Written by 8:17 pm finanzas

8 empleos a distancia para el año 2030

Antes de la pandemia del coronavirus, se estaba pronosticando una nueva fuerte crisis económica. Como todas las crisis, cuando estas ocurren, el mundo laboral se tambalea, se destruyen viejos puestos de trabajo y se crean otros.

La educación tradicional en muchas ocasiones no es capaz de anticiparse a cambios tan rápidos en nuestra sociedad, y mucho menos preparar a tiempo a sus estudiantes para los trabajos del mañana.

Entonces, ¿cuáles son los trabajos a los que podremos optar dentro de una década? ¿Cómo podemos prepararnos nosotros mismos para el año 2030? En el siguiente artículo, intentaremos desgranarte 8 empleos que podrían estar a la vuelta de la esquina.

Administrativo virtual

Podemos llamarlo como queramos, pero la administración virtual es ese trabajo coordinativo que se encarga de poner orden en todos los asuntos concernientes a un individual o a la empresa misma: gestión de las reuniones, pagos y cobros, gestión de proyectos, gestión de nóminas, etcétera.

Si algo hemos aprendido en el confinamiento, es que es muy difícil trasladar un entorno laboral de oficina a un teletrabajo donde la mayoría o todos sus empleados trabajen desde casa.

Esta persona se encargaría de administrar todas las tareas para que funcionen en armonía, así como ofrecer un soporte humano al que muchas veces no se le da suficiente importancia. Si los empleados se sienten escuchados y las tareas están bien definidas, la empresa evitará quedarse estancada.

El paradigma del teletrabajo ha llegado para quedarse, y el coordinador virtual podría ser una pieza clave en el futuro, e incluso en este mismo momento.

Coordinador de eventos virtuales

Un coordinador de eventos virtual se encarga de tareas que pueden ser parecidas a las del administrativo virtual, pero se especializa sobre todo en aquellas que involucren la comunicación y las reuniones virtuales.

Plataformas como Zoom, Duo o Skype han resultado ser vitales para las empresas en pleno confinamiento, y tendrán aún más relevancia en el futuro. Tanto es así, que se necesitará a una persona que controle al 100 % esta gestión de eventos, que incluye también una mayor socialización y un contacto más enriquecedor entre los miembros.

Y no solo eso, se estima que muchos de los eventos virtuales seguirán creciendo en el futuro. Pensemos por ejemplo en los llamados e-sports (competiciones de videojuegos online) y los famosos streamers individuales. Estos eventos online requieren de la planificación y gestión de equipos, viajes, alojamiento, conexiones, comunicación por mensajería y uso de redes sociales para la promoción, entre otros.

Ingeniero de sonido virtual

¿Qué ocurre cuando los estadios vuelven a alojar partidos? La sensación en primera instancia es algo desoladora, ya que faltan aquellos cientos de aficionados que en su día llenaban los asientos.

Para acompañar estos partidos y otros eventos, ha surgido la figura de un ingeniero de sonido virtual que cree una sensación atmosférica aplicándolas en las retransmisiones, un empleo del que antes de la pandemia ni siquiera se hablaba.

Asistentes de sistemas de reconocimiento de voz

Hasta hace pocos años, sistemas como Alexa o Cortana nos hacían imaginar una sociedad futurista en la que la automatización hacía acto de presencia en todas partes. Ahora ya es algo que se está incorporando en el día a día.

Para perfeccionar los comandos de voz, se necesitan y se necesitarán personas que sean capaces de explorar su lado más creativo para ponerse en el lado del usuario e imaginar todas las formas de expresar lo que quieren que sus gadgets hagan. Aquí incluimos expertos en inteligencia artificial, programadores, escritores creativos, periodistas y psicólogos.

Profesores de nueva generación

Como comentaba en el inicio del artículo, el sistema educativo tradicional se está quedando obsoleto y para cuando decide dar el salto de modernizarse, a veces es demasiado tarde. Para paliar esto, nace la figura de los profesores de nueva generación.

Estos profesores ofrecerían formación durante un tiempo de estudio determinado y limitado, a todas las edades y en todas las materias disponibles. Adaptando un modelo tradicional a un modelo más versátil y que sea más rápido (que no menos eficiente), se conseguiría mejorar las habilidades de los trabajadores y formarlos de manera más rápida para los vertiginosos cambios del siglo XXI.

Diseñador de interiores

Los diseñadores de interiores en esta década podrían evolucionar hasta ofrecer sus habilidades para diseños específicos de oficinas modernas. Con oficinas modernas se entendería por aquellas que necesitan adaptarse a un mundo post-COVID 19 en la que la reestructuración de la empresa debido al teletrabajo y a las exigencias sanitarias tenga que contar con la ayuda de estos diseñadores.

Incluso sin la amenaza de la pandemia, estos diseñadores ofrecerían sus conocimientos para la creación de oficinas y lugares de trabajo menos estáticos y más flexibles, orientadas a funciones más modernas. Y no hace falta montar toboganes como hace Google con sus oficinas, pero no es una mala idea.

Consultor sanitario

¿Te imaginas qué puede ser? El consultor sanitario contaría con las tareas de informar al público sobre las mejores maneras de realizar las tareas del día a día, evitando riesgos sanitarios innecesarios.

Dicho consultor no se limitaría solo hasta la aplicación efectiva de la vacuna del coronavirus y el fin de la pandemia, sino que continuaría evolucionando sus competencias para incluir otras áreas que mejorarían la higiene de los puestos de trabajo o recomendarían hábitos más saludables a individuos. Todo es posible.

Monitor de gimnasia virtual

Hacer gimnasia desde tu casa es una realidad. Aparatos como los que veíamos en este post son muy nuevos, así que su precio es bastante poco asequible. Sin embargo, algún día se reducirán y puede que no sea tan raro hacer ejercicio con detección de movimientos y posturas específicas.

Aquí podría entrar la labor del monitor de gimnasia virtual. No sería una grabación como tal, sino que se trataría de una clase particular totalmente online. Todas las comodidades, y sin moverte de casa. Disponer de una alternativa a los gimnasios para momentos en los que nos falte tiempo o no podamos acudir por otros motivos es una gran ventaja.

Estos empleos son solo ideas que podrán surgir en el año 2030. El mundo cambia a velocidad de crucero y dentro de dos meses podríamos tener demanda de habilidades que aún ni siquiera imaginamos.


El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en
https://ideas.ted.com/want-to-get-and-stay-employed-through-2030-10-jobs-to-consider/

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close