Written by 11:45 pm finanzas

Capacitación o desempleo

Si las personas no se capacitan en la era de la Industria 4.0, se quedarán sin empleo.

Lo que ha vivido el mundo con la crisis ocasionada por el Covid 19 ha exacerbado el cambio que hacia el mundo digital está dando la sociedad. La necesidad a acelerado los tiempos y muchas empresas que se habían resistido a lo inevitable, sufrirán con mayor rigor los embates de la pandemia y del tiempo posterior a esta. Algo está muy claro hay dos caminos: capacitación o desempleo.

Para mayo de 2020 solo u 15% del trabajo que se hacía en estados Unidos se hacía en línea, eso cambió con la llegada del Covid 19. Ya en mayo de ese mismo año el 50% del trabajo realizado se hacía desde casa. Esta realidad habla sobre como la fuerza de trabajo está migrando por necesidad a la automatización y a la tecnología digital.

La conexión a internet y equipos de computación, se hacen imprescindibles para poder tener acceso al trabajo; pero tenerlos no es suficiente si no se está formado para ello.

Si cada pequeña empresa empieza a capacitar más a sus empleados y lo hace como ha sucedido, en el mismo lapso de tiempo, que, además es corto, ocurre que hay un crecimiento exponencial en la demanda de servicios de capacitación. El cambio está aquí y hace falta dinero y disposición para pagarlo.

Desde la Casa Blanca, habría una propuesta para que el presidente Trump promoviera una inversión de 50 mil millones de dólares para capacitación de los trabajadores. Por su parte, en el Congreso hay consenso para que los desempleados obtengan un crédito de 4 mil dólares para capacitación.

David Autor, un economista laboral del Instituto Tecnológico de Massachussets dice: “deberíamos tener un Plan Marshall para Nosotros”.

No es fácil convencer a los dueños de empresas o altos ejecutivos de estas, para que inviertan en capacitación y cómo eso terminará por hacerlos más competitivos y les permitirá generar un mejor ambiente laboral; pero convencer a los políticos de que creen políticas y dediquen un presupuesto para tal fin, es aún más complicado. La pandemia, está empujando a ambos a ir en esa dirección, porque de otro modo salir de la crisis será más doloroso.

El trabajo en la cuarta revolución industrial

Las empresas necesitan capacitar a sus empleados y estos deben aprovechar esta capacitación para poder conservar el empleo. Empresa que no se adapte desaparecerá sin remedio.

En 2019 ya el Foro Económico Mundial mostraba cifras impactantes. El 29% del trabajo se hace con máquinas; pero para el año 2025 ese porcentaje aumentará a 52% ¿Qué ocurrirá con los empleados que no se capaciten? ¿A cuánto ascenderá el número de empleados? ¿Cuánto tendrá que gastar una empresa para contratar a personal capacitado en esta nueva era?

Es sabido que contratar a un empleado nuevo, suele ser más costoso que capacitar a uno que ya se tiene. Además, hay que considerar que ese empleado conoce el manejo de la empresa y del negocio, lograr eso con uno nuevo tomará un tiempo, que al ritmo que vamos, vale más que oro, vale la vida.

Los empleados capacitados trabajan mejor, se sienten mejor, son más productivos y generan un buen ambiente laboral ¿Por qué no aprovechar esta oportunidad casi obligada para promover y ejecutar un plan de capacitación laboral en la empresa?

Por el lado del empleado quizás es un poco más fácil adelantar un proceso de capacitación en una empresa. En cambio, no resulta tan fácil convencer a los altos ejecutivos de las empresas de que hagan la capacitación necesaria a sus empleados y que de no invertir en ella quedarán rezagados con muy poca probabilidad de seguir en el mercado a mediano y largo plazo.

Las transformaciones provocadas por la Industria 4.0 fueron tema principal en la reunión de 2016 del Foro Económico Mundial en Davos. Presagiaba la pérdida de 7 millones de empleos hasta 2020 ¿Quiénes perderían más?

A partir de 2020, las proyecciones apuntan a que los hombres obtendrían 1 trabajo por cada 3 perdidos, las mujeres, 1 por cada 5. Las mujeres estando en desventaja, pese a que cada vez aumentan su nivel de capacitación.

La pandemia no estaba en los cálculos; pero sin duda el desempleo se disparará aún más y habrá que ser más competitivo, como empresa y como empleado también, eso pasa por una mejor capacitación que permita enfrentar los nuevos retos que ya presenta la crisis.

Los capacitas y luego se van, ¿Temor o excusa?

Pagar para que la competencia tenga empleados más capacitados, con ello se hace más competitiva y saca del mercado a aquella que le formó al personal; pero ¿Por qué se van los empleados de las empresas? Porque no ven progreso, porque la paga no es competitiva, porque no se sienten comprometidos o porque no hay un buen ambiente laboral.

La inversión en capacitación justifica su implementación en un ambiente de alta competencia. Sin ella las probabilidades de fracaso son muy elevadas ¿Quién se quedaría trabajando en una empresa a la que no le ve futuro?

Hay sectores y economías en las que la rotación de personal es muy alta; pero la mayoría de los empresarios y contables, fijan su mirada en otros aspectos del gasto y no en lo costoso que es contratar gente nueva todo el tiempo. La capacitación mantiene motivada a la gente; pero ni ella, ni la motivación son suficientes, si no se dispone de un plan de incentivos acorde con la competencia, un ambiente laboral agradable y una filosofía empresarial que comprometa a los empleados.

Una muy buena noticia es que es un buen momento para recurrir a la capacitación online, esta pandemia ofrece un tiempo valioso que puede usarse para ello. Las plataformas para cursos han mejorado tanto que se pueden tener a una importante cantidad de trabajadores, en distintos puntos geográficos interactuando vía online, como no se había visto antes.

Además, son plataformas muy amigables, cualquiera puede aprender a usarlas muy rápido y como en un salón de clases puede levantar la mano, preguntar, ver al expositor y que le vean y oigan a Ud., no hay tiempo que perder.


En este escrito expreso mis ideas y opiniones inspiradas en el artículo “A medida que los trabajos se mueven en línea, la capacitación de los trabajadores se convierte en una prioridad” de Steve Lohr, publicado el 13 de julio de 2020 por The New York Times. –

As a job move online. Retraining Work en www.nytimes.com/2020/07/13/business

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close