Written by reflexiones

Por qué tu jefe es un incompetente

Sí, los jefes no siempre son los mejores preparados ni los más capacitados para tomar las riendas de una empresa, de un país o de un proyecto en particular. Por supuesto, no queremos generalizar y el título del artículo no es más que una forma desenfadada de exponer un debate que es realmente interesante.

Sin más dilación, vamos a hablar de varios fenómenos que provocan o configuran el hecho de que haya tantos jefes hombres incapaces de hacer frente a sus responsabilidades, a expensas de aquellos que están a su cargo.

Limitada representación de las mujeres

Comencemos con la primera de las cuestiones: la limitada representación de la mujer en la política. Aunque en los últimos años, la proporción de mujeres parlamentarias ha aumentado, únicamente un 24,3 % de ellas ocupan escaños. A fecha de junio de 2019, 11 mujeres eran jefas de estado y 12 jefas de gobierno.

El dato sorpresa lo proporciona Ruanda, el país con el mayor número de mujeres parlamentarias, conformando un 61,3 % de la cámara baja. Cuba no se queda atrás, con un 53,2 %, y Bolivia con el 53,1 %.

En el resto, si combinamos todas las cámaras, el porcentaje más alto con datos de febrero de 2019 lo registran los países nórdicos con un 42,5 %, seguido de América con un 30,6 %, y Europa (excluidos los países nórdicos) con un 27,2 %. Le sigue el África subsahariana con un 23,9 %, Asia con un 19,8 %, los países árabes con un 19 % y los países del Pacífico con un 16,3 %.

¿Por qué es preciso nombrar todo esto? Pues bien, según Tomas Chamorro-Premuzic, autor de ¿Por qué tantos hombres incompetentes se convierten en líderes? (y cómo evitarlo), la clave está en confundir confianza con competencia. Es decir, el carisma y la iniciativa de muchos hombres pueden malinterpretarse como una señal de su preparación para ser líderes, cuando en la realidad puede ser todo lo contrario.

Este rasgo de la personalidad puede ser más prominente en los hombres. Si atendemos a las enseñanzas de Sigmund Freud, el proceso psicológico de elegir líderes narcisistas tiene mucho que ver con la propia exposición de las ideas narcisistas propias, que son sustituidas por aquellas del líder.

Por otro lado, en muchos lugares del mundo se ve como algo más natural que un hombre sea líder antes que una mujer, y esto nos lleva a la misma situación donde el narcisismo y la ilusión de autoestima de un hombre se puede confundir rápidamente con sus habilidades de liderazgo. Quizás gran parte sea la presión impuesta a los hombres en esta sociedad desde que son pequeños: ser líderes, ser fuertes, no pensar demasiado en la inteligencia emocional. Y este hecho acarrea serios problemas en el mundo actual.

Personalidades histriónicas

Los mejores líderes son, en general, aquellos que muestran más rasgos de humildad. Estudios realizados en las diferencias en los rasgos entre los géneros masculinos y femeninos muestran que, las diferencias en personalidad en un total de 23.000 participantes y en 26 culturas diferentes, expresan con claridad que la mujer tiene más capacidad para la sensibilidad, la empatía y la humildad.

Siguiendo con el tema principal del artículo, por qué tu jefe es un incompetente, la consideración aquí es clara: esa confusión de arrogancia y seguridad en uno mismo con la capacidad innata de liderazgo es lo que lleva a hombres incompetentes a ascender tanto en empresas como en la escala social.

Si sabemos qué la humildad y la inteligencia emocional en el liderazgo produce mejores efectos en las organizaciones y crea mejores resultados, ¿por qué se siguen eligiendo hombres incompetentes para llevar las riendas del poder? Bueno, la imagen glorificada de un buen líder sigue teniendo presente este narcisismo y la personalidad histriónica.

Recuerda las últimas series de televisión que han triunfado, en las cuales los protagonistas eran personajes con características psicológicas bastante peculiares y donde actuaban como líderes naturales: House, Sherlock y Peaky Blinders, entre otros. Este ejemplo es algo complicado, pero muestra que el papel de líder o persona con poder es fácilmente identificable con este tipo de personalidades, es natural.

El hombre y la sociedad

El hombre sigue sufriendo los rasgos enraizados de una sociedad que aún no ha avanzado del todo en cuanto a la enseñanza de inteligencia emocional, pero que al menos comienza a hacerlo. Al igual que la lucha feminista aboga por la igualdad, y ya no solo en los puestos de trabajo y los salarios, sino en el empoderamiento de la mujer en otras áreas de la vida, esta particularidad de los hombres también debe evolucionar a una mayor comprensión.

Las diferencias entre la educación de un niño y la educación de una niña son casi inconfundibles. Normalmente, al niño se le educa para ser un líder, para el poder, para ser fuertes (donde llorar en muchas ocasiones es un signo de debilidad). Esta presión se origina desde que son pequeños y a muchos no se les permite expresar sus sentimientos con claridad cuando son adultos, porque lo consideran tabú y algo impropio de una persona con gran fortaleza.

En su defecto, el hombre que nunca ha atendido a sus emociones más reales puede acabar confundiendo el narcisismo y la arrogancia con un rasgo positivo para ser líderes, y al no ser capaz de identificar sus propios deseos y sentimientos de manera óptima, es difícil que logre identificarlos en los demás y construir relaciones verdaderamente sinceras. Como se dice coloquialmente: no puedes querer a los demás si no te quieres a ti mismo.

Por lo tanto, es una labor de toda la sociedad. La clave está en educar a hombres y mujeres en igualdad, a ayudarlos a expresarse, a sentir empatía desde que son pequeños y a ofrecerles la libertad para sentir lo que tienen que sentir, interiorizando que eso es lo más natural de ser humano. Hasta que no derribemos ciertos tabúes, seguiremos confundiendo la falsa autoestima con la capacidad de liderazgo.


Fuentes

Chamorro-Premuzic, T. (22 de agosto de 2013). Why Do So Many Incompetent Men Become Leaders? Harvard Business Review. Obtenido de https://hbr.org/2013/08/why-do-so-many-incompetent-men

Hechos y cifras: liderazgo y participación política. (junio de 2019). ONU Mujeres. Obtenido de https://www.unwomen.org/es/what-we-do/leadership-and-political-participation/facts-and-figures

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close