un país a sus niños para el futuro? Ellos se dieron cuenta que realmente no basta con enseñarles lengua, matemáticas, ciencias y computación. Existe otra habilidad fundamental para la vida que también debe aprenderse en la escuela: comprender y manejar las emociones.

Todo surgió como iniciativa luego de que varias investigaciones en Uruguay indican que existe un problema de “baja tolerancia a la frustración” y con este programa, se espera que estos índices disminuyan y los alumnos de sepan manejar las situaciones. Al aprender a identificar lo que sienten, si sienten miedo, por ejemplo, antes de hacer una presentación en clase, trabajan pensamientos positivos y ejercicios de respiración para tranquilizarse. O también si se enfrentan a un material que no entienden y se han frustrado, pueden buscar una solución a su problema preguntándole a algún docente, un compañero o buscando otro material.

“Si aprender matemática me genera ansiedad, o tengo miedo a equivocarme porque una vez me equivoqué y un docente me señaló o mis padres se rieron, eso afectará mi aprendizaje”

Ésa es la premisa de una colaboración pionera entre España y América Latina que está impartiendo a miles de niños en Uruguay herramientas de inteligencia emocional.

El proyecto Plan Ceibal integra una iniciativa de colaboración internacional llamada Red Global de Aprendizajes, que pone énfasis no solo en la integración de nuevas tecnologías y herramientas de aprendizaje, sino en cómo los niños aprenden. A partir de allí logran capacitar a sus docentes para poder trabajar en al menos seis competencias fundamentales: pensamiento crítico, comunicación, trabajo colaborativo, creatividad, ciudadanía y carácter; y en el carácter entran las habilidades de inteligencia emocional que tienen que ver con la auto-regulación y la tenacidad del ser.

La idea en esencia de este proyecto es escalar en el futuro la enseñanza emocional a todos los colegios públicos en Uruguay, formando ciudadanos integrales y personas capaces de enfrentar situaciones donde sus emociones y la toma de decisiones se vean involucradas, además de enseñarles a resolver las cosas conversando, a mejorar su autoestima y a relacionarse con empatía.

  • ¿Cómo se enseña la inteligencia emocional?: en este punto se dictan talleres a los docentes para formarlos en esta área y enseñarles diferentes recursos vinculados con las artes. Cada recurso tiene tres etapas que marcan pasos diferentes en el proceso de aprendizaje y se ponen en práctica la conciencia de uno mismo, también llamada autoconciencia, ya que es importante que el niño tenga un conocimiento pleno sobre sí mismo. Entre los temas que se tratan para desarrollar en el niño una mejor percepción sobre su inteligencia emocional se tienen los siguientes:
  • Autorregulación, eliminar sentimientos como la rabia o la frustración en los niños ayudándoles a regular estos estados de nerviosismo o impulsividad para crear en ellos una mayor serenidad.
  • Motivación, porque trabajar este aspecto les ayuda a adquirir tenacidad, ilusión, perseverancia, e incluso, tolerancia a las frustraciones. De esta forma, logran una mayor productividad y eficiencia para su futuro profesional.
  • Empatía, que es fundamental para que los niños puedan comprender lo que sienten las personas que se encuentran a su alrededor. En este sentido, se les ayuda a adquirir la capacidad de reconocer las emociones de los demás, saber escucharlos, ponerse en su lugar y entender cómo se sienten.
  • Habilidades sociales, que están estrechamente ligadas con la empatía, ya que es imprescindible entender las emociones de las personas de alrededor para saber cómo actuar.

Todas esas habilidades son importantes desde la niñez hasta cuando son adultos ya que al menos en el ámbito laboral, las empresas miran cada vez más a través del lente de la inteligencia emocional al momento de contratar, promover y desarrollar a sus empleados. Esto ha visto reflejado en años de estudios donde muestran que mientras más inteligencia emocional tenga una persona, mejor será su desempeño.

De esta manera, Uruguay está cultivando de manera integral a sus ciudadanos de relevo, preparándolos de manera inteligente para su vida personal y profesional, algo que realmente deberían considerar como parte de una educación básica en todos los sistemas educativos del mundo.


El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en
https://www.bbc.com/mundo/noticias-47570355

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close