Written by ciencia y tecnologia

Inteligencia Artificial: el jaque mate a la pedofilia

La inteligencia artificial tiene múltiples utilidades, pero una de las que se están explorando más recientemente podría significar un futuro mucho más digno para una gran porción de la humanidad. La AI podría promover un cambio significativo en la lucha contra la pornografía infantil y la pedofilia.

El trabajo de los padres se complica cuando, además de tener que proteger a sus hijos de los peligros que acechan fuera del hogar, tienen que cuidarlos de los riesgos que reinan dentro. De acuerdo con la UNICEF, es posible estimar la cantidad de niños con acceso a internet a nivel mundial si tomamos en cuenta la siguiente proporción: de cada tres niños, uno tiene acceso a internet, y de cada tres usuarios de internet, uno tiene menos de 18 años.

UNICEF también informa que el dispositivo más usado por los niños son los celulares, y que una de las actividades que más realizan online es la de participar socialmente y expresar sus opiniones, así como conectar con amigos. Además, los pequeños que interactúan activamente en el mundo digital demuestran mayores habilidades para administrar su privacidad. Sin embargo, los depredadores no van a por estos niños, sino que escanean la red en busca de aquellos más vulnerables.

El grooming digital es un peligro que, sin que los padres lo sepan, puede estar merodeando a sus hijos. Innocent Lives Foundation explica que el grooming es más visible cuando ocurre en el mundo físico puesto que los depredadores no pueden esconder su apariencia y las personas adultas pueden verlos durante el proceso de acercamiento con el niño; sin embargo, cuando ocurre de forma digital, el proceso pasa prácticamente desapercibido.

Lo que, es más, el grooming digital toma tiempo y es un ejercicio de paciencia para los depredadores. A través de distintas plataformas de interacción, como los portales de juegos online, las redes sociales, y otros, el depredador puede acercarse de forma poco amenazante al niño y tratar de forjar una relación de confianza con él. Pueden mentir fácilmente sobre su edad y esconder su verdadera identidad, así como aparentar ser otro menor de edad haciendo uso de imágenes ajenas y creando perfiles falsos para alimentar más la fantasía con la que tratan de envolver al niño.

El grooming digital puede llevar al abuso sexual digital o al encuentro real en el mundo físico. La primera, puede involucrar el envío de fotos de carácter sexual, la participación en actividades de índole sexual a través de una webcam o el dispositivo digital, y el intercambio de conversaciones de naturaleza sexual. El encuentro en el mundo real puede, inevitablemente, derivar en consecuencias graves. Es por ello que algunos países están invirtiendo grandes cantidades en nuevas tecnologías que permitan, a futuro, proteger los derechos de los niños.

Blue Line publicó un artículo el presente año donde informa que Quebec ha decidido incrementar el presupuesto destinado a la lucha contra la pornografía infantil y el abuso contra el menor. Ya en 2019, el gobierno de Quebec puso en marcha un comité encargado de construir un reporte completo sobre las formas en las que los depredadores captan menores de edad y los publicitan.

Las autoridades alemanas, de acuerdo con Made for Minds, han encontrado un gran aliado en la AI para desenmarañar la red de pedofilia en internet. Una de las formas en las que la inteligencia artificial está impulsando la eficiencia de los organismos dedicados a la protección del menor es rompiendo los encriptados usados por los pedófilos para resguardar e intercambiar contenido.

Por otro lado, la AI puede hacer el trabajo que el ser humano, debido a sus limitaciones, no puede. Mientras que, en promedio, un analista solo puede procesar cerca de 500 fotos en una hora, Paul Laurier, presidente de la compañía de ciberseguridad Vigiteck, asevera que los sistemas inteligentes pueden reducir en 1000 horas la inversión de tiempo que se realiza en una investigación.

Hay que tomar en cuenta, también, la enorme inversión emocional de quienes analizan estos contenidos. Es desgastante para las personas en múltiples niveles ya que existe una moral, empatía y conexión personal de por medio; muchos agentes tienen familias, por ejemplo, y les es difícil no involucrarse emocionalmente con su trabajo. Esto interviene en su desempeño puesto que es difícil para ellos procesar de forma sostenida el material que encuentran.

Xinhuanet corrobora que uno de los retos más grandes que enfrentan quienes intentan, a diario, detener las redes de pornografía infantil es la cantidad de información que deben procesar. El Ministro del Interior de Rhine-Westphalia del Norte, Herbert Reul, confirmó que los agentes no pueden encargarse de tanta data. A mediados de junio de 2019, el estado federal de Alemania tenía pendientes unos 1900 casos de abuso infantil, pero solo el 12% había sido evaluado.

El avance de las tecnologías de la comunicación y una prácticamente inexistente legislación en la web ha hecho posible que los casos de pornografía infantil y abuso a menores se agraven. Centre for Public Impact publicó un artículo donde daba a conocer las cifras de casos reportados por supuesto abuso infantil en la modalidad online: un total de 18.4 millones de casos, superando por 6000 mil veces más al número de casos reportados en 1998. 

Sí, la tecnología ha facilitado la creación de un ambiente medianamente seguro para los abusadores de menores de edad, donde pueden intercambiar o vender contenido y crear una comunidad en el anonimato. Sin embargo, la inteligencia artificial está a punto de romper esa burbuja. Ya existen herramientas como Griffeye, que es capaz de analizar material audiovisual y determinar la edad de las personas que aparecen en él, así como establecer si hay desnudez y si el material es de contenido explícito en base a los movimientos de los cuerpos.

Por otro lado, también se ha creado ya una herramienta exclusivamente para proteger a los menores de edad. Se trata de Childsafe.ai, que analiza conversaciones online para determinar potenciales riesgos en internet. La legislación que permita su adopción todavía está en desarrollo, pero esta y más plataformas destinadas a romper con la impunidad de quienes trafican con el bienestar de los niños están ganando terreno.

ITUNews también comunica la creación de softwares de base de datos cuya inteligencia artificial les permite almacenar grandes porciones de data y convertirlas en información. Joelle Casteix, miembro de The Zero Abuse Project, trabaja en el desarrollo del Proyecto G, que nació primero como una simple base de datos para facilitar a las instituciones el reconocer a empleados con conductas peligrosas; sin embargo, gracia sa la AI, esta herramienta podría identificar comportamientos predatorios de los trabajadores en la red y exponer, también, a quienes los encubren.

Según Medium, Google, Microsoft Germany y otras organizaciones, algunas sin fines de lucro, están removiendo imágenes que consideran inapropiadas. La lucha contra la pornografía infantil está por convertirse en una guerra mundial gracias a la inteligencia artificial y la efectividad de las herramientas que pondrá a disposición de la sociedad.


El texto anterior expresa mis ideas y opiniones inspiradas en
Growing Up in a Connected World: Understanding Children’s Risks and Opportunities in a Digital Age en https://www.unicef-irc.org/
Everything You Need to Know About Online Grooming en https://www.innocentlivesfoundation.org/
News Artificial intelligence needed to fight child prostitution, Quebec committee told en https://www.blueline.ca/
German authorities turn to AI to combat child pornography online en https://www.dw.com/en/top-stories/s-9097
German cybercrime experts using AI to combat child pornography en http://www.xinhuanet.com/english/index.htm
How AI is helping stop abuse and exploitation of children (VIDEO) en https://news.itu.int/
Child Porn Detection by AI: The chase is on with technology on the internet | by Dr. Patricia Farrell | Data Driven Investor en https://medium.com/
Can AI help save our children from online sexual abuse? en https://www.centreforpublicimpact.org/

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close