Written by educacion

Mejorando la educación a través de la música

Un colegio primario de la ciudad de Bradford, Inglaterra, ha conseguido mejorar las calificaciones de sus alumnos gracias a la inclusión de más horas de música en su currículum escolar. Si bien esta decisión por parte de las autoridades educativas de este colegio fue un gran riesgo, finalmente terminó por beneficiar a padres y estudiantes al producir notables cambios en el rendimiento de todas sus materias. Gracias a este nuevo enfoque pedagógico, los alumnos del colegio primario Feversham de Bradford han alcanzado superar los bajos niveles de aprendizaje que, años atrás, supieron caracterizar a este establecimiento educativo del norte de Inglaterra.

 

Está científicamente comprobado que aquellos estudiantes que aprenden a tocar un instrumento musical poseen una mejor capacidad de aprendizaje. Un estudio publicado en 2019 en el Journal of Educational Psychology determinó que estos alumnos obtienen mejores notas en materias como Ciencias, Matemáticas y Lengua. 110 mil alumnos canadienses participaron de este estudio –el más grande realizado de este tipo hasta el momento-, en el que se pudo constatar los importantes beneficios de fomentar una mayor inclusión de la música en las actividades escolares. Aún más significativo fue el hecho de que esta mejora de rendimiento académico no se encuentra influida en absoluto por cuestiones como género sexual, raza o estatus socioeconómico.

 

Esto último ha sido determinante en el caso del colegio primario Feversham, una institución educativa que se encuentra en Bradford, una ciudad del condado británico West Yorkshire. El barrio que rodea a esta escuela está compuesto principalmente por familias de inmigrantes y refugiados provenientes de Pakistán, Bangladesh y la India, una cuestión que dista mucho de la homogeneidad o el privilegio de las zonas más pudientes del Reino Unido. En el pasado, Feversham fue una institución que se caracterizaba por poseer niveles críticos en cuanto a la capacidad académica de sus alumnos, siendo evaluada con los puntajes más bajos por Ofsted, el organismo que controla e inspecciona el rendimiento escolar en toda Inglaterra. Afortunadamente, esos números se revirtieron en la actualidad y no gracias a tareas extras o una mayor cantidad de horas de clase.

 

La clave para que los jóvenes estudiantes del colegio primario Feversham hayan podido equiparar su nivel académico con el del resto de sus pares británicos fue una mayor participación de la música en sus actividades escolares. Estos alumnos pasan hasta seis horas semanales aprendiendo o perfeccionando sus habilidades con algún instrumento, desarrollando de esta manera tanto su capacidad de concentración como sus cualidades sociales.

 

La primaria Feversham adoptó el sistema de enseñanza Kodály –llamado así en honor a su creador, el compositor y educador húngaro Zoltan Kodály-, un método de aprendizaje musical que se basa en la interacción, la colaboración y la kinestésia. La manera en que estas tres aptitudes pueden llegar a mejorar el rendimiento de un alumno en otras materias tiene una explicación científica y social. Peter Gouzouasis es un profesor de educación musical de la universidad canadiense de British Columbia, quien ha pasado los últimos veinte años de su carrera estudiando los efectos de la música en relación al rendimiento educativo. Su teoría es que los cambios en la estructura y función de la corteza auditiva (Heschl`s Gyrus) generan beneficios cognitivos en el individuo.

 

En cuanto al aspecto social, es preciso entender que los alumnos de la primaria Feversham cuentan con varias desventajas con respecto a otros estudiantes del Reino Unido. Muchos de ellos apenas saben pronunciar una palabra en inglés cuando ingresan a este colegio, aprendiendo a hablarlo sólo como un idioma complementario al de sus países de origen. Fuera del colegio, abundan las tensiones raciales en una zona a la que universalmente se la considera marginal e inclusive hasta peligrosa. A pesar de que siempre existió un problema de integración juvenil dentro de este establecimiento educativo, sus autoridades (en especial su director, Naveed Idrees) puso sus esperanzas en que este innovador programa de pedagogía musical pudiera generar los cambios necesarios. Y no estuvo equivocado.

 

La música como herramienta escolar excede su función como mejorador del rendimiento académico de los alumnos. La organización educativa del Reino Unido, QCA (Qualifications and Curriculum Authority), determinó en el año 2002 que la música es una materia que mejora la actitud de los estudiantes, incrementa su concentración, desarrolla el trabajo en equipo y genera respeto por el ambiente escolar.

 

Años atrás, el nivel de aprendizaje del colegio primario Feversham estaba muy por debajo de los estándares con los que Ofsted evalúa a los establecimientos educativos del Reino Unido. En el año 2011, sus estudiantes se hallaban 3.2 puntos por debajo de la media nacional en Lenguas, mientras que en Matemáticas demostraban encontrarse 2.4 puntos por detrás del resto. Sus profesores no estaban lo suficientemente motivados para ofrecer una enseñanza de calidad, una cuestión que ocasionaba que los alumnos no sacasen provecho de su aprendizaje y sus padres se mostraran descontentos con la escuela. Esta situación generaba una cadena de acontecimientos que colocaban a la primaria Feversham en una situación crítica en cuanto al rendimiento de sus estudiantes.

 

Afortunadamente, gracias a la inclusión de mayores horas de música dentro de las actividades semanales, tanto los alumnos como los maestros de esta escuela marginal del norte de Inglaterra han podido revertir esa situación. En abril del año 2019, la consultora educativa Ofsted realizó una inspección completa relacionada a diferentes áreas pedagógicas dentro de la primaria Feversham, las cuales incluían:

 

  • Calidad de enseñanza, aprendizaje y evaluación.
  • Desarrollo personal, conducta y bienestar.
  • Rendimiento estudiantil.
  • Efectividad de liderazgo y mantenimiento del orden.

Tras varios años de haber sufrido cortes de presupuesto, ausencia matricular de alumnos y puntuaciones bajas por parte de este organismo de control educativo, finalmente la escuela primaria Feversham recibió la calificación de “Sobresaliente” en todas estas áreas por parte de Ofsted. Teniendo en cuenta las dificultades que se producen por las diferencias étnicas, de recursos y lingüísticas que posee la zona marginal en donde se sitúa este colegio, resulta verdaderamente sorprendente el progreso que han conseguido sus estudiantes a través de los años. Gracias a la implementación del método de enseñanza musical Kodály por parte de las autoridades de Feversham, sus alumnos ahora disfrutan más de la experiencia educativa, una cuestión que ha repercutido favorablemente en su rendimiento académico.

 

 

Referencias:

How a school in Bradford is beating the odds with music. (https://www.bbc.com/)
Students Who Take Music Classes Also Do Better Academically, Study Finds. (https://www.discoverymagazine.com/)
How can music enhance your school? (https://educationbusinessuk.net/)
Ofsted: Feversham Primary Academy report. (https://reports.ofsted.gov.uk/provider/21/138867/)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close