Written by europa, mundo

Oporto, la joya del norte de Portugal

Existen pequeñas joyas en el mundo, lugares que mantienen su encanto histórico intacto y donde pasear por sus calles se asemeja a viajar en el tiempo. Quizás no sean los destinos turísticos más famosos, ni tampoco la primera elección en la que pensamos a la hora de viajar, pero sin duda su magia merece la pena. Uno de estos lugares se llama Oporto.

Una vista al Atlántico

 

Oporto, o Porto, en portugués, es la segunda ciudad más poblada de Portugal después de su capital, Lisboa. Cuenta con alrededor de 300.000 habitantes y se encuentra en la desembocadura del río Duero.

Se trata de una ciudad moderna, a la vez que cuenta con un patrimonio histórico que nos hace sentir dentro de una ciudad medieval que ha evolucionado hasta el siglo XXI. Oporto no ha parado de crecer y desarrollarse desde hace muchos años.

Se dice que el nombre de la ciudad proviene del puerto que los romanos establecieron en una aldea celta, el cual también es el origen del topónimo Portugal. Después de la caída del Imperio romano y la conquista de la ciudad por el rey visigodo Teodorico II, los árabes se hicieron con ella en el año 716. Sin embargo, fue conquistada por el rey Alfonso I de Asturias.

En el año 1096, el rey Alfonso VI de Castilla y León casó a su hija Teresa con Enrique de Borgoña, a los cuales le otorgaron el condado Portucalense, cuya capital sería Oporto. Muy poco después, Portugal se independizaría de Castilla y León, y su propia Reconquista continuaría hasta el sur, conformando el país de Portugal tal y como lo conocemos hoy día.

La ciudad fue parte del imperio español durante 60 años, del 1580 a 1640. La invasión napoleónica también supuso que la ciudad estuviera en manos españolas. El siglo XVIII supuso su época dorada, con sus calles llenándose de edificios de bello corte neoclásico y barroco. Y, durante el siglo XIX, la ciudad se ganó su sobrenombre de ciudad liberal, siendo cuna de poetas, escultores y artistas.

 

¿Qué ver en Oporto?

 

Viajar no es solo ver, es sentir. Es por eso por lo que hemos querido introducir una pequeña historia de la ciudad y del país para poder entender mejor su cultura y su razón de ser. Aunque no tenemos espacio en este artículo para desarrollar su historia de forma completa, sí que podemos entender la importancia que ha tenido Oporto como ciudad que mira al Atlántico, en un punto estratégico entre Galicia, España y la capital portuguesa. Así pues, ¿qué podemos ver en Oporto? ¿Cuál es su legado?

 

Estación de São Bento

 

Muchos turistas, sobre todo españoles, llegan por tierra a Oporto a través de la estación de São Bento. Nada más salir del tren, el turista puede admirar la obra de azulejos que repasan la historia del país, como aquel de la conquista de Ceuta o aquellos que muestran los quehaceres cotidianos del portugués medieval.

La belleza de los 20.000 azulejos del vestíbulo de la estación, ya sean en color o en el característico azul y blanco portugués, es incomparable.

La expansión ferroviaria de principios del siglo XX en Portugal supuso la inauguración de la estación de São Bento en 1916, considerada una de las más bellas de Europa. Fue construida sobre las ruinas del antiguo Convento de São Bento del Ave María, que le daría su nombre. Desde esta estación, el turista puede tomar un tren a Lisboa en apenas 3 horas y media.

 

La Torre de los Clérigos

 

En el bello casco histórico de Oporto, nos encontramos todo un símbolo que podemos ver desde muchas partes de la ciudad, una torre de casi 80 metros de altura que se confirma como la construcción religiosa más alta del país. Aunque 80 metros no parezcan demasiados, construirla a mediados del siglo XVIII no fue precisamente coser y cantar. Fue diseñada por el arquitecto Nicolau Nasoni, con reminiscencias barrocas, al más puro estilo de la época.

 

La Iglesia de los Clérigos

 

La Torre de los Clérigos es parte de la iglesia del mismo nombre, la Iglesia de los Clérigos, también construida por Nicolau Nasoni. Se erigió en uno de los puntos más altos de Oporto, en el llamado Cerro de los Ahorcados, donde se ejecutaban a los condenados a muerte. La iglesia destaca por la escalera de entrada, la fachada rococó adornada con conchas y el retablo de mármol policromado.

 

Casa de la Música

 

La Casa da Música es una sala de conciertos que fue terminada en el año 2005, aunque se proyectó originalmente para el 2001, intentando coincidir con el evento de Oporto 2001, Capital Europea de la Cultura. Fue construida por el arquitecto Rem Koolhaas y su peculiar forma atrae a cientos de miles de turistas cada año.

 

Livraria Lello

 

La librería es un regalo para la vista, ubicada muy cerca de la Torre de los Clérigos. Es considerada una de las más bellas del mundo y famosa porque inspiró a J. K. Rowling para crear la saga de Harry Potter. Por un ticket, puedes entrar a verla y canjearlo para la compra de un libro. Una visita más que recomendable.

 

La Catedral de Oporto

 

Es la sede episcopal de la diócesis de Oporto. Su construcción data de la primera mitad del siglo XII y se prolongó hasta el siglo XIII. Su estilo tiene elementos románicos, góticos y barrocos y desde su ubicación, puede verse toda la ciudad.

 

Jardines del Palacio de Cristal

 

Ubicados muy cerca del centro de la ciudad, se tratan de unos jardines botánicos creados en referencia al Crystal Palace de Londres, por el arquitecto inglés Thomas Dillen Jones allá por el año 1865, y que sustentó la Exposición Internacional de Oporto y otras exposiciones relevantes. No puedes irte de Oporto sin pasear entre su belleza natural.

 

Existen muchos otros lugares emblemáticos de la ciudad portuguesa, como el Puente Don Luis I, el Palacio de la Bolsa, la Iglesia de San Francisco, la Avenida de los Aliados, la Plaza de la Libertad o la Iglesia del Carmen. Sea como sea, Oporto es una de las ciudades europeas más bellas y el turista se llevará un buen recuerdo de sus calles, su historia y su encanto más auténtico.

 

El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en
Oporto, el alma del Duero, artículo de Viajes National Geographic
oporto.net
oporto.es/

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close