Written by cine

“Twin Peaks”, tres décadas de misterio y magia

“Twin Peaks”, la serie creada por David Lynch, debutó hace 30 años, el 8 de abril de 1990, y desde entonces ha marcado para siempre la historia de la televisión. Aunque en un principio sólo duró dos temporadas, su impacto en la cultura popular y su influencia perduran más allá del tiempo.

¿Recuerdas cuando el contenido televiso era considerado basura? ¿O cuando a la televisión se le decía “la caja boba”? Esos días sin dudas han quedado atrás, y hoy las series de televisión son consideradas una forma de arte, al igual que el cine. Y hasta podría decirse que hoy en la televisión se produce el contenido más popular e innovador de nuestra época.

Sin embargo, esto no siempre fue así. Entonces, ¿cuándo empezaron a cambiar las cosas? Como suele pasar, no hay un solo motivo o un factor determinante. En la década del 90 aparecieron series diferentes, disruptivas, como “Los Simpsons” y “Seinfeld”, pero fue “Twin Peaks” la que elevaría la vara de calidad para los programas dramáticos y de misterio.

Series como “Breaking Bad” o “Stranger Things” quizás no existirían sin la revolucionaria irrupción del programa creado por David Lynch, un cineasta destacado por su mirada innovadora y única. El arte de Lynch tiene una extraña particularidad: es a la vez experimental y popular. El motivo es simple: se trata de un cineasta que manipula y juega con los géneros típicos de la ficción.

Aquí hay algunas otras razones para entender por qué “Twin Peaks” es la serie más importante de la historia de la televisión, un programa que llevó en alto la bandera de la calidad hacia la Época Dorada de las series.

-La “Caja Misteriosa”

Abrams, uno de los creadores de “Lost”, hace ya tiempo acuñó el término “Caja Misteriosa” para explicar la fuerza narrativa impulsora del tipo de series que hace. Pero en verdad el concepto fue aplicado antes por “Twin Peaks”. La idea de la “Caja Misteriosa” es que los humanos no podemos resistirnos a saber qué hay dentro de una caja cerrada con un gran signo de pregunta impreso en uno de los lados. Para Abrams, es más importante sostener ese misterio que revelarlo. La serie de Lynch sin dudas es una pionera televisiva en la implementación de este artilugio narrativo.

-La mezcla de géneros

Antes de “Twin Peaks”, la narrativa utilizada en televisión era más bien repetitiva. Existían las comedias familiares, las telenovelas, los policiales de investigación y poco más. Pero “Twin Peaks” era a la vez todo eso y más: una telenovela trasnochada mezclada con un programa de detectives y elementos de comedia absurda y puro horror. “Buffy la Cazavampiros” hizo algo parecido, pero fue “Twin Peaks” la que realmente rompió ese molde.

– La música

La banda sonora es una parte fundamental para muchas películas. Pero durante largo tiempo nadie le prestó demasiada atención a la música original de un programa de televisión. La hermosa música de Angelo Badalamenti para “Twin Peaks” no se parecía a nada de lo que se escuchaba en la televisión convencional. De esa forma, empujó a otros programas a mejorar sus partituras.

-El misterio del asesinato

Antes de “Twin Peaks”, las investigaciones criminales en la televisión tendían a concluir en uno o dos episodios. Pero el misterio del asesinato de “Twin Peaks” duró la mitad de la serie. La muerte de Laura Palmer inspiró por sí sola las investigaciones de toda la temporada, e influyó a series como “The Killing” o “True Detective”, entre tantas otras.

-Las particularidades de los pueblos pequeños

La idea de un pequeño e idílico pueblo que guarda extraños secretos es ahora un elemento básico de la narración televisiva. Probablemente el ejemplo reciente más popular sea, por supuesto, Hawkins, Indiana, de “Stranger Things”. Pero cuando se busca el origen de los pequeños pueblos en la TV, todos los caminos llevan a Twin Peaks, Washington.

-Subvertir el estilo norteamericano

Gran parte del atractivo de “Twin Peaks” es mostrar el lado oscuro del sueño norteamericano. No era la primera vez que esto se hacía, ni siquiera la primera vez que David Lynch experimentaba con esta temática. Sin embargo, “Twin Peaks”  incorporó la idea de que detrás de cada hogar prístino y de cada pintoresco restaurante se esconde un oscuro secreto que nos traslada a lo profundo del inconsciente.

-El surrealismo en la televisión

El surrealismo típico del cine de Lynch no tiene paragón en el cine actual, mucho menos en la televisión. Hay, eso sí, varias series que han seguido el camino y se han animado a imbuir una buena dosis de surrealismo a sus historia. Vaya como ejemplo la serie “Legion” o “The OA”, ambas disponibles en Netflix.

-El término “precuela”

Hoy en día es normal hablar de precuelas televisivas, es decir series secundarias que transcurren cronológicamente antes que la serie original. Si bien ya existía la idea en el cine, el término “precuela” no se usaba realmente. Fue con “Twin Peaks: Fire Walk With Me”, la película de 1992, que se ha convertido en un concepto que todo el mundo conoce y que ya es una tradición de Hollywood.

Por supuesto, estamos hablando solamente de la serie original y su película, que salió en plena popularidad del programa. Una mención aparte merece la tercera temporada, estrenada en 2017, y que es tan o más buena que la original. Allí Lynch crea un mundo nuevo, que no es precuela ni continuación, sino una ruptura con los estándares narrativos que aún, varios años después, estamos terminando de digerir y entender.


El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en
Twin Peaks, decoded for novices and obsessives alike, en https://www.vox.com
30 Years On, Twin Peaks Proves That It’s Damn Fine to be Weird, en https://flipscreened.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejá tu comentario

Seguir leyendo

Close