Written by america, mundo

La pobreza del ciudadano estadounidense se redujo a cifras récord antes de la pandemia

La pandemia del coronavirus no ha hecho más que ralentizar y dar la vuelta a una tímida recuperación económica de Estados Unidos de las clases menos pudientes, y es que justo antes del confinamiento la pobreza de los ciudadanos estadounidenses se encontraba en mínimos históricos.

La Oficina del Censo informaba de que los ingresos del estadounidense medio eran los más altos registrados y que continuaban aumentando a pesar de haber vivido años convulsos debido a la guerra comercial con China y una política inestable. No obstante, el COVID-19 puede cambiar esta situación de manera muy contundente.

Pobreza en mínimos históricos

No solo en Estados Unidos, también en otros países del mundo, se suele escuchar como los millennials, aquellos nacidos entre el año 1981 y 1991, no han acabado de salir de una recesión para introducirse de lleno en otra. La verdad es que muchos de aquellos jóvenes y no tan jóvenes, han visto como al acabar sus estudios el mercado laboral se presentaba como precario, demasiado competitivo y lleno de temporalidad. Aquellos que veían una luz al final del túnel después de años de inseguridad laboral y que nunca habían podido despegar del todo, se han encontrado con una nueva realidad que va a cambiarlo todo: el coronavirus.

El reto actual proviene de la crisis económica provocada por la parada casi total de la economía en muchas naciones y el cambio en las relaciones de poder entre los países del mundo, sobre todo en las expectativas de crecimiento de China y la guerra comercial con Estados Unidos.

Justo antes del confinamiento, la Oficina del Censo de Estados Unidos reportaba que el porcentaje de ciudadanos estadounidenses viviendo en la pobreza era de 10,5 % en el año 2019, y se había reducido un 1,3 % adicional respecto al año 2018. Son los datos más bajos desde 1959.

El número total de personas trabajando y un aumento reciente del empleo ha proporcionado al a ciudadanía unos ingresos medios que no se ven desde el año 1967. Incluso con el problema de comparar cifras tan lejanas a las actuales, donde no se tiene en cuenta únicamente el cambio del valor del dinero debido a la inflación, sino más factores, las cifras arrojan una realidad: la pobreza estadounidense estaba en mínimos históricos.

El eterno problema de los seguros médicos

Recordemos que en Estados Unidos la cobertura del seguro médico en muchos casos va enlazada a la conservación del empleo, y esto supuso un terrible problema para aquellos que de la noche a la mañana se vieron en paro cuando el coronavirus azotó el país, en cifras que no se veían desde la Gran Depresión del año 1929 y la siguiente década.

A pesar de la reducción en la pobreza y del aumento del empleo en el año 2019, un 8 % de los ciudadanos estadounidenses seguían careciendo de seguro médico.

Otras encuestas observan cómo los estadounidenses sin seguro habían aumentado de un 8,9 % a un 9,2 % en el año 2019. Sea como sea, los millones de ciudadanos sin seguro médico siguen suponiendo un problema muy grave en el país y las continuas batallas entre los demócratas y los republicanos no han conseguido nunca paliarlo del todo, ni siquiera con el famoso Obamacare, con resultados más bien tímidos.

Una gran parte de la clase media seguía sintiéndose ignorada, y es en parte lo que dio fuerzas a la campaña de Donald Trump para hacerse con la presidencia. El descontento canalizado hacia unas élites que no escuchan al ciudadano humilde siempre ha sido el caldo de cultivo de populismos y de medidas más extremas.

Las cifras de la Oficina del Censo también muestran como el número de aquellos que recibían seguro médico por parte de sus empleadores aumentaba ligeramente, mientras que aquellos que lo contrataban de manera individual, se reducía. Medicaid, el programa que cubre a los americanos con menos ingresos, también se redujo ligeramente. Esto podría ser una prueba de que el mercado de trabajo funciona de mejor manera a la hora de cubrir a la ciudadanía con seguros médicos.

Post COVID-19

Los datos de desempleo de Estados Unidos marcaban un 3,5 % de paro antes de la crisis del coronavirus, el más bajo en los últimos 50 años del país. Sumando los datos que hemos comentado previamente, e incluso si los ingresos son los más alto registrados en mucho tiempo, 3 de cada 10 adultos afirmaban que no podrían hacer frente a los pagos de los próximos tres meses en el caso de perder su empleo, según una encuesta de la Reserva Federal.

Si atendemos a algunas minorías, la pobreza también se redujo entre estos sectores de la población, pero siguen siendo mucho más altas en comparación, salvo en el caso de los asiáticos.

  • Blancos. Reducción de pobreza de un 1 % hasta el 9,1 %.
  • Afroamericanos. Reducción de pobreza de un 2 % hasta el 18,8 %.
  • Asiáticos. Reducción de pobreza de un 2,8 % hasta el 7,3 %.
  • Hispanos. Reducción de pobreza de un 1,8 % hasta el 15,7 %.

Aunque las cifras de desempleo se hayan recuperado parcialmente, la diferencia entre aquellos que conservaban un empleo y aquellos que estaban en paro era de 10 millones de personas menos, si comparamos agosto con febrero.

Es más que probable que Donald Trump siga utilizando el argumento de que la economía de Estados Unidos nunca ha sido tan fuerte como en su mandato. Tendremos que esperar a las elecciones de noviembre para ver si conserva la presidencia, después del desastre que supuso el paso del coronavirus por la nación, la cual aún no se sabe a ciencia cierta el efecto que provocará en las encuestas.

La desigualdad en el país seguirá siendo un problema y el 2020 no parece que vaya a mejorar estas estadísticas, todo lo contrario. En pleno confinamiento, hemos visto cómo los que más tienen, más ganan, y cómo los que menos tienen, más pierden. Esto ha sido un hecho en todas las crisis económicas. A pesar de la reducción histórica de la pobreza en Estados Unidos, el cambio climático y el creciente poder económico de China en un mundo COVID-19 pondrán a prueba al país una vez más.


El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en
New York Times. Artículo «U.S. Poverty Hit a Record Low Before the Pandemic Recession»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close