Written by ciencia y tecnologia

El enorme cráter de 50 metros de profundidad que apareció en Siberia y que provoca asombro entre los científicos

La madre naturaleza trae consigo increíbles misterios que en pleno siglo XXI sigue generando desconcierto dentro de la comunidad científica; tal es el caso de los cráteres gigantescos que han venido apareciendo en Siberia desde el 2014, siendo uno de más de 50 metros de profundidad el más reciente.

Desde la aparición de la ciencia, esta se ha esmerado por describir lógicamente los distintos fenómenos que se generan en nuestro entorno. Sin embargo, la madre naturaleza diariamente sigue asombrando a los estudiosos e investigadores, que se muestran atónitos ante los constantes descubrimientos de su poderío.

Un hecho que ha generado mucho asombro entre la comunidad científica fue el descubrimiento de un cráter gigantesco de aproximadamente 50 metros de profundidad, el cual se encuentra ubicado en Siberia, Rusia.

Cráteres en Siberia

Aunque, el hallazgo del gigantesco cráter ha generado muchas reacciones, la verdad es que este no es un caso aislado, desde el año 2014 estos impactantes agujeros han venido apareciendo paulatinamente.

Además de generar asombro y mucho temor entre los habitantes de la zona, el incremento de dudas ha venido en aumento desde entonces, ¿Cómo se forman, a qué se deben, son peligrosos, expide alguna clase de material?, ante esto, los científicos buscan la manera de darle explicación a este fenómeno natural.

Hasta el momento la región cuenta con 17 cráteres de este tipo, esto según la prensa local. Además, se piensa que son causados por la acumulación del gas metano debajo de la superficie, usualmente precedida por una capa de hielo.

Ante esto, Vasily Bogoyavlensky, geólogo del Instituto Ruso de Investigación de Petróleo y Gas, aseguró a la televisora Vesti Yamal, de Moscú, que estos cráteres son únicos en el mundo y que además poseen mucha información científica que aún no está lista para ser publicada.

Develando el misterio

De acuerdo con el Instituto de Ciencia y Tecnología de Skolkovo, a estos cráteres se les conoce como hidrolacolitos, que se forman como resultado del derretimiento de la franja de hilo contenida en el suelo de las zonas periglaciares de Siberia.

En este tipo de fenómenos, el permafrost, nombre de la capa de suelo permanentemente en estado de congelación, colapsa al existir algún tipo de debilidad en su estructura; además de una exorbitante presión debajo de él, generalmente causada por acumulaciones de gas. Todos estos factores dan como resultado, estos gigantes cráteres.

Según Bogoyavlensky, las constantes actividades humanas que se desarrollan en el lugar, como la minería y agricultura han sido los responsables del deterioro de la estructura del permafrost, aunado a esto, el cambio climático también se suma a la lista de posibles responsables de estos agujeros.

Una nueva ventana de estudio

Desde hace ya varios años, los científicos del Instituto de Ciencia y Tecnología de Skolkovo han venido estudiando el suelo de Siberia, en busca de conocer los detalles del lugar hace millones de años, tales como: el desarrollo de la vida y el clima.

Gracias a la aparición de estos cráteres, conocer estos detalles resulta cada vez más sencillo, pues al originarse, quedan expuestas varias capas de suelo que aportan nutritivas informaciones a la comunidad científica.

Para la mayoría de los medios de comunicación rusos, estos cráteres brindan la oportunidad de darle una mirada al pasado, presente y futuro de la tundra.

El levantamiento del registro geológico permite definir con precisión en qué período de tiempo el vasto territorio ruso sufrió cambios climáticos y cuáles organismos vivieron ahí; según los expertos, estos cráteres aportan más de 200 mil años de información.

Lo que se ve en el presente

Aunque la aparición de este tipo de fenómenos naturales en Siberia se registra desde el año 2014, algunos expertos como el profesor de la Universidad de Sussex en Inglaterra, Julian Murton, quien además se especializa en la Ciencia del Permafrost, asegura que el proceso de deterioro de esta capa de hielo no es reciente.

A su parecer, los procesos y cambios que debilitan el suelo de la tundra siberiana se originaron a causa del aumento del calentamiento global, pues al analizar las dimensiones del mismo, los años 60s marcan el inicio de lo divisado actualmente.

La deforestación de grandes extensiones de terreno ocasionó que durante las estaciones de verano el suelo se encontrara desprotegido de los rayos UV, ya que la sombra de los árboles actuaba como una barrera térmica.

Ante esto, la transpiración vegetal, que se encargaba de disipar la temperatura del suelo se vio seriamente comprometida. “Esta combinación de menos sombra y transpiración llevó a un calentamiento de la superficie”, aseguró el profesor Murton, a la BBC Mundo.

Un vistazo hacia el futuro

Con el descubrimiento más reciente, los científicos se percataron que a medida que va pasando el tiempo la profundidad de los cráteres parece ir en aumento; el último registro es de 50 metros de hondo, lo que para el investigador Evgeny Chuvilin, “Son las fuerzas colosales de la naturaleza las que crean tales objetos”, aseguró al diario Siberian Times.

Aunque estos agujeros aportan datos científicos realmente importantes de hace más de 200 mil años, la realidad es que también muestran cómo el calentamiento global afecta el delicado ecosistema de Siberia, viéndose reflejado en el suelo.

 ¿Es posible que estos fenómenos muestren el destino de los territorios más próximos al polo norte?¿Cuáles serán las consecuencias que estos generarán?¿Representan un riesgo para la vida humana?, ante estos cuestionamientos la única solución aparente es invertir en planes que trabajen en la disminución de las actividades humanas nocivas para el planeta.

Mientras tanto, el futuro cercano solo prevé que las dimensiones de los cráteres vayan en aumento a medida que la deforestación avanza y la temperatura terrestre aumenta, tomado como referencia el ejemplo de “la puerta del infierno”, es el nombre que le dan los pobladores a uno de los cráteres más extensos del área.

Quien hasta el momento registra un kilómetro de ancho y 85 metros de profundidad, proporciones que se van ampliando a medida que el permafrost sigue derritiéndose en Siberia.


El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en
“Una puerta al infierno”: el gigantesco cráter de Siberia que sigue creciendo y revela cómo era la Tierra hace 200.000 años: http://www.bbc.com
El gigantesco cráter de 50 metros de profundidad que apareció en Siberia y causa asombro entre los científicos http://www.bbc.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close