Written by africa, mundo

La heroica labor humanitaria de Umra Omar

Detrás de todas las grandes noticias sobre la pandemia de Covid-19 que permanentemente saturan los medios de comunicación, existen historias de vida que vale la pena conocer. Éstas son protagonizadas por personas que deciden abandonar sus zonas de confort y seguridad para ayudar a los más necesitados. Tal es el caso de Umra Omar, una joven mujer afrodescendiente que fundó una ONG la cual, ignorando los peligros y dificultades, les brinda asistencia a los olvidados pobladores de la región costera de Kenia, África.

La labor humanitaria que realiza Umra Omar le ha hecho reflexionar al mundo acerca de la enorme importancia que tiene el comprometerse solidaria y desinteresadamente por nuestros semejantes. El camino que eligió seguir Umra es un resonante testimonio del coraje que posee esta mujer de 37 años, quien dejó atrás una vida de confort para arriesgarla en una de las regiones más inaccesibles, peligrosas y vulnerables del este africano: el condado de Lamu.

Si bien se trata de un hermoso archipiélago que alguna vez supo ser un popular destino turístico, actualmente es considerado como una zona de peligro debido a la constante amenaza del grupo terrorista islámico Al-Shabaab. El tiempo parece haberse detenido en Lamu: por sus calles transitan burros en lugar de automóviles, los cuales cargan sacos con arroz, cocos o pescado seco. A pesar de que al extranjero puede resultar ser un paraje pintoresco, con su arquitectura rústica y sus mujeres que visten coloridos djellabas, la realidad es que Lamu se encuentra en una situación sanitaria desesperante.

Umra Omar nació hace 37 años en Mombasa, Kenia y pasó su infancia en la región de Lamu; luego de estudiar en Inglaterra y ganar una beca para estudiar en la Universidad de Oberlin, Ohio, se embarcó hacia los EEUU. Tras finalizar su formación académica, consiguió trabajo en Washington, con lo cual había conseguido sentar las bases de una carrera que le ofrecía seguridad y estabilidad económica. Sin embargo, existía una cuestión que inquietaba su conciencia. Mientras ella vivía rodeada de las comodidades del mundo occidental, la región que la vio crecer y le otorgó su identidad se encontraba padeciendo desesperantes falencias sanitarias básicas.

En el año 2010, Umra realizó un viaje hacia su Kenia natal y se restableció permanentemente en Lamu. Cuando tuvo conocimiento de un abandonado proyecto local que apuntaba a brindar ayuda médica a las zonas más críticas y olvidadas de la región, decidió poner todos sus esfuerzos por continuarlo. De esa manera nació en 2015 Safari Doctors, una Organización No Gubernamental (ONG) que se dedica a transportar medicamentos y ofrecerles atención sanitaria a las poblaciones rurales que se encuentran en la frontera de Kenia y Somalia.

Lamu es parte de un grupo de comunidades que se encuentran dispersas en las costas del este africano, las cuales son bañadas por las aguas del océano índico. Muchos de estos pequeños y ancestrales asentamientos humanos no cuentan con hospitales cerca o centros de atención que les provean medicinas, por lo que sus habitantes se encuentran a merced de las enfermedades. La misión de Safari Doctors es la de realizar viajes mensuales a aquellas comunidades marginales que se encuentran en las regiones más inaccesibles del noreste africano. Pero, si bien la atención médica de sus pobladores es su principal función, esta ONG también trata las enfermedades de sus animales para evitar la potencial diseminación de otros virus.

Existe una dificultad extra con la que Umra debe lidiar es una región tan culturalmente conservadora como lo es la costa este de áfrica. Debido a la gran influencia del islamismo en estos parajes, sumado a los arquetipos generacionales que siempre han regido a sus poblaciones, éstas poseen una tradición fuertemente patriarcal. Una mujer que viaje por el mundo con el objeto de educarse o que se encuentre al frente de un grupo de asistencia humanitaria es considerado por estas comunidades como un verdadero acto de locura. En este sentido, Umra está logrando generar un importante cambio de percepción con respecto a la capacidad que tiene la población femenina local.

Los centros sanitarios móviles de Safari Doctors provee la única atención médica posible de al menos quince villas aisladas que se encuentran en la peligrosa frontera de Kenia y Somalia. Cerca de mil personas que, de otra manera, no tendrían acceso a cuidados médicos críticos para su salud son atendidos por la ONG que fundó Umra Omar. A pesar de estar embarazada y de tener una hija que la espera en su casa, todos los meses ella se embarca con sus colaboradores para llevarles alivio a los pobladores más olvidados del noreste africano.

Si bien actualmente Safari Doctors cuenta con el apoyo de varias organizaciones humanitarias internacionales, sus comienzos no fueron nada fáciles. Umra debía esforzarse por conseguir unos U$D500 dólares mensuales para poder costear la asistencia de una enfermera, así como para comprar el combustible de su motocicleta. Luego de que, al cabo de un año, sus esfuerzos cobraron notoriedad en los principales medios de comunicación extranjeros, su organización comenzó a recibir la colaboración de otras personas, así como de entidades humanitarias internacionales.

Pero todo este sacrificio terminó rindiendo sus frutos. Gracias al arduo trabajo de Safari Doctors, Umra ha conseguido que los pobladores de Luma y las regiones aledañas que más lo necesitan puedan recibir la atención médica que el gobierno de Kenia no puede brindarles. El reconocimiento mundial al heroico esfuerzo que realiza esta joven mujer africana por asistir a las comunidades más vulnerables de su región natal no tardó en llegar: en el año 2016 integró la lista Top Ten Hero de CNN y, un año más tarde, fue nombrada Kenya Person of the Year por las Naciones Unidas.

Sin embargo, a pesar de que ella agradece estas distinciones, Umra no cree que la labor humanitaria debería ser celebrada como una acción excepcional. Su historia de vida es un ejemplo de sacrificio que, si bien resulta extremadamente difícil de realizar por la mayoría de las personas, no deja de ser realmente inspirador y digno de admiración. Durante su discurso de aceptación del premio CNN Heroes, Umra citó a un proverbio africano que resume su misión por ayudar y acompañar a quienes más lo necesitan: “Si quieres ir rápido, ve sólo… para llegar lejos, debemos ir juntos”.


El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en
Real Life Heroes: On a journey towards quality healthcare. (https://news.un.org/)
Making the journey for Change. (https://www.safaridoctors.org/)
Group braves danger delivering health care to rural Kenya. (https://edition.cnn.com/)
Umra Omar: the CNN hero on why she works in a danger zone. (https://www.forbes.com/)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close