Written by africa, mundo

Las violaciones sexuales en Nigeria aumentan a causa del Covid-19

Los derechos humanos en el continente africano podrían haberse quedado en segundo plano desde el descubrimiento de sus riquezas minerales, dejando vulnerable a sus habitantes. Siendo la población infantil y femenina una de las más afectadas, quienes constantemente se ven envueltos en casos de violencia sexual, tanto en sus hogares como fuera de ellos, según la ONU, Nigeria es el país con mayor índice de violencia sexual.

En el 2016, la doctora Anita Kemi Dasilva-Ibru, quien desarrolló su carrera médica en los Estados Unidos, inició la Fundación Internacional de Mujeres en Riesgo (WARIF), puesto que gran parte de su carrera se dedicó a tratar pacientes que fueron atacadas sexualmente, quienes en su mayoría eran mujeres menores de edad.

En Yaba, una región poblada de Lagos en Nigeria, se encuentra la clínica donde se le brinda atención a todos los casos de violaciones, otorgando a las víctimas ayuda especializada en terapia, tratamientos médicos, asistencia legal y lugares acondicionados para la recuperación.

Las dos realidades de Nigeria

Existe un debate en la población nigeriana sobre la cantidad real de abusos sexuales que se reflejan en cifras oficiales, según los datos suministrados por la ONU en promedio 1 de cada 4 niñas sufren ataques sexuales, lo cual equivale a un 25% de la población femenina, incluyendo la infantil, pero la doctora Anita Kemi Dasilva-Ibru muestra una realidad más cercana a los habitantes.

Según el seguimiento realizado por la doctora Dasilva-Ibru se estima un 47% de abuso sexual, una cifra muy elevada y alarmarte en comparación a la ofrecida por la ONU, tomando la severidad de una epidemia de violaciones en Nigeria.

Sin contar el número de víctimas que deciden no denunciar a su agresor por distintas razones, como el miedo. Con esto la ginecóloga intenta buscar enfocar la atención de los entes mundiales de la salud a la problemática del país africano.

Este no es el único dato recopilado por la doctora Anita Kemi Dasilva-Ibru, en su investigación determinó que la mayoría de las víctimas de abuso sexual tuvieron el ataque en casa, haciendo crítico el nivel de estas violaciones. Sin embargo, lo realmente preocupante para la ginecóloga es que estos ataques sexuales pueden llevar a la muerte a un número considerable de las víctimas.

¿Cómo reaccionan los familiares de las víctimas?

Ante esta situación los familiares de los sobrevivientes y fallecidos muestran su descontento con el gobierno, ya que la mayoría de los casos quedan impunes, dejado libres a los agresores sin consecuencia alguna, con esto se denota la debilidad en la gestión de los derechos humanos en el país.

Personas como Anita Kemi Dasilva-Ibru junto a otras instituciones se han encargado de crear entes de apoyo como la Fundación Internacional Mujeres en Riesgo, logrando atender hechos de esta índole en zonas vulnerables.

Las actividades y el reconocimiento de estas fundaciones permiten que se aplique mayor severidad a los actos de violación en Nigeria, aunque ha generado muy poca escala, sin embargo, se espera que en los próximos años vayan tomando mayor fuerza esta clase de movimientos sociales.

¿Cómo el Covid-19 aumenta la tasa de violaciones en Nigeria?

Recientemente, un estudio realizado por la OMS y la ONU, ha demostrado que el número de violaciones sexuales durante la pandemia se ha incrementado, según algunos datos aportados por los organismos y fundaciones de ayuda, se registran elevados casos de agresión sexual en la mayoría de los casos, los atacantes se encuentran confinados con sus víctimas.

Como medida de protección, la doctora Anita Kemi Dasilva-Ibru se vio obligada a cerrar el centro de atención por la situación pandémica, pero según su testimonio, las llamadas de mujeres víctimas de violación en busca de ayuda aumentó en un 64%.

Respecto a las cifras recibidas antes del confinamiento social, ha causado alarma en el equipo multidisciplinario del centro Internacional Mujeres en Riesgo en Nigeria, debido al aumento de los casos de violación sexual durante la cuarentena.

¿Cómo se reabrieron las clínicas de ayuda para Mujeres? 

A causa del riesgo de contagio tan volátil por el coronavirus, las medidas sanitarias que se necesitaban para reabrir los centros de ayuda eran muchas. Gracias a la recaudación online la Fundación Internacional Mujeres en Riesgo en Nigeria, logró obtener los kits sanitarios para garantizar la bioseguridad y reabrir el centro.

La doctora Anita Dasilva-Ibru mencionó en una entrevista a CNN “el día que volvimos a abrir llegaron mujeres que caminaron distancias inmensas sin importar el cierre total para llegar hasta el centro. Estas mujeres estaban aterrorizadas en sus casas”.

Una de las pacientes llamó al centro de ayuda en reiteradas ocasiones, por temor de contraer VIH, mostrando la importancia de este tipo de centros, no solo en la región de Lagos, sino también en todo el país, para prevenir otras problemáticas a parte de las violaciones.

Este flagelo de violencia sexual se extiende por todo el territorio nigeriano, dejando en evidencia la importancia del centro de ayuda durante el tiempo del confinamiento, aunque esto represente que el personal se sitúe en la primera línea de riesgo en la cadena de contagios.

Cómo se evitan los contagios de Covid-19 en el centro

Anita Dasilva-Ibru es consciente del riesgo que asume al estar en contacto con las víctimas de ataques sexuales, por ello todo el personal médico a su cargo acata las medidas necesarias para evitar el contagio, cambiando sus kits preventivos luego de atender a cada paciente.

Principales perjudicados por el confinamiento en Nigeria

Judy Gitau, coordinadora regional de Igualdad Ahora en África, menciona que las principales afectadas son las niñas en edad escolar, ya que el confinamiento las deja vulnerables a ser abusadas sexualmente, debido a que la mayoría de sus agresores se encuentran en sus casas.

En la mayoría de los casos de violaciones sexuales registrados durante el confinamiento los agresores usan el intercambio de sexo por comida o dinero, como una excusa para perpetrar el delito. Motivado también a la pobreza percibida en la nación, según el índice de desarrollo mundial.

Por tal motivo, Gitau exigió a las autoridades competentes tomar medidas severas en contra de los atacantes, los cuales han aprovechado las medidas de confinamiento para abusar de las mujeres vulnerables.


El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en
She’s on the frontline of a rape epidemic. The pandemic has made her work more dangerous: http://www.edition.cnn.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close