Written by educacion

Lo que acecha la felicidad de los niños

Los investigadores han encontrado un nuevo culpable de lo que causa una infelicidad severa en los niños: las presiones de las redes sociales.

En la actualidad, las presiones de las redes sociales pueden provocar sentimientos de infelicidad en los adolescentes vulnerables en todo el mundo. Esta capacidad de causar ansiedad o depresión en nuestros hijos e hijas requiere que examinemos el papel de las redes sociales en la vida y el bienestar emocional de nuestros hijos.

Los hallazgos recientes del Reino Unido revelan que las presiones modernas asociadas con las redes sociales están afectando negativamente la confianza y la autoestima de los más pequeños. Según ChildLine, un servicio confidencial de asesoramiento para adolescentes, la tecnología actual está causando estrés por el acoso cibernético, el miedo a perderse algo (FOMO), las expectativas vinculadas a la cantidad de amigos en línea y el valor que se le da a obtener me gusta o comentarios de los compañeros.

Peter Wanless, director ejecutivo de ChildLine, dice: “De los cientos de miles de llamadas que recibe ChildLine, queda claro que tenemos una nación de niños profundamente infelices. La presión de mantenerse al día con los amigos y tener la vida perfecta en línea se suma a la tristeza que muchos jóvenes sienten a diario”.

A medida que los niños recurren a las redes sociales para la mayor parte de su comunicación, utilizan la presencia digital para medir su valor entre sus compañeros. Los niños son muy conscientes de a quién le gustan sus publicaciones, qué fotografías se comparten, quién se excluye de una etiqueta o cómo se puede utilizar la actividad en línea para representar una imagen “perfecta”. La popularidad ha migrado más allá del patio de la escuela para extenderse a través de las plataformas sociales, todo intrincadamente relacionado con la autoimagen del niño.

Reconocer esta enorme transición en la forma en que los niños de hoy se conectan e interactúan con sus compañeros es el primer paso para que los padres comiencen a ayudarlos a superar estas nuevas dificultades. Prohibir Snapchat o Instagram no es la respuesta. En cambio, los padres deben saber cómo usan los niños las diferentes aplicaciones, qué aplicaciones bloquear o desinstalar y qué monitorear.

Aplicaciones a la lista negra

Se cree que el 70 % de los niños y adolescentes toman medidas para ocultar su actividad en línea a los padres y otros adultos. Estos pueden ser tan simples como atenuar pantallas, cerrar ventanas u ocultar aplicaciones de forma encubierta en teléfonos inteligentes o dispositivos. Dado que los sitios y aplicaciones de redes sociales evolucionan constantemente, puede resultar abrumador saber cuáles son actualmente los más peligrosos.

La comunicación y los límites son clave

Más allá de la prohibición y el monitoreo, el pilar fundamental para ayudar a sus hijos a manejar con éxito los peligros de las redes sociales, es comunicarse constantemente con ellos y explicarles los peligros que enfrentan.

Estas explicaciones deben formularse para transmitir que, aunque confía en ellos, no confía en los demás, porque no quiere que sus adolescentes se sientan atacados.

Esta conversación en curso puede emplear historias en los medios como iniciadores de conversaciones para ayudarlos a comprender un mundo de peligros que ni siquiera pueden comprender.

Deje que se ganen su confianza. Ofrezca un poco de responsabilidad y controle cómo la usan. Una vez que vea que han ganado su confianza, pueden tener un poco más. Mientras tanto, asegúreles que su sentido de autoestima nunca tiene que estar vinculado a algo tan vacío como las redes sociales. La autoestima real gira en torno a sus acciones hacia los demás, cómo manejan la responsabilidad, su desempeño en la escuela y otras actividades, etc. Deben comprender que un “Me gusta” no significa nada y que competir en las redes sociales siempre será un objetivo vacío.

Habla con ellos tanto y con tanta frecuencia como puedas sobre este nuevo aspecto del crecimiento y la comunicación digital. Es la mejor manera de protegerlos de la creciente infelicidad, insatisfacción y peligro. Podría marcar la diferencia en el estado mental de su hijo. No lo dejes solo.


Fuentes
Williams, A. (8 de Junio de 2016). Online Pressures and Unhappy Children. edutopia. Obtenido de https://www.edutopia.org/blog/online-pressures-and-unhappy-children-amy-williams

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close