Written by finanzas

Equipos multigeneracionales en el mundo laboral actual

Actualmente las pequeñas y grandes compañías se enfrentan al reto de estar constituidas por equipos multigeneracionales que la sociedad ha caracterizado de acuerdo a ciertos estereotipos. Los diferentes puntos de vista, actitudes, realidades, situaciones vividas y crianza, son factores que dan paso a una diversidad de personal que puede aportar beneficios y sin duda retos a una empresa en el mundo actual.

En los últimos años se ha dado mucho de qué hablar sobre las generaciones activas que conforman el mundo laboral del siglo XXI, y aunque existen muchas discrepancias de acuerdo a los años de inicio de cada generación, porque depende de diferentes coyunturas políticas y el contexto social dependiendo del país, se habla de que, en el mundo empresarial actual pueden convivir al menos cinco generaciones.

Comenzando con los Veteranos, también llamados Tradicionalistas o Generación Silente, nacidos antes del año 1945, son conocidos por su sacrificio, respeto por la autoridad, gran dedicación al trabajo y un conformismo paciente y respetuoso. Seguidamente se encuentra la Generación de los Baby Boomers, nacidos entre 1946 y 1964, y fueron criados bajo mucha formalidad y disciplina, aprecian la estabilidad laboral y familiar, y creen en la meritocracia y en las jerarquías, respetando a las personas de poder (ese respeto implica distancia y formalismo en las relaciones laborales).

Luego se encuentra la Generación X, nacidos entre 1965 y 1980, caracterizados por lograr un equilibrio entre la vida y el trabajo, siguen respetando las jerarquías y también prefieren empleos estables y asalariados como las generaciones anteriores. Mientras que los Millenials, nacidos entre 1981 y 2000, no entienden de jerarquías y se han desarrollado en un mundo globalizado, digital y tienen mente abierta. Son considerados la generación mejor formada, y son increíblemente pragmáticos, esperanzados y determinados.

Por último, la Generación Z es considerada la generación relevo de los Millenials; son nacidos después del año 2000 y pronto se integrarán al mundo laboral actual. Están caracterizados por una mayor autonomía, sobresalen por ser autodidactas, emprendedores y creativos. Son un grupo acostumbrado a la inmediatez y son menos rigurosos en los procesos que los Millenials.

Las diferentes características que definen a las generaciones se han mutado progresivamente de una visión tradicional y metódica en los procesos empresariales, a una visión más directa y productiva.

De acuerdo a investigaciones realizadas por la Universidad Deloitte, la Generación X, proporcionan el 31,2% de los trabajadores actualmente, los Baby Boomers, el 30,6% y los Millennials son responsables de 32% de la fuerza laboral, por lo que estos hombres y mujeres son responsables de cerca de una tercera parte de las plazas de trabajo en los cinco continentes. Por ende, al menos el 6,2% representa parte de la generación de los Veteranos o de la Generación Z.

Habiendo tanta diversidad generacional, que conlleva a visiones, costumbres y paradigmas distintos ¿cuáles son las implicaciones en el mundo empresarial?

Una de las situaciones que se pueden presentar en primera instancia, será la dificultad en las relaciones interpersonales ¿por qué?… las diferentes maneras de ver el mundo, conlleva a discrepancias que se pueden suscitar en el mundo laboral y éste es uno de los primeros retos que surgen cuando se trabaja con equipos multigeneracionales.

Para generaciones más antiguas, trabajar de manera tradicional es una ley, son mucho más distantes, el respeto es uno de sus principios más importantes y las jerarquías es el premio del trabajo, mientras que, en las generaciones más recientes, las personas son más abiertas y directas, requieren menos procesos para realizar las actividades que se necesitan y la productividad a corto plazo es una necesidad. Todas estas cualidades crean un choque generacional de ideas. Sin embargo, se ha observado que ser más empáticos y abiertos a opiniones externas promueve la innovación y una productividad más completa.

Pero no hay que olvidar que el tema de las generaciones es otra etiqueta social más, se podría decir que al igual que la raza o el movimiento LGBT, aunque estas últimas son más radicales y de las cuales se habla más. En el mundo empresarial no se habla con tanto énfasis sobre estas posibles situaciones generacionales, sino que se presentan bajo perfil.

Aunque no ocurre discriminación directa, puede ocurrir que las personas se cohíban de hablar o dar ideas por miedo a no ser escuchados, ser minimizados, ignorados, o que no los tomen en cuenta por las diferencias generacionales. Por ejemplo, uno de los casos es que para un Millenial una idea puede sonar excelente, mientras que para un Veterano no tanto.

En el mundo empresarial y corporativo, las jerarquías creen tener mucho poder y por esa razón la opinión del otro suele importar poco (en algunos casos).

Y es muy común que se asocie la experiencia con sabiduría, pues los Veteranos poseen mayor experiencia laboral que un Millenial, pero esto no implica directamente que ambos no posean sabiduría en áreas en común, por lo que todas las ideas de todas las generaciones son valiosas en el mundo empresarial, todas tienen algo que aportar porque son propuestas con distintos puntos de vista. Aquí el respeto y la empatía son cartas claves que se deben mantener para poder formar un equipo de trabajo multigeneracional fortalecido, donde la innovación sea la meta. Estas razones han dado paso a educar a las personas a dar su opinión, con la finalidad de apostar a la inclusión de ideas y opiniones.

Sin duda trabajar con un equipo multigeneracional suele ser un desafío, pero también representa una ventaja que aporta grandes beneficios al equipo y a la organización. Esta diversidad bien gestionada favorece la creatividad y la resolución de problemas. Las diferentes habilidades y puntos fuertes de cada una de las generaciones presentes en un equipo son una ventaja competitiva. Aprovechando esas habilidades y fortalezas se puede construir un equipo equilibrado y completo.

Esto se ha demostrado ya que los empleados son los principales promotores de ideas, sobre todo, para mejorar los procesos productivos y promover la innovación y mejora de soluciones en las empresas, compañías y organizaciones. El primer paso para que el entorno laboral sea propicio y afín a las actividades y procesos innovadores en la empresa, fomentando un ambiente de confianza en el que se puedan expresar las ideas y creencias sin el temor de ser criticados o censurados. Además, las actividades en las que haya una constante interacción entre el talento humano y la cúpula organizacional son muy valiosas, ya que permiten que existan propuestas para resolver determinadas situaciones escuchando diferentes opiniones, esta acción debe ser vista como una inversión en busca de soluciones innovadoras mas no como una pérdida de tiempo.

Por lo que compartir con otras generaciones, permite ver el mundo con otros ojos, abre puntos de vista distintos y se crea una flexibilidad y tolerancia social. Aprovechando ese potencial de crecimiento personal y para el equipo, todos se beneficiarán, las personas, el equipo y organización.


El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en
https://ideas.ted.com/how-to-work-with-a-multigenerational-team/
Amazon eBook: Anabell Villanueva (2018). Sonríe cuando lleves el café: Herramientas para las nuevas generaciones orientadas a generar impacto. https://www.amazon.com/Sonr%C3%ADe-cuando-lleves-caf%C3%A9-Herramientas-ebook/dp/B07HJBJV7M
Gabriel Díaz Muñoz, David Guambi Espinosa. (2018). La innovación: baluarte fundamental para las organizaciones, INNOVA Research Journal 2018, Vol 3, No. 10.1, 212-229. https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/5994740.pdf
Fuentes revisadas: https://www.dinero.com/edicion-impresa/informe-especial/articulo/la-representacion-de-los-millenials-en-el-mercado-laboral/231866

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close