Written by reflexiones

Entre más sabes más sufres

Dejar de usar lo que se sabe y conseguir así el camino para solucionar los problemas es doloroso; pero hacerlo trae inmensos beneficios.

La búsqueda de soluciones a las necesidades humanas, hace que nos enfrentemos a situaciones en las que lo que sabemos, pareciera limitarnos en vez de abrirnos el camino para  encontrar esas soluciones ¿Ha tenido alguna vez esa sensación?

Para Dave Marvit, líder del Grupo de Investigación, Creación de Sentido e Inteligencia  de la organización Grey Swan Guild, ante la complejidad para entender el mundo, hay que darle sentido a las cosas e indica que para hacerlo hay que sufrir. Así que entre más sabes, más sufres.

Él junto a más de 700 líderes, tienen la firme intención de buscar darle sentido a lo que viene. Marvit asesora a empresas que necesitan prepararse para el futuro y ante tanta incertidumbre producto de los agitados cambios sociales, tecnológicos y sanitarios, su ayuda resulta de importancia vital.

Nada atemoriza más que un futuro incierto y este experto orienta a las empresas para que puedan ver el panorama con una mentalidad más abierta, además colabora en el diseño de una ruta para seguir adelante. Desde su perspectiva, el crear un sentido es clave.

Desde la óptica de Marvit, para dar sentido implica dolor. El dolor proviene de dejar a un lado la forma en la que se acostumbran a ver las cosas. Dejar atrás los marcos de referencia conocidos y dejar vacío el vaso. Significa que lo que se da por conocido ya no lo será más. Él lo define como “el dolor del agnosticismo” un sufrimiento que es causado por no poder tener acceso al conocimiento.

En consecuencia crear sentido es el escalón que hay entre la información y la sabiduría, según señala.

La información puede entenderse como el conjunto de datos extraídos de la experiencia, libros, opiniones, etc.; pero la sabiduría ¿Puede definirse con tanta facilidad? El asunto es que si la sabiduría la entendemos como el conocimiento que puede alcanzar una persona y que lo usa para ayudar a los demás.

De pronto se tiene un problema con el conocimiento, y para ilustrarlo mejor, rescato alguna de las ideas de uno de los pensadores más prolíficos y conocidos del mundo occidental, Platón.

Parafraseando al gran filósofo griego, existen esencias eternas, que no se pueden ver, que tienen un tipo de existencia diferente a la de lo que es material. Es por eso que Platón dice que habitamos en las sombras, imaginamos un mundo que es ideal, porque nos basamos en ideas; pero somos engañados por los sentidos, lo real no nos es accesible. Entonces ¿Cómo podemos conocer? Y si no podemos conocer ¿Cómo puede haber sabiduría?

Pero eso es lo que dice Platón, para Marvit la sabiduría se alcanza, después que se crea sentido; es decir, se toma la información más relevante y se desecha lo demás. Lo explica de una manera muy didáctica: ¿Qué es un mapa? Es una representación de un espacio geográfico; pero ¿Es el mapa el espacio geográfico en sí? Claro que no ¿Verdad?

Crear un mapa tiene un sentido ¿Cierto? De eso se trata. De darle sentido a las cosas y luego darle uso para alcanzar la sabiduría.

El experto señala que no tendría ninguna justificación crear sentido si el camino para alcanzar los objetivos propuestos está trazado y es el conveniente. El detalle a destacar es que es muy fácil caer en el engaño de creer que el camino trazado es el correcto y eso pasa porque se cree que se está viendo el mundo de la forma adecuada.

¿Cómo se busca el sentido? Hay que ver la información que se tiene desde una perspectiva novedosa, atrevida, que de otra manera quedaría oculta. Tal vez Descartes, pueda ayudarnos con su método para conseguirlo. Hay que cuestionar el conocimiento establecido, retarlo, más allá de eso puede haber un descubrimiento, otra perspectiva.

Esa perspectiva nueva, diferente, revela ideas que son más originales, eso les ayuda a las empresas a enfrentar mejor la incertidumbre que produce el futuro. Así llegan las innovaciones, las ideas disruptivas.

Pero una perspectiva nueva, también deja saber que no hay absolutos, que la forma que tenemos de ver el mundo va cambiando, lo que vemos hoy no será para siempre, estamos limitados por el conocimiento.

Abordar los problemas desde otra posición puede cambiarlo todo ¿Será lo mismo para un ingeniero que para un ayudante de construcción, buscar una solución a un problema de estabilidad de un edificio? El conocimiento del ingeniero lo limita, su mente estará cerrada, circunscrita a lo que sabe, peso, resistencia del suelo, etc.

En cambio el ayudante de construcción no tiene esas limitaciones y puede decir cualquier cosa, por sin sentido que parezca. Su perspectiva puede dar pie a que el ingeniero vea el problema con otra óptica, aunque el conocimiento de este, tiene tanto peso, que por lo regular se cierra y deja escapar la posible solución.

¿Qué pasaría si el ingeniero desarrollara la capacidad de abrir su mente a nuevas posibilidades, desechando el conocimiento que tiene? Estaría dando un paso importante para comenzar a crear sentido.

No es un proceso que se deba buscar con premura, por el contrario hay que darle su tiempo. Lo que inicialmente es un pandemónium, poco a poco va tomando forma, aclarándose y mostrándose. Aparecerán nuevos marcos de referencia y el dolor irá desapareciendo.

Como el camino del Buda en la búsqueda de su iluminación, su mente debe estar relajada; pero atenta, despierta, activa, abierta. Su sufrimiento desaparece porque ya no se apega a lo que sabe o se cree saber, lograrlo no es tarea sencilla, requiere disciplina, paciencia y perseverancia como la tuvo el que despertó, el iluminado.

¿Cómo le parece esto de crear sentido? ¿Cree que pueda resolverse la crisis de la pandemia de coronavirus atendiendo a lo que se sabe o vale la pena considerar nuevas formas? ¿Deben pensar de esa forma los empresarios o los gobiernos para salir de la crisis o deben ser más audaces?

Fuentes
En este escrito expreso mis reflexiones sobre un artículo publicado en greyswanguild.medium.com y titulado “Sensemaking and the Pain of Agnosticism”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close