Written by 11:20 pm finanzas

Los nuevos clientes de las Fintech.Tarjetas de débito para niños.

El dinero no es cosa de juego y es bueno aprenderlo desde niño. Eso ahorraría muchos problemas en el futuro. Ahora las Fintech ofrecen servicios financieros para ese segmento y vaya cómo lo están haciendo.

Si no lo usas, no lo aprovechas, no lo exploras, otro lo hará por ti. Mientras los consumidores piden a gritos soluciones a problemas determinados y que estarían dispuestos a pagar por ellos, las empresas tradicionales parecieran estar en sus oficinas diseñando, sacando cuentas, sin tomarlos en cuenta.

Una situación que es aprovechada por las Fintech, que sí responden eficazmente a las necesidades. Tal vez porque los creadores de las nuevas startups seguramente han vivido las mismas experiencias y necesidades. Qué mejor forma de comenzar que crear servicios financieros como por ejemplo tarjetas de débito para niños.

¿Niños y finanzas? Las nuevas propuestas de las startups parecen demostrar se ha subestimado el nuevo rol de los niños en el mundo financiero.

Las Fintech están dando vida a un mundo de posibilidades para este importante sector, que no solo es el comprador, ahorrador e inversionista del futuro; sino que, además, es ya un comprador, con poder de compra.

Del cerdito a la tarjeta de débito

Hasta ahora, el sistema financiero tradicional ha orientado pocos esfuerzos hacia el segmento infantil. Aunque las cosas han cambiado mucho en los últimos 30 años, aún sigue impulsándose el uso de alcancías con figuras de animales, como el cerdo, con los que la banca ha pretendido enseñar a los niños los principios del ahorro.

Existen cuentas de ahorro para niños, pero los infantes poco pueden hacer con eso, son cuentas a las que casi no tienen acceso.

Las nuevas realidades dan cuenta de niños que producen dinero, ahora no solo como modelos o artistas, el panorama se ha abierto mucho con internet y el fenómeno de las redes sociales ha traído la posibilidad de que muchos niños se conviertan en influencers y generen dinero desde internet.

Los juegos son otra forma de ingreso que tiene este segmento y ellos quieren manejar sus ingresos. Es obvio que por razones legales y de protección a la infancia, el manejo financiero debe estar supervisado por los padres o tutores; pero eso no significa que no puedan hacer uso de instrumentos financieros como una tarjeta de débito, que aprendan a manejar ahorros, que sepan qué significan los intereses. La educación financiera en la infancia hará que los hombres del futuro hagan un mejor manejo del dinero.

En vez de un cerdito para ahorrar, los niños ahora pueden tener una billetera virtual que manejan a través de su inseparable teléfono móvil, de esta forma pueden llevar el control de todos sus movimientos financieros y las fintech lo están haciendo posible. El niño aprende a hacer un presupuesto de gastos y a saber cómo distribuir el dinero para poder dejar siempre algo para obtener el interés producto del beneficio del su ahorro.

Iniciativas interesantes

Con solo tocar un botón, envíe dinero a sus hijos, en cualquier momento y en cualquier lugar”. Así dice el anuncio de Greenlight, una App de gestión financiera de la empresa Greenlight Financial Technology.

Las tarjetas de débito para niños que son gestionadas por los padres es una tendencia con un importante crecimiento. En el caso de Greenlight, los padres pueden establecer controles sobre lo que pueden comprar sus hijos, además, reciben, en tiempo real, notificaciones sobre los pagos que estos hagan.

Los padres pueden recargar cuando quieran y el monto máximo de la tarjeta es de 1 dólares. La aplicación se puede usar con Apple o Android y las tarjetas son impulsadas por MasterCard.

Los niños quieren hacer depósitos directos y por ello el startup, diseñó una cuenta de ahorros que tiene la particularidad de permitirlo, siempre con la supervisión y autorización de sus padres. En esta cuenta hay un elemento innovador, los padres pueden adquirir un plan en el que el interés que reciban los niños puede ser mucho más atractivo que el regular de la banca. Por ejemplo, en vez de obtener un interés de 1%, el padre paga por el plan para que su hijo obtenga el 12% con la intención de que aprenda lo importante que es el ahorrar.

Los Ventures Capital (capitales de riesgo) están apostando a este tipo de iniciativas porque ven que tienen un potencial enorme.

En Argentina BKR es una Fintech que, a través de una App, atiende también a las necesidades financieras de los niños. Usan dinero virtual y también son cuentas autorizadas y supervisadas por los padres o tutores y son cuentas prepagadas. A la fecha de la redacción de este escrito el 23% de los usuarios de esta App son menores de 18 años. La solución financiera está básicamente orientada al pago de productos de juego o servicios de streaming de manera virtual y puede solicitarse una tarjeta MasterCard Internacional. La cuarentena incrementó su uso en un 20%.

Mozper, es otra fintech que sirve a los niños; pero esta es una fusión mexicana uruguaya que estaría lanzando sus servicios en México a finales del año 2020. Desde la compañía dicen que buscan ayudar a crear una generación de expertos en finanzas. Ellos también ofrecerán una tarjeta de débito que se manejará por medio de una App. Los padres depositarán una mesada y podrán ver el movimiento de las compras de sus hijos o representados, además podrán poner límites para el tipo de compras que estos puedan hacer.

Generación digital

La denominada Generación Z, hace el 70% de sus transacciones digitalmente y mientras la banca tradicional las desatiende, los llamados neobancos las aprovechan. Revolut, N26, Pixpay, Step o Kard, por mencionar de los más conocidos trabajan para satisfacerlos.

Se está hablando de un mercado 2.400 millones de individuos en todo el mundo, según datos de la financiera Bloomberg. El tope de su edad está en los 23 años y eso significa que son nativos digitales, con un uso promedio de medios digitales de unas 6 horas al día. ¿Preferirán ir a un banco físico o a uno digital?

Esta es una generación que ha bajado sus primeros emprendimientos de los 32 a los 24 años.

Los niños de 10 años en adelante tienen la oportunidad de bancarizarse de una manera diferente, ya compran lo que quieren y les permiten sus padres. El problema de hacer los pagos de productos y servicios que solo se pagan a través de internet como juegos, disfraces, armas o ventajas para usar en los videojuegos está resuelto y todos ganan, las empresas Fintech, los niños y los padres ¿Lo cree Ud. así? ¿Cree que los niños deberían manejar dinero y tener tarjeta de débito, así sea con la supervisión de sus padres? ¿Es acaso solo un asunto de comodidad para los padres?

 

 

En este escrito expreso mis ideas y opiniones inspiradas en el artículo Las fintech encuentran nuevos clientes bancarios en los niños”. Publicado en https://www.economiadigital.es/tecnologia-y-tendencias.

Fuentes consultadas: gccviews.com, clarin.com y contxto.com.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close