Written by reflexiones

¿Sufres de pánico escénico? Conviértalo en un hábito

Estamos expuestos al pánico escénico desde la primaria, cuando tenemos que presentarle a nuestros compañeros una exposición sobre algún tema en específico. Siempre suele invadirnos un miedo inexplicable, que unos saben controlar, más que otros. La neurocientífica Anwesha Banerjee, tiene la siguiente sugerencia: ¿Por qué no acostumbrarse?

Ya sea en el trabajo, en una boda o en un evento escolar, todos necesitamos hablar frente a una audiencia en algún momento de nuestras vidas. Pero la ansiedad particular que nos embarga mirar un mar de caras esperando expectantes a que hable es algo que pocos de nosotros disfrutamos. En respuesta, ensayamos incesantemente para que todo salga bien (aún con el miedo a flor de piel) o decidimos finalmente dejar de hablar en público por completo, para no exponernos a ese sentimiento frecuentemente.

La neurocientífica de la Escuela de Medicina Emory en Atlanta, Georgia, Anwesha Banerjee, cuenta en una charla de TEDxDecatur que es fanática de películas como The Conjuring y The Ring, y dice “Lo que no quiero en absoluto es estar en una película de terror en la vida real. Desafortunadamente, me di cuenta de que estaba en una hace ocho años cuando hice mi primera presentación pública”.

El escrutinio de la audiencia, una sala llena de científicos, no solo era desconcertante, sino que incluso después de salir del escenario, podía sentir las ondas de miedo que la recorrían. O, siendo neurocientífica, dice, tenía “una amígdala hiperactivada”, que es la parte del cerebro que se ocupa de las emociones, incluido el miedo. Desde entonces, se dio cuenta de cómo la neurociencia puede ayudarnos a lidiar mejor con ese terror.

Su experiencia tan vívida la llevó a preguntarse: ¿Qué tiene el miedo escénico que deshace a las personas que de otra manera serían competentes y seguras de sí mismas?

Después de todo, los seres humanos participamos de forma rutinaria y voluntaria en actividades que podrían conducir a la muerte, sobre todo, conducir, sin pensarlo dos veces. Mientras tanto, hay muy pocas posibilidades de que hablar en público pueda matarnos, o incluso dañarnos significativamente, dice Banerjee, “pero cada vez que tenemos que subir al escenario frente a la gente, casi podemos sentir la muerte”.

De esta manera, muchos de nosotros tendemos a hacer una de estas dos cosas: o evitamos hablar en público por completo, o trabajamos para deshacernos de nuestro miedo a hablar en público practicando muy duro, porque a veces las personas se desenvuelven en mundos donde tienen que hablar en público obligatoriamente. Sin embargo, la neurocientífica Banerjee señala la debilidad de estos enfoques. “El problema con ambas estrategias”, explica, “es que van a fallar porque estamos constantemente reforzando el miedo en nuestra cabeza”.

Tal como ella lo ve, nuestra dificultad para hablar frente a un grupo, dice, tiene menos que ver con el miedo a hablar en sí mismo y más con cómo reforzamos constantemente ese miedo. Nos repetimos una y otra vez, y también a otras personas, que hablar en público da miedo y que hay que evitarlo a toda costa. “Cuando nos decimos eso a nosotros mismos repetidamente, involucramos a nuestro cerebro en un proceso llamado refuerzo negativo”, dice Banerjee. “El refuerzo negativo se define como el fortalecimiento de una respuesta conductual al evitar un estímulo negativo. Por supuesto, en este caso, la respuesta de comportamiento que estamos fortaleciendo es nuestra respuesta de miedo, y el estímulo negativo está subiendo al escenario”.

La respuesta, según Banerjee, es aclimatarnos al miedo. “La única forma de frustrar el refuerzo negativo es estar realmente en presencia de los estímulos tanto como podamos”, sugiere Banerjee. “Como dice el famoso refrán, tienes que volver al caballo que te tiró”.

¿Cómo podemos lograr esto? Haciendo del miedo escénico un hábito.

Esto puede sonar extraño, pero tiene mucho que ver con cómo funciona nuestro cerebro. “Cuando nos involucramos en una nueva situación, nuestro cerebro está hiperactivo, tratando de lidiar con ella”, explica Banerjee. “Pero a medida que nos involucramos más y más, el cerebro se vuelve mucho menos activo. El cerebro se habitúa”.

Como dice Banerjee, “Nos subimos al escenario la primera vez, sentimos los síntomas del pánico escénico. Nos subimos al escenario por segunda vez, todavía sentimos los síntomas del pánico escénico. Pero cuando nos subimos al escenario por vigésima vez, sentimos los síntomas del pánico escénico, pero mucho menos. Ahora mi cerebro dice: ‘¡Oye! He visto miedo escénico 19 veces antes, y se está volviendo aburrido’”.

Es por eso que siempre escuchamos relatos de personas que también sufren de pánico escénico diciendo en conferencias frente a cientos de personas, que se puede superar enfrentándose a él. A veces no podemos evitar sentir miedo, pues estamos obligados a sentirlo porque nuestras labores lo requieren.

Banerjee ha convertido la presentación en público en un hábito al unirse a Toastmasters, una organización internacional sin fines de lucro que enseña habilidades de comunicación y liderazgo, y ahora ha hablado frente al público más de 200 veces. Su secreto para desarrollar grandes oradores y líderes es animar a sus miembros a “aprender haciendo”. Esto significa levantarse para hablar, aunque una voz en su cabeza les dice que huyan.

Aunque todavía tiene miedo escénico, y admite sentirlo incluso durante su charla TEDx, su cerebro le presta mucha menos atención y es capaz de prestar más atención a la audiencia y otros aspectos de su discurso. “El riesgo siempre está ahí; es solo que nuestro cerebro se acostumbra al riesgo “.

¿El consejo de Banerjee? Habla a menudo.

Y, lo que es más importante, hable frente a una gran variedad de multitudes. Habla en el trabajo. Habla en tu comunidad. Habla frente a amigos y familiares porque pueden ser brutalmente honestos “.

“Pero no se diga a sí mismo que esto es algo sin lo que puede vivir”, agrega Banerjee. “No se diga a sí mismo que esto es algo que no necesita. No dejes que el miedo te refuerce negativamente”.

Cuando se trata de miedo escénico, no lo superes, acostúmbrate.

 

El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en
https://ideas.ted.com/one-effective-way-to-manage-stage-fright-make-it-a-habit/

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close