Written by 10:52 pm libros, librosreview

Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, Stephen R. Covey

Aprendiendo los hábitos correctos se pueden lograr cosas increíbles de manera automática. Un hábito se fija en 66 días y cuando tienes uno, no necesitas pensar en él para actuar.

7HABITOS

Actuar en el no pensar, es lo que le permite al individuo responder a un estímulo o actuar de una forma que se ha aprendido, ese comportamiento sea bueno o dañino se ha afianzado tanto en nuestro cerebro que pareciera que nos hiciera actuar de manera automática.

El cerebro busca la forma de ahorrar recursos, como tiempo, por ejemplo y por esa razón trata de modificar las rutinas en hábitos, así caminamos sin pensar como se hace, comemos, etc. Conociendo esa habilidad del órgano maestro del cuerpo ¿Se puede usar para desarrollar hábitos que permitan ser mejores personas? La respuesta es un rotundo y afortunado sí.

Una buena ayuda siempre es bien recibida

Sobre el tema de los hábitos, Stephen R. Covey, una reconocida autoridad internacional en liderazgo, escribió el libro Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva. En él, da a conocer los hábitos que, desde su perspectiva, servirán para que cualquier persona se convierta en alguien más efectivo y lo hace valiéndose anécdotas. Es un libro muy sencillo, hecho por alguien que se nota conoce la importancia de lo valioso es hacerse entender.

Cada persona podrá adaptar esta obra a su vida personal, amorosa, familiar, empresarial, etc. Cada uno de los hábitos expuestos, servirán para desarrollar un carácter que le permitirá enfrentar cada situación de la mejor manera. No se trata de leer el libro, aprenderse los hábitos y listo. El desarrollo de los hábitos conlleva a un entrenamiento sostenido, en donde la disciplina, la repetición constante y la práctica le otorgarán los beneficios finalmente.

Hablando de hábitos para gente que quiere ser efectiva

El hábito de la proactividad

Cuando alguien se queda sin empleo tiene por lo menos dos maneras de actuar. Una, se queja, maldice, se desespera y le echa la culpa a la economía, al gobierno, al país, y su reacción hace que se nuble tanto su mente, que lo importante a resolver, que es conseguir una nueva forma de obtener ingresos queda desatendida.

Ante una situación, tenemos la libertad de escoger la actitud para enfrentarla, o la vemos de manera positiva, de cambio, de mejora o podemos verla también como si se tratase de una tragedia, sin posibilidad de solución. El proactivo siempre la verá de la mejor manera posible y actuará, no se quedará buscando culpables o quejándose.

Para ello el autor promueve la proactividad, invita a entrenar una y otra vez ante cada situación una reacción positiva para resolver los problemas.

Empezar siempre con un fin en mente.

Ese fin, ese objetivo es necesario. Funciona como un faro, guía a la persona, a la empresa o a la familia, les permite tomar el rumbo adecuado para lograr lo que se busca y si hay un desvío en ese camino, ese faro le ayudará a reorientarse nuevamente y tomar la senda correcta.

Debe ser un camino que desee recorrer, en el que pueda superar cada obstáculo sin dejar a un lado sus valores, que le haga sentir que está vivo. Los fines no deben ir hacia un lugar en donde no sienta que ha valido la pena.

Primero lo primero.

¿Qué es lo primero en su vida ganar dinero o disfrutar de la vida? Cada quien es dueño de tomar su decisión y cada decisión lo llevará por un camino diferente. Si lo primero es disfrutar de la vida, de la familia, de la naturaleza, etc. ¿Podrá hacerlo si no tiene dinero?

Es bueno saber que una cosa es trabajar y tener dinero para disfrutar, y otra es trabajar para tener dinero y acumularlo. Si lo importante es el disfrute, es vivir, entonces hay que buscar la forma de hacer dinero y poder vivir y disfrutar ¿No le parece?

Todo dependerá del fin que cada quien tenga, eso marcará su camino.

Ganar – ganar, ese debe ser el pensamiento.

¿En una relación de marido y mujer, quien debe ganar? ¿En una relación padre hijo, quién debe ganar? ¿En la relación cliente y empresa, quién debe ganar? Cuando se piensa en ganar – ganar, las relaciones mejoran, y lo hacen porque hay equilibrio.

Salvo muy pocas excepciones, ¿Quién va por la vida buscando perder?

La mayoría quiere ganar y cuando se desarrolla un hábito en el que no se busca que la otra parte pierda para que se pueda ganar, todo comienza a fluir de una mejor manera.

Entender primero y ser entendido luego.

Todas las personas desean ser entendidas, aprender a escuchar activamente es fundamental para entender al otro. Si sabe lo que el otro o los otros quieren, entonces Ud., podrá entrar en sintonía con él o con ellos, de esa manera podrá usar las palabras y ejemplos adecuados para que él o ellos también le entiendan a Ud. 

Quizás las ideas que Ud. tiene pueden ser geniales; pero si empieza a desarrollarlas, a invertir dinero en ellas y no se asegura de que quienes podrían comprarlas, no están dispuestos ha hacerlo ¿Qué cree que pasará?

El autor enfatiza en la importancia de entender lo que sucede primero, antes de tratar de hacerse entender. Conocer las necesidades de la otra parte es un hábito clave para lograr los objetivos planteados.

La sinergia.

Las mejoras aparecen y se multiplican cuando los elementos u organismos trabajan de manera coordinada. Entender y practicar a diario, en todo lo que se hace, la coordinación de varias fuerzas traerá como resultado grandes cambios en las cosas que se hacen. No importa lo cotidianas que estas sean.

Afilar la sierra.

El séptimo y último hábito se refiere lo importante que es que a diario nos renovemos. Así como una sierra afilada cortará más que una que no lo esté, una persona que no se enriquezca, formándose, haciendo ejercicio físico y mental, cultivando su espiritualidad será como una sierra oxidada y sin filo, incapaz de cortar eficazmente.

Quien persevera vence

Un estudio realizado por un equipo liderado por Phillipha Lally, del University College, en Londres. Titulado “Cómo se forman los hábitos: moldeando la formación de los hábitos en el mundo real”. Concluyó que se requerían 66 días en promedio para crear un hábito que perdure en el tiempo. La motivación y perseverancia tienen un gran peso en el resultado, igual que el hábito que se busca consolidar.

Los hábitos relacionados con el ejercicio tendían a necesitar más días.

Con este antecedente científico, puede hacerse Ud. una idea de cuánto tiempo necesitará para hacer que cada una de las conductas descritas en el libro Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva comenzarán a formar parte de su comportamiento automático.

Es un libro estupendo, para el individuo, la familia y para quienes quieren convertirse en líderes integrales y efectivos. Según el autor para ser altamente efectivo es necesario que los 7 hábitos formen parte de su programación cerebral. Es hora de comenzar a ser más efectivos, si le parece.


En este escrito expreso mis ideas y opiniones inspiradas en el libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” de Stephen R. Covey

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close