Written by 11:13 pm reflexiones

El sonido podría ser la clave para revertir los cambios medioambientales

Las acciones por detener el cambio climático asociado a la actividad humana se han intensificado durante las últimas décadas. Sin embargo, algunas estadísticas e investigaciones comprueban que los métodos de concientización tradicionales podrían no causar el efecto deseado; es por ello que el uso del sonido entra en juego para aumentar el nivel de conciencia en la sociedad.

Al hablar del cambio climático las personas están acostumbradas a observar imágenes impactantes de las acciones humanas contra el medio ambiente, estas producciones usualmente se acompañan con un material auditivo, bandas sonoras que ponen en contexto aquella destrucción.

Hasta el momento, la mayoría de los materiales visuales y audiovisuales manejan dentro de sí el concepto desgarrador de hábitats en deterioro, bosques destruidos, animales desplazados, criaturas muertas a causa de las actividades humanas, entre otros.

Sin embargo, a medida que pasan los años parece que estas estrategias de concientización no están causando el impacto deseado en la sociedad; los países occidentales no han tomado nuevas acciones para frenar las emisiones de los gases del efecto invernadero y hábitos de consumo excesivo.

Así lo demuestran las recientes estadísticas publicadas por la Organización de las Naciones Unidas, que reflejan que los desastres naturales y el cambio climático siguen acentuándose alrededor del mundo.

Un nuevo enfoque

Ante el poco impacto que estas campañas audiovisuales han generado en el mundo occidental, por considerarse un tanto ineficaces o provocadoras de miedo, algunas organizaciones o fundaciones activistas han decidido ir cambiando progresivamente las estrategias de sensibilización.

En el caso de Extinction Rebellion, un movimiento mundial que busca influir sobre los gobiernos y políticas medioambientales, llevan varios años apoyando su enfoque en el trabajo gráfico que realza la belleza de los espacios naturales y sus especies, a esta orientación se le unen múltiples artistas visuales, como Alexandra Daisy Ginsberg.

Esta nueva forma de generar concientización dirigida a la sociedad enfoca la atención al riesgo de perder espacios naturales cargados de belleza, en lugar de mostrar lo que ya se encuentra deteriorado o perdido.

La Dra. Ginsberg, por medio de sus trabajos artísticos, fusiona la relación entre la tecnología y naturaleza como una forma de evocar la sensación de que estos no se encuentran distantes, sino que haciendo buen uso de los recursos se pueden lograr los cambios necesarios en los hábitos del mundo occidental que perjudican al medio ambiente.

Con su trabajo audiovisual, Machine Auguries, expuesto en un formato 24/7 en Somerset House, Ginsberg, logró profundizar de forma creativa el estilo de vida de la sociedad moderna y cómo este puede dañar la belleza del entorno y afectar poblaciones silvestres, específicamente aves.

En esta presentación, la artista implementó el sonido de aves silvestres, como una forma de demostrar cómo la actividad humana ha afectado el hábitat de las aves y sus procesos regulares de reproducción.

Efectos del sonido en presentaciones visuales

La experiencia visual creada en un principio para la capilla de Somerset House, evoca en los espectadores la necesidad de apreciar los sonidos de estas especies de aves; para ello la artista usó lo que se conoce como el “coro del amanecer, donde”, este es el primer canto de los pájaros en la mañana.

En combinación de colores tenues característicos de un amanecer. Esto representa un claro ejemplo de las nuevas modalidades de sensibilización ante el cambio climático provocado por el humano.

Esta muestra no solo impactó a la sociedad por su dinamismo y el sentimiento de pérdida evocado en los participantes, sino que fue un ejemplo claro de la unión de todos los elementos  audiovisuales en perfecta combinación con la tecnología.

Desde luego, estas presentaciones han comenzado a ser replicadas en otras partes, como en la Fact, ubicado en la ciudad de Liverpool, como un eje central de la exhibición “And Say The Animal Responded”, en esta se añadieron nuevas muestras sonoras como el canto de ballenas y sonidos de delfines.

En alusión al riesgo que viven diariamente las especies oceánicas ante los abrumadores efectos de la contaminación acuática. Alexandra Daisy Ginsberg, sin lugar a dudas, ha abierto una forma de exponer los problemas medioambientales, haciendo uso de sonidos como elementos estrellas en la concientización.

El sonido como indicador del cambio climático

Y el sonido no solo es usado para generar conciencia, sino que es un indicador del deterioro medioambiental, recientemente la Unesco elaboró un trabajo donde muestra que el sonido que realiza la fauna silvestre es un elemento sólido en el análisis situacional del medio ambiente.

Por otra parte, también muestra que los altos decibeles de sonidos generados en las urbes pueden afectar significativamente la vida natural circundante,  Garth Paine, profesor de la Universidad Estatal de Arizona, se ha dedicado a estudiar el impacto medioambiental interpretando los sonidos.

“Usamos el sonido para promover la conciencia ambiental y la administración, y proporcionamos herramientas críticas para una consideración más profunda del sonido en las reservas naturales, el diseño urbano e industrial”, así lo señaló el profesor Garth Paine.

Paine ha logrado demostrar, gracias a varios años de grabaciones en distintas especies de aves, que a medida que avanza el cambio ambiental el sonido de las aves ha venido viéndose afectado, a causa de la alta concentración de contaminantes en el aire.

Actualmente, este profesor también atrae la atención de la comunidad protectora del medioambiente, gracias al proyecto EcoSonic, el cual dirige, allí se estudian las propiedades del sonido para identificar las variantes existentes en él, en relación a las condiciones climáticas.

Si los resultados de esta investigación resultan concluyentes, se podrían usar los sonidos que aporta la naturaleza para “predecir los impactos a largo plazo del cambio climático en las propiedades acústicas de los entornos”, Profesor Garth Paine, en un reportaje titulado Escuchar la naturaleza…

Sin lugar a dudas, el sonido puede ser la clave para lograr revertir las acciones humanas que afectan al medio ambiente. Por medio de la aplicación de campañas de sensibilización en todo el mundo, que realmente surtan efecto. Por otro lado, puede ser el instrumento que arroje datos concluyentes de los daños medioambientales provocados a largo plazo.   


El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en
¿PUEDE EL SONIDO HACER QUE NOS PREOCUPEMOS MÁS POR LA NATURALEZA?: http://www.creativereview.co.uk
AND SAY THE ANIMAL RESPONDED?; http://www.fact.co.uk
Escuchar la naturaleza: cómo el sonido puede ayudarnos a comprender el cambio ambiental: theconversation.com
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente: http://www.un.org

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close