Written by destacados, educacion

La educación como un aliado en la prevención del extremismo violento

El extremismo violento se ha convertido en unas de las problemáticas más latentes del mundo, es por ello que organismos internacionales como la UNESCO se han encargado de proponer estrategias para detener este tipo de acciones, siendo la educación una de ellas.

Desde hace varias décadas la formación de grupos extremistas altamente violentos se han convertido en uno de los problemas más destacados dentro de algunos países, aquellos de características tercermundistas.

Esto debido al estatus social económico y político que estos poseen, algunos expertos de la UNESCO aseguran que el porcentaje de jóvenes que se integran en estos tipos de grupos extremistas se incrementa si se atraviesa un escenario bélico dentro del país.

Desde hace varios años la presencia de los organismos internacionales en territorio propensos a desarrollar grupos extremista  ha sido clave; ya que estos aportan datos y herramientas muy valiosas para disminuir o detener la insistencia en estas prácticas.

Participación de la UNESCO

Algunos estudios han logrado determinar cuáles son las principales causas de la formación de grupos extremistas violentos, en la mayoría de los casos esto se debe al poco conocimiento que poseen los gobiernos para tratar algunos problemas sociales.

La UNESCO se ha encargado de proporcionar a los países, las herramientas y estrategias necesarias para impulsar una educación verdaderamente efectiva contra las actividades vandálicas y violentas.

Con base en algunos estudios, este tipo de programas educativos permite que los alumnos desarrollen capacidades de resiliencia y resistencia, al formar parte de este tipo de fenómenos sociales. Además de reducir los factores que llevan a los jóvenes a formar parte de ello.

Este tipo de acciones desarrolladas por la UNESCO forman parte del plan de la “educación para la ciudadanía mundial, respaldando además la aplicación de la Decisión 197 EX/ 46 emitida por el Consejo Ejecutivo de la UNESCO.

Las acciones impulsadas por este organismo internacional busca de una u otra manera fortalecer las estrategias educativas y docentes de los países por medio de los sistemas  educativos nacionales, tratando internamente la capacitación docente, política y el tipo de contenido educativo que se imparte.

Así se logra actuar efectivamente en la prevención del extremismo violento a través de la educación efectiva de los grupos sociales más vulnerables; niños, adolescentes y jóvenes adultos.

Contribuyendo de manera activa con los planes nacionales de educación que lleva el gobierno de dicho país.

Equipamiento de materiales educativos para cualquier estudiante

Entre una de las estrategias aplicadas por las UNESCO para evitar y reducir el índice de extremismo violento es la dotación de equipamiento educativo, distribuido equitativamente entre la sociedad que lo amerita.

Este tipo de dotaciones, aunque son destinadas a los estudiantes de cualquier rango etario; las mujeres y hombres jóvenes son el foco a abordar, pues resultan ser los más propensos a sucumbir ante los factores que impulsan los fenómenos violentos.

Además, la aplicación de los valores, actitudes y comportamientos que fomenten el intercambio creativo y ciudadano, de ideas que entran en juego para ir a la par con el equipamiento educativo.

Aumentando el nivel de pensamiento crítico, la ciudadanía global ampliamente responsable, la capacidad de actuar contra los pensamientos y factores que impulsan el extremismo violento y empatía ante los iguales.

Para muchos expertos, el acceso rápido y eficiente a los recursos educativos en la sociedad en general, ayuda a disminuir significativamente el porcentaje de jóvenes que desarrollan conductas negativas.

Estructura del sistema educativo

Para contrarrestar los factores que impulsan las acciones extremistas violentas por medio de la educación es necesario que se actúe sobre algunos de los elementos más importantes de la estructura educativa; tales como: el gremio profesoral, las políticas educativas y el contenido impartido a los alumnos.

En este punto, la UNESCO en alianza con otros organismos han comenzado a implementar estrategias que contribuyan con los esfuerzos locales para una educación efectiva dentro de la sociedad, trabajando en la mitigación de tres impulsores del extremismo violento.

En primer lugar, la incidencia global, se toma en cuenta el trabajo y las habilidades de los participantes, colaboradores, voluntarios y profesionales del ámbito internacional, para la generación de un consenso alrededor de las principales problemáticas y factores que llevan a un comportamiento extremista violento.

Girando sobre la necesidad de equipos educativos y profesionales que se centren en la aplicación de un estilo pedagógico  que defienda los derechos humanos; además de identificar y analizar las consecuencias directas del extremismo violento.

Por otra parte, el desarrollo de la orientación es implementada por la UNESCO para ayudar a todos los entes responsables del desarrollo de las políticas educativas con el único objetivo de impulsar planes y estrategias de aprendizaje efectivas.

De tal modo que la educación que sea impartida esté acordé al nivel educativo correspondiente, sea primaria, secundaria, formación técnica o superior, de cualquier forma, esto contribuye directamente con los programas nacionales de PVE.

Así mismo, este busca incentivar a los profesionales de la educación para que realicen debates dentro de las aulas de clase con los estudiantes, forjando un ambiente donde el intercambio de ideas genere como resultado un ambiente social positivo. Teniendo como resultado final la identificación propia de una conducta extremista violenta y sus repercusiones.

Esta identificación hace que los estudiantes como miembros activos de la sociedad puedan hacer una barrera entre los factores que llevan a desarrollar este tipo de fenómenos que resultan seriamente negativos en el ideal comunitario.

Por último, el refuerzo de las capacidades ayuda a determinar y saber cuáles son las mejores estrategias para acordar los temas del extremismo violento haciendo uso del plan de educación para la ciudadanía mundial; además de la prevención de conductas genocidas, en conjunto con el Centro de Educación para la Comprensión del Asia y el Pacífico y el Instituto internacional de la UNESCO.

Sin lugar a dudas, la educación se ha convertido para los países que experimentaron altos niveles de extremismo violento en un aliado, bajo la aplicación de planes y estrategias que puedan reducir o disminuir este tipo de conductas sociales negativas, por medio de la supresión de los factores que llevan a desarrollarla.


Fuentes
Prevención del extremismo violento a través de la educación de:
https://en.unesco.org/

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close