Written by 11:33 pm reflexiones

Grit: Triunfar a través de la pasión y la perseverancia

Debido a la gran cantidad de dificultades que debemos afrontar en el mundo actual, hoy más que nunca, necesitamos mantenernos motivados para salir adelante. La psicóloga norteamericana Angela Lee Duckworth continúa investigando las profundas implicancias que, por sobre muchas otras variables, tiene la perseverancia para que podamos alcanzar el éxito. La doctora Duckworth es una convencida de que, trabajando diariamente en desarrollar aquellas actividades que nos apasionan (una idea que ella denomina Grit), podremos concretar todas y cada una de nuestras metas. La puesta en práctica de este concepto podría ser tremendamente importante para ayudar a los alumnos actuales a sobrellevar los numerosos desafíos que la pandemia de coronavirus ha impuesto en sus vidas.

Grit es una palabra de origen inglesa a la que el diccionario Mirriam-Webster describe como: “Firmeza de mente o espíritu: coraje inflexible para enfrentar dificultades o peligro”. Mediante el uso de este término, la psicóloga Angela Lee Duckworth está intentado generar conciencia sobre la gran importancia que tiene la perseverancia y el esfuerzo diario para que podamos conseguir nuestros objetivos. Pero a este concepto le agrega una cuestión que resulta fundamental para aumentar nuestras posibilidades de alcanzar el éxito: la pasión.

De acuerdo a su libro Grit: El poder de la pasión y la perseverancia, las personas que desarrollan una férrea disciplina para cumplir con las metas que se proponen a largo plazo son las que, finalmente, consiguen lograrlo. Hasta este punto, probablemente la joven doctora no haya descubierto nada nuevo, ya que la psicología motivacional tiene varias décadas de existencia. Sin embargo, lo revolucionario de su idea es que el Grit pesa mucho más que el talento, la posición social u otras cualidades que antes se las consideraba como primordiales para que un individuo pueda ser exitoso en la vida.

A los 27 años de edad, la doctora Duckworth abandonó su trabajo como consultora de gestión en McKinsey & Company para dedicarse a enseñarles matemáticas a alumnos de 7mo grado en las escuelas públicas de Nueva York. Al corregir sus exámenes, ella se dio cuenta de que el coeficiente intelectual de aquellos jóvenes no era lo que realmente determinaba su capacidad de aprendizaje. El alumno más inteligente de la clase podría resolver un problema matemático con mayor facilidad que el resto, pero esto no quería decir que aquel joven en el futuro lograría alcanzar sus metas con igual éxito. Un alumno que, a pesar de no poseer naturalmente una facilidad con los números, persiste en su búsqueda diaria por mejorar, estará desarrollando una cualidad que es sumamente crítica para poder desenvolverse mejor en cualquier otro ámbito de la vida.

El talento –ya sea para un deporte, tocar un instrumento musical, etc.- es una condición que poseen muchas personas, pero que no todos aprovechan. La doctora Duckworth asegura que el talento no sirve de nada si no se lo acompaña de una dosis diaria de esfuerzo y perseverancia. Más aún, el talento no siempre va de la mano con la pasión, por lo que existe una gran probabilidad de que, aunque una persona se destaque en alguna actividad en particular, su verdadero potencial se termine desperdiciando.

De acuerdo a la doctora Duckworth, el primer paso para desarrollar Grit es encontrar una actividad que nos apasione en la vida y esforzarnos diariamente en mejorar nuestra habilidad para desarrollarla. En otras palabras, para poder alcanzar el éxito, primero debemos contar con la motivación necesaria que nos empuje a querer ser los mejores en aquello a lo que decidimos dedicar toda nuestra energía. En este sentido, muchas veces los padres y los maestros ejercen una presión innecesaria sobre los alumnos la cual impide descubrir cuáles son las actividades con las que sienten una mayor afinidad interior.

Un buen ejemplo de ello sería aquel alumno que posee una gran facilidad para las matemáticas, por lo que todos a su alrededor buscan que se interese en una carrera que involucre a los números, mientras que internamente su verdadero interés es la música. Aunque el aprender a tocar bien un instrumento puede terminar costándole mucho más, mediante el esfuerzo diario por mejorar y alcanzar a dominarlo conseguirá desarrollar una aptitud de carácter que le será enormemente más valiosa para cualquier otra actividad que realice en su vida. A través de la perseverancia y el esfuerzo diario por dominar el objeto de nuestra pasión (es decir, desarrollar nuestro Grit) podremos llevar adelante una existencia más plena y satisfactoria.

Algunos escépticos aseguran que el concepto de Grit está siendo sobrevalorado ya que existe evidencia que contradice su veracidad empírica. Sin embargo, la Academia Nacional de Ciencias (PNAS) de los EEUU realizó un exhaustivo estudio que revela la razón por la cual muchos creen que los beneficios prácticos de Grit son infundados. El error está en creer que este término involucra simplemente desarrollar la actitud perseverante en un individuo. Tal como lo sugiere la doctora Duckworth, el componente fundamental de Grit es la pasión, sin la cual ninguna actividad poseerá el valor agregado que el interés y la energía que le destine el individuo a ella tendrán efecto alguno.

No caben dudas de que Grit es un concepto que resultaría extremadamente útil en los difíciles momentos que debe atravesar la juventud actual. Los innumerables desafíos que les presenta la pandemia de coronavirus forman un inmejorable escenario en los que sólo mediante una férrea perseverancia podrán superar estos dramáticos momentos. En este sentido, la motivadora doctrina de la doctora Duckworth puede ser el mejor complemento educativo que se les pueda dar a los jóvenes y niños actualmente.

Con el objeto de investigar más a fondo su concepto de Grit, la doctora Duckworth se acercó a distintos ámbitos, tanto educativos como laborales, y comenzó a realizar un seguimiento sobre los participantes. Luego de dirigirse a la Academia Militar de West Point para conocer cuáles serían los cadetes que terminarían el curso y cuáles lo abandonarían, decidió inquirirles a algunas compañías privadas sobre aquellos vendedores que permanecerían empleados. Por último, les entregó un cuestionario a miles de alumnos de una escuela secundaria de bajos recursos de Chicago para, al cabo de un año, determinar cuáles eran los jóvenes que terminaban graduándose.

El resultado obtenido fue que, en todos los casos, aquellos individuos que demostraban poseer una gran determinación eran los que finalmente alcanzaban sus metas, ya sea para finalizar un curso militar, conservar un empleo o graduarse de una escuela secundaria. Por sobre cuestiones como inteligencia social, recursos económicos, tests de logros, apariencia física -entre muchas otras cualidades-, todos aquellos participantes que mantenían una irrestricta perseverancia en cumplir con su objetivo final eran los que terminaban lográndolo.

La doctora Duckworth considera que, sin importar los obstáculos y las caídas, una persona que se compromete a sí misma a mejorar diariamente puede compensar cualquier falta de talento natural. Desarrollar Grit es una tarea permanente que lleva toda una vida, pero la cual resulta fundamental para sobrellevar las inevitables dificultades que se nos presenten en el camino. El primer paso es encontrar una actividad que nos apasione y luego enfocar toda nuestra energía en mejorar diariamente para lograr ser los mejores en ella. Sin dudas se trata de una empresa que demanda un arduo compromiso y trabajo de nuestra parte. Pero, a fin de cuentas, no existe meta alguna que valga la pena alcanzar si no se llegó a ella mediante el sacrificio, la disciplina y la determinación.


El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en
Grit: The power of passion and perseverance. (https://www.ted.com/)
The power of grit to help you succeed. (https://www.michaelpage.com.tr/)
Why grit requires perseverance and passion to positively predict performance. (https://www.pnas.org/content/115/40/9980)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close