Written by 10:57 pm reflexiones

Sensemaking: dando sentido a la sociedad del futuro

El cambio ya está sucediendo, nos guste o no. La pandemia del coronavirus solo acelerará una sociedad que está reinventándose a sí misma y aprovechará esos claroscuros para impulsar aún más una etapa de cambio que venía gestándose recientemente en el tiempo.

Necesitamos, pues, una nueva forma de entendernos a nosotros mismos y a la sociedad que nos rodea. Necesitamos establecer una nueva conexión con la realidad y entender los porqués de la misma. Para ello, contamos con una útil herramienta llamada sensemaking, es decir, dar un nuevo sentido a todo lo que nos rodea.

Evolución y futuro

La evolución, tanto personal, profesional como cultural, de estos últimos años ha puesto en tela de juicio muchos conceptos que considerábamos fuertemente establecidos. Los humanos somos seres resolutivos en todas las etapas de nuestra vida, y ya sea de forma individual o más colectivamente, somos capaces de adaptarnos a situaciones que ni siquiera habíamos imaginado previamente.

El futuro cada vez nos exige más de nosotros. La sobreinformación ya es un hecho, es difícil centrar nuestra atención en un punto en concreto y también es complicado encontrar las causas y razones de por qué todo funciona como funciona. Para ayudarnos en este cometido, podemos poner a las personas en el centro mediante el sensemaking.

El sensemaking no es más que el análisis que hacemos para entender por qué nuestros actos son los que son, por qué decidimos tomar una decisión y no otra, y por qué reaccionamos de la forma que lo hacemos de forma casi inconsciente, como si estuviéramos en un piloto automático que no recordamos haber activado.

Si el concepto de piloto automático te retrotrae a mindfulness, puedes estar en lo cierto, ya que ambos fenómenos expresan la importancia de desactivarlo y pararse un momento a observar y vislumbrar el mundo que nos rodea, sin acongojarse demasiado por el pasado o por el futuro. Las miras están puestas en analizar las situaciones que nos rodean desde una nueva perspectiva personal que no se atenga a una mirada automatizada. Como el mismo nombre indica, consiste en dar sentido a las cosas.

Sensemaking en el mundo profesional

El sensemaking es una herramienta óptima para la resolución de problemas ya que se trata de un concepto diferenciador, al cuestionar la naturaleza de los problemas desde otro punto de vista que no estamos acostumbrados a explorar.

Las empresas y el mundo laboral han evolucionado a un estilo más exigente en cuanto a tiempo se refiere. Antiguamente se hacía más énfasis en los proyectos a largo plazo, pero la sociedad de hoy en día nos obliga a estar constantemente en un proceso de adaptación que se renueva prácticamente cada mes.

Nuevas tecnologías, nuevos mercados, nuevas formas de comunicación y un mundo cada vez más competitivo. Es necesario aplicar nuevas metodologías adaptativas y el sensemaking nos brinda la oportunidad de preguntarnos «cuál», cuál es el propósito del negocio, del producto, del servicio, de este pequeño proceso que estamos realizando.

Si aplicamos la metodología del sensemaking podemos entender de manera más amplia la naturaleza misma de la empresa con un gran enfoque en el momento presente pero también ofreciendo una visión de futuro. De esta manera, podemos ofrecer a cada persona de la organización una misión y un sentido de gran valor respecto a su lugar dentro de la compañía.

Definir la identidad de una compañía, así como el sentido de cada persona dentro del proceso organizativo funciona como una propuesta renovada de valor personal para la consecución de un objetivo común. Por supuesto, la retribución de un trabajador, el respeto a su labor y su capacidad de conciliación familiar deberán seguir primando por encima de todo. Ambos tendrán que ir a la par, ya que ofrecerle una regla de valor específicas y un sentido mejor definido junto a ello, no hará sino ayudar a todos por igual.

Para diseñar una buena imagen de marca mediante el sensemaking, empero, será necesario hacerlo desde una armonía entre lo que soy y lo que hago. La coherencia de este punto es sumamente importante, ya que, si no creemos en lo que hacemos, o si no contamos con los pasos necesarios para alcanzar el éxito según nuestros principios y valores, el barco hará aguas en algún momento.

El objetivo del sensemaking

Como hemos comentado anteriormente, uno de los objetivos principales del sensemaking es comprender lo que está ocurriendo en este preciso momento. Si no sabemos con exactitud cuáles son las causas y consecuencias de lo que estamos haciendo, es extremadamente difícil esbozar un plan de futuro que tenga sentido.

El primer paso sería desactivar el piloto automático para poder analizar aquellas acciones que damos por hecho inconscientemente. Al igual que ocurre con el mindfulness, sería oportuno analizarlas desde un punto de vista menos subjetivo e incluso evadirnos de nuestro propio esquema mental para analizarlo como si de otra persona se tratara.

Según Brenda Dervin, quien inició la investigación teórica del sensemaking en el año 1972 (pero que no se llamó así hasta el año 1983), primero habría que realizar un análisis de conocimiento sobre la naturaleza, posibilidad, alcance y fundamentos de la propuesta. Analizar el qué, el cómo y el cuánto.

En la actualidad, se utiliza en áreas de conocimiento tales como el periodismo, la educación, la comunicación, salud e incluso en áreas gubernamentales. Tiene sentido, porque la experiencia y la observación nos brinda respuestas a preguntas que son difíciles de responder con un esquema mental que parta de nuestras concepciones más arraigadas, aceptándolas con una explicación automática que hemos arrastrado durante años.

En definitiva, el sensemaking puede utilizarse en todos los ámbitos de la vida personal y profesional y consiste en ofrecer un nuevo sentido al porqué de las cosas y al porqué de nuestros actos y de nuestras reacciones. Solo brindando un nuevo enfoque a lo que hacemos, conseguiremos evolucionar y ofrecer nuevas respuestas a los problemas y fenómenos que tenemos en la actualidad, abriendo así una nueva ventana para el futuro.


El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en
https://empresas.blogthinkbig.com/sensemaking-o-como-dar-sentido-al-futuro/
https://mba.americaeconomia.com/articulos/reportajes/sensemaking-lo-que-tu-negocio-necesita-para-definir-su-proposito

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close