Written by reflexiones

Atención Plena ¿Sabe qué es?

El lugar de la creación, donde nace y muere todo, gracias a él viajamos en el tiempo, al pasado o al futuro sin siquiera movernos. El cerebro es una máquina como ninguna otra, capaz de construir un mundo, una realidad ¿Puede controlarse una máquina tan poderosa?

Amishi Jha, un neurocientífico que estudia cómo reacciona este órgano y cómo lo que él y sus colaboradores llaman atención plena, puede hacer que vivamos mejor, enfrentando cada decisión en condiciones más favorables, haciendo la realidad más placentera.

El experto señala que todo tiene que ver con uno de los sistemas más poderosos del órgano, la atención. Sus investigaciones se basan en la forma como el cerebro reacciona y, por ende, nosotros, cómo asumimos la realidad. También postula que esta percepción se ve afectada por condiciones como: la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad. Él y su equipo usan el acrónimo VUCA, por sus siglas en inglés, para señalar esas variables.

Sostiene que mientras estemos más sometidos a VUCA, menor será nuestra capacidad para prestar atención y en consecuencia, nuestra realidad se verá afectada y nuestras decisiones estarán sometidas a su yugo, lo que no es muy recomendable ¿Por qué?

Misterioso, complejo y fascinante, el cerebro es un órgano capaz de hacer cosas increíbles como procesar imágenes en 13 milésimas de segundo, con unos 100 mil millones de neuronas y unos 10 mil tipos de ella. Pero el cerebro nos engaña, es capaz de simular escenarios de cualquier tipo, sin embargo, eso no significa que esos escenarios sean realidad, lo increíble es que tiene el poder de activar conexiones en función de esas simulaciones como si se tratara de algo real, cuando solo es un juego imaginativo.

Casi sin darnos cuenta caemos en el juego y sucumbimos a su hechizo, dejando a un lado lo que sucede verdaderamente y eso nos puede llevar a vivir momentos muy desagradables.

Lo curioso es que ese engaño podemos usarlo a nuestro favor, cuando lo usamos con la intención de enfrentar situaciones adversas, para automotivarnos y para reprogramarnos. Como, por ejemplo, asumir la realidad que nos ha traído el Covid 19. Distanciamiento físico, una vida social a distancia, el uso del tapabocas o barbijo, sin conciertos, sin turismo, entre muchas otras cosas.

Con esa situación sobrecargada de VUCA ¿Cuál es la realidad que vemos? Un desatre, el fin de la sociedad como la conocemos, crisis económica, muerte; pero ¿Qué es lo que sucede en realidad? Es una pandemia, hay que cambiar algunas normas, algunos estilos de vida por un tiempo, mientras juntos superamos la adversidad.

La primera realidad nos engaña y solo está en el pensamiento. Es verdad que las cosas se han puesto difíciles con la pandemia, que se puede uno enfermar e incluso morir; pero no está Ud. enfermo y menos a punto de morir, el porcentaje de muertos por el virus según la OMS está entre el 1 y 2% de los contagiados ¿Por qué no pensar mejor en cómo hacer para evitar el contagio y salir adelante?

Para lograrlo debe tener una atención más robustecida que le permita tomar mejores decisiones, pensar mejor para vivir mejor. Amishi invita a practicar la atención plena, que es un tipo de meditación que hay que hacerla desde el presente, no pensando en lo que vendrá, ni en lo que pasó, solo en el momento que se vive, mientras se está sentado o acostado meditando.

No reaccionando, no juzgando a nada ni a nadie, ni siquiera a Ud. Es un entrenamiento para controlarse, para evitar cargarse de pensamientos, de una imaginación que crea un mundo alterno que puede hacerle mucho daño.

Se embriaga de mal humor ¿Quién quiere estar cerca de alguien con mal humor? Debe saber que un hábito mental dañino es una de las peores cosas que le pueden pasar ¿Por qué no usar un poco de meditación para fortalecer su atención plena? El experto asegura que solo 12 minutos al día por 3 o 5 días a la semana son suficientes, eso sí, hay que hacer un hábito de eso ¿Cuánto pueden costarle esos 12 minutos?

Me parece genial como Amishi hace el símil de la mente con una pizarra. Ambas tienen límites y ¿Qué pasa cuando llenas la pizarra? Ya no se puede escribir más, como le pasa a la mente. Si se tienen un montón de factores estresantes alrededor bombardeando su mente y Ud. la ocupa con pensamientos que atienden desordenadamente a ese estrés ¿Qué cree que pasará? ¿Cómo cree que le irá en su trabajo? ¿Será igual de productivo o más, o su productividad descenderá?

Además, en la pizarra solo se borra lo que Ud. borra, en cambio en la mente tiene el detalle de que lo que Ud. escribe en ella se esfuma con facilidad en un tiempo muy corto y ¿Qué pasará si está cargado de VUCA? ¿Cuánto recordará? ¿Recordará cosas importantes en su trabajo o relacionadas con su familia? Esos 12 minutos diarios en meditación para la atención plena de seguro serán los mejores 12 minutos diarios invertidos de su vida.

En vez de estarse preocupándose, que es un ejercicio de desgaste emocional, mental y también físico, porque como se sabe el cerebro usa el 20% de la energía del cuerpo, mejor es ocuparse en lo que tenemos al frente, en lo que podemos hacer hoy y no divagar tanto en lo que podría ser y que tal vez nunca será.

Es muy cierto que situaciones tan estresantes como las vividas en esta pandemia pueden desencajarnos, es algo natural. Hay un mal llamado “la fatiga del refugio” que se conoce mucho en el mundo militar. Después de estar mucho tiempo encerrados o confinados en un lugar, personas que han sido debidamente entrenadas, aun sabiendo que al salir se exponen a morir, dejan el refugio ¿Por qué?

Porque llega un momento en el que ya no se pueden soportar normas y la gente escapa como lo hace el agua cuando queremos atraparla con las manos, escapan a lo que conocen, a lo que están habituados y eso les puede costar la vida, como en el caso del Covid y la necesidad de la gente de dejar la cuarentena, pese a las consecuencias que esa acción tendrá.

¿Le ha pasado que en tiempos de pandemia ha visto a alguna buena amiga y tiene que contenerse porque lo que le provoca es abrazarla y darle un beso? Algunos se dejan llevar por la emoción y son presa de la falta de atención. Ud. puede tener el control; pero debe entrenarse y eso no se logra en una semana es cuestión de disciplina y constancia.


En este escrito expreso mis reflexiones sobre el interesante tema de la atención plena. De cómo entrenar al cerebro para vivir mejor.

Inspirado en el artículo “The Brain Science of Attention and Overwhelm” publicado en mindful.org.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close