Written by artes

El oscuro pasado del Black Metal noruego

Considerado como uno de los subgéneros musicales más extremos jamás creados, el Black Metal noruego definitivamente no es apto para los oídos delicados. Asimilando el frío y lúgubre paisaje típico de Escandinavia, sus primeros exponentes fueron bandas que infundían su música con profundos sentimientos de aislamiento, odio y misantropía. Si bien sus letras siempre fueron intensamente anticristianas, sus actividades no se contentaban con un simple satanismo lírico: la quema de iglesias católicas y la muerte iba de la mano con el Black Metal noruego. A veces melódico, otras veces estridente, pero siempre cargado de una melancólica agonía, éste es un subgénero musical que expresa como ningún otro el lado oscuro de la existencia humana.

Con sus aullidos blasfemos, estridentes riffs de guitarra y redoblantes de batería a toda marcha, el sonido típico de una banda de Black Metal desafía la tolerancia auditiva de los oídos menos preparados. Paradójicamente, existen fragmentos de sus canciones (inclusive discos enteros) que se sirven de largos pasajes sonoros extremadamente atmosféricos los cuales le transmiten al oyente una sofocante sensación de armoniosa melancolía. Son estos momentos de oscura introspección sonora en los que el sonido del Black Metal se convierte en el fondo musical perfecto para acompañar los desolados paisajes escandinavos.

Es evidente que esta extensión de la lobreguez natural que transmiten los bosques noruegos ha jugado un gran papel en la inspiración sonora y filosófica del Black Metal. Interminables bosques brumosos desprovistos de actividad humana generan el ambiente propicio para que sea canalizado artísticamente por aquellos individuos propensos a una introspección más negativa de la realidad. Es usual que el contenido de sus letras se dedique enteramente a la adoración de dioses paganos de la mitología nórdica, como así también al desdén que les provocan los preceptos observados por la religión cristiana.

En cuanto al sonido, el viejo Black Metal proveniente de Noruega siempre se caracterizó por ser la antítesis de las nítidas producciones musicales que buscan lograr los estudios de grabación de géneros como el Rock, el Pop o el Hip-Hop. Muchas de las bandas pioneras del Black Metal noruego como Burzum o Darkthrone han buscado registrar los sonidos de sus instrumentos musicales con procesos de grabación de la peor calidad posibles. Mediante la utilización de auriculares como micrófonos o grabadoras de 4 pistas en mal estado, el concepto siempre fue que las canciones mantengan un sonido sucio y primitivo.

El Black Metal noruego generalmente encuentra en la adoración de la máxima deidad anticristiana su fuente principal de inspiración lírica. Pero la filosofía de muchos de estos grupos también se inclina por una visión de supremacía racial que excede a la mitología Nórdica o católica. Esto ha generado una nueva categoría dentro de este subgénero llamada National Socialist Black Metal (NSBM). Asimilando ambas posturas, las letras de sus canciones atacan ferozmente a las comunidades judeo-cristianas.

Si bien el grupo británico Venom con su disco “Black Metal” de 1982 le dio tanto el nombre como las bases sonoras a la escena del Black Metal noruego, fueron los pioneros Mayhem quienes realmente crearon a este subgénero musical. Formados en Noruega a mediados de la década de los 80s, sus primeros EP “Pure Fucking Armageddon” (1986) y “Deathcrush” (1987) definieron un nuevo estilo de Heavy Metal cuya expresión se extiende en la música como así también en la imagen y la actitud.

Fue justamente el vocalista sueco Dead (nacido Per Yngve Ohlin), quien ingresó al grupo en 1988, el encargado de proveerle al Black Metal noruego su legendaria estética escénica: el corpse paint. Los rostros comenzaron a cubrirse de maquillaje blanco y negro, el cual les otorgaba a los miembros de la banda una apariencia decididamente siniestra. Además de su obsesión por dormir dentro de ataúdes, Dead solía enterrar su ropa durante días enteros hasta que éstas alcanzaban el grado de putrefacción correcto.

¿Cómo logró Dead su audición como cantante de Mayhem? Probablemente enviarle al bajista Necrobutcher una grabación de su voz junto con el cadáver de un ratón atado a una cruz de madera demostraba su gran compromiso con la macabra atmósfera que promovía el grupo. En escena, el nuevo integrante era adepto a adornar el escenario con partes de animales muertos como así también a realizar profundos cortes en todo su cuerpo, salpicando con sangre tanto al escenario como a su público.

A principios de los años 90, los exponentes más importantes de la escena del Black Metal noruego comenzaron a reunirse en el sótano de la tienda Helvete (infierno). Fue en aquel lugar en donde comenzaron a planificarse los incendios a antiguas iglesias católicas en distintas partes de ese país, algo que rápidamente se transformó en una realidad. Entre todas ellas, el caso más emblemático fue el de la quema total de la iglesia de Fantoft, un tesoro arquitectónico que databa del siglo XII y cuyo autor la justicia estimó que se trató del líder –y único integrante- de la banda Burzum, Varg Vikernes. Sin embargo, no fue debido a su participación en los incendios de numerosas iglesias católicas por las que Vikernes sería finalmente enviado a prisión.

Los incendios perpetrados por miembros de grupos noruegos de Black Metal a las iglesias católicas de su país fueron una especie de reivindicación de sus raíces culturales paganas. Muchos de ellos consideraban (erróneamente) que estas iglesias se construyeron sobre los ancestrales monumentos de la cultura Nórdica y, por lo tanto, era su deber destruirlas. Irónicamente, casi todas ellas poseían elementos arquitectónicos muy utilizados por las religiones paganas y, luego de ser reconstruidas, adquirieron características todavía más afines al cristianismo.

El cantante de la banda Mayhem, Dead, decidió quitarse la vida el 8 de abril de 1991. Luego de cortarse las venas y notar que su deceso se demoraba demasiado, el joven de 22 años de edad terminó el proceso con un disparo de escopeta en pleno rostro. Recordado por sus compañeros como un individuo constantemente deprimido, en su nota suicida podían encontrarse frases como: “Pertenezco a los bosques y esto siempre ha sido así… No soy humano, esto es solamente un sueño y pronto voy a despertar”. Cuando Euronymous, guitarrista de la banda, encontró su cuerpo sin vida, además de guardar partes del cráneo de su amigo, le tomó una fotografía que luego se convertiría en la tapa del disco “The Dawn of the Black Hearts”.

Desde el momento en que Vikernes se unió a Mayhem en 1992, comenzaron los problemas con Euronymous, los cuales terminaron la noche del 10 de agosto del año siguiente cuando éste último recibió de parte de Vikernes 23 puñaladas que acabaron con su vida. En 1994, dentro de su sentencia de 21 años de prisión por asesinato se incluyeron los cargos por su participación en los incendios de cuatro iglesias católicas. Varg Vikernes, alias Count Grishnack, sonrió durante todo el proceso.

Ese mismo año, “Faust” Eithun, el baterista de la legendaria banda de Black Metal noruego, Emperor, recibió una condena de 14 años de prisión por apuñalar a un homosexual en un parque de la localidad de Lillehammer. El film de 2018 Lord of Chaos (adaptado del libro del mismo nombre) es una excelente reproducción de aquellos oscuros años vistos desde la perspectiva de Euronymous.

Luego de estos macabros eventos, la escena del Black Metal noruego pareció comprender que las cosas se estaban saliendo de control y las bandas comenzaron a enfocarse exclusivamente en la música. Ya entrado el nuevo milenio, este subgénero musical comenzó a expandir sus horizontes al buscar una producción sonora de mejor calidad e inclusive incorporando, en muchos casos, el aporte de orquestas sinfónicas en sus grabaciones. Actualmente existen grandes festivales europeos dedicados íntegramente a promover los grupos más populares de Black Metal del momento. Dejando atrás su oscuro pasado plagado de muerte y violencia, tanto la audiencia como los medios de comunicación pueden ahora dedicar su atención a lo que realmente importa: la música.


El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en
Norwegian black metal’s murderous past. (https://www.theguardian.com/)
The murderous story of Mayhem, the band death could not kill. (https://www.loudersound.com/)
How the black metal scene in Norway led to the arson of over 50 churches. (https://dailyhive.com/)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejá tu comentario

Seguir leyendo

Close