Written by covid19

Interpretando la pandemia a través de la poesía

Muchas personas eligen la enseñanza como profesión, no sólo debido a su enorme importancia sociocultural, sino por la capacidad que tienen sus alumnos de sorprenderlos. Esto es precisamente lo que le sucedió a la profesora Kim Preshoff cuando les pidió a los jóvenes de su clase que utilicen el método de poesía Blackout para un trabajo de su clase de ciencia. Poco podría haber anticipado esta educadora norteamericana que el trabajo final de sus estudiantes resultaría ser una inspiradora visión poética de sus experiencias personales durante la actual pandemia.

Kim Preshoff es una profesora de ciencias de la Williamsville North High School, una prestigiosa escuela pública que se encuentra en un suburbio urbano de la ciudad de Buffalo, Nueva York. Para celebrar el Día de la Tierra -22 de abril- de este año, la profesora Preshoff decidió pedirles a sus alumnos que realicen un trabajo de poesía. Si bien la maestra esperaba que sus estudiantes se enfoquen en una temática más predecible como la contaminación ambiental o los recursos naturales del planeta, aquellos jóvenes terminaron ofreciéndole una profunda reflexión personal de cómo se transformaron sus vidas durante la pandemia de Covid-19.

Es preciso tener en cuenta que el estado de Nueva York fue uno de los lugares más afectados por el virus una vez que éste llegó a la costa este norteamericana. El irrefrenable ritmo de contagios con el que, en marzo de este año, el coronavirus Covid-19 comenzó a diseminarse en esta región fue lo que motivó a sus autoridades a establecer un cierre total de las actividades para todo el estado neoyorquino. Ya para el mes de abril, todas sus escuelas y aeropuertos se encontraban en un estado de inusual desolación. Tal fue la razón por la que los alumnos de la profesora Preshoff aprovecharon la oportunidad de expresar su conmemoración del Día de la Tierra para exteriorizar su visión de una nueva y extraña realidad.

Un requerimiento para realizar esta tarea escolar fue la de utilizar una técnica de expresión literaria llamada poesía Blackout. Si bien se trata de una manera no convencional de crear poesía que popularizó en tiempos modernos el autor Austin Kleon, ejemplos de ella pueden encontrarse en artistas del siglo XVIII. Básicamente, lo que se busca es crear un mensaje nuevo que se forme al tapar las partes innecesarias de un texto existente, un proceso que ejercita tanto el intelecto como la capacidad creativa del individuo. Al repasar los trabajos que recibió de sus alumnos, la profesora Preshoff se sorprendió y emocionó con la interpretación poética de la realidad que se encontraban viviendo cada uno de sus alumnos.

A pesar del esfuerzo de cualquier biblioteca por mantener sus libros en buen estado, el desgaste y el paso del tiempo eventualmente los vuelven obsoletos. Gracias a la técnica de poesía Blackout, es posible darles un creativo último uso antes de ser descartados. El trabajo final que los estudiantes de la secundaria Williamsville North High School le entregaron a su profesora resultó ser, inesperada y gratamente, una profunda interpretación de cómo perciben cada uno de ellos a la pandemia de Covid-19.

“En esta mañana soleada, agradezco a Dios estar libre al fin… pensé que mi alma también podría elevarse y volar”, fue el texto que dejó sin marcar Annica en su libro y al cual tituló Cuando finalice la cuarentena. No caben dudas de que esta joven se refiere a la sensación de libertad que experimentará una vez que se levanten las restricciones y el aislamiento social generados por la actual pandemia. Es evidente que la poesía Blackout facilita la expresión individual al ofrecer un texto que, luego de ser organizado por una persona, adquiere un nuevo significado.

En su poema Blackout llamado Superando, Julia asegura que “todas éstas serán historias algún día… esto está sucediendo, estoy aquí y estoy observando… tú no eres una historia triste, estás vivo. Te pones de pie y ves las luces; en este momento, somos infinitos”. En un mundo que forzó una nueva forma de vida para millones de personas, esta elección de palabras por parte de esta alumna resulta ser tan estremecedora como generadora de esperanza. Afortunadamente, los jóvenes entienden que la actual pandemia se trata de una circunstancia pasajera y resulta muy positivo que ellos puedan encontrar una manera de expresar sus sentimientos a través de la poesía.

Sin embargo, es natural que los adolescentes también experimenten una sofocante sensación producto de un encierro prolongado. Tal es el mensaje que eligió transmitir Catherine en su poema Kinda Depressing: “Portones bajos, puertas ennegrecidas… las máscaras tomaron nuestros rostros… cortinas cayendo, sólo sentándome dentro mío”. Si algo puede interpretarse en estas frases sueltas es un sentimiento de desesperanza y aislamiento. Y, si bien el mensaje no es de los más optimistas que recibió la profesora Preshoff, seguramente ella se alegró de que esta alumna haya tenido la valentía de trasmitirlo. La poesía no tiene por qué describir exclusivamente las cosas buenas que nos pasan: también es un sano medio de exponer nuestras dudas y temores internos.

A pesar de que resulte ser aparentemente sencilla, la poesía Blackout requiere una gran habilidad para relacionar, de la manera más congruente posible, las palabras de un texto al azar. Como si se tratara de rearmar las piezas de un rompecabezas, el conseguir generar un poema que exprese una idea personal a partir del trabajo literario ajeno es un ejercicio mental que involucra un considerable esfuerzo.

Como una crítica a la tardía respuesta de su gobierno por tomar medidas tempranas y efectivas con relación a la pandemia, Anna decidió darle voz a este reclamo con su poema Blackout titulado COVID. “La peor herida no ha sanado. El cuerpo ha sido fácilmente dañado… fácilmente descartado. Es doloroso mover los muertos, él no puede imaginarlo. Estoy viva, nunca creí que el gobierno se haría cargo de las cosas”. Debido a que la secundaria Williamsville North High School se encuentra en el estado de Nueva York, sus alumnos conocen bien la desidia gubernamental que ocasionó el catastrófico índice de mortalidad ocasionado por la pandemia.

La profesora Persoff fue gratamente sorprendida por la madurez con la que sus alumnos aprovecharon la oportunidad de exteriorizar las emociones que despertaron en ellos la actual pandemia de coronavirus. Las consecuencias de una prolongada cuarentena y el riesgo mortal que corren sus seres queridos fueron expresados a través de un inteligente uso de la poesía. No caben dudas de que el futuro de sus vidas escolares, así como el retorno a una normalidad social, aún resulta ser incierto. Pero, tal como lo plantea Alexis en su poema Hope: “Los hombres malvados dijeron que abandonemos las esperanzas… Sin embargo, la paz regresará”.


El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en
Students poetry offers beautiful and surprising perspective on pandemic. (https://blog.ed.ted.com/)
The History of Blackout Poetry. (https://medium.com/)
How New York City Became The Epicenter Of The Coronavirus Pandemic. (https://www.wbur.org/)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close