Written by ciencia y tecnologia

Lo que compartes, puede tener grandes consecuencias

El mundo actual se encuentra influenciado por la información que vemos y compartimos a través de internet. Nuevas tendencias dominan la red e información inesperada y predecible se encuentra en constante rotación. No está de más, ser cuidadosos con lo que aportamos al internet, porque, aunque no lo creas, puede tener grandes consecuencias.

Nos encontramos sumergidos bajo un mundo netamente digital. Personas de todas las edades tiene en sus manos dispositivos conectados a redes sociales con los que interactúan. Sin embargo, no todas las personas están al pendiente de las cosas que comparten en línea, porque es un tema inconsciente. Todo lo que se comparte se puede extender rápidamente, cruzar fronteras y tener grandes consecuencias personales o sociales. Pero específicamente ¿qué puede tener grandes consecuencias?

 Los humanos estamos programados para estar conectados: queremos compartir cosas entre nosotros. Ahora, en la era de las redes sociales, compartimos cada vez más. Las últimas noticias, algunos consejos útiles, una historia divertida, memes y recetas. Todo lo que se necesita es un clic y hemos compartido algo con el mundo. Estos fragmentos de información pueden propagarse como la pólvora, y una pequeña parte puede tener grandes consecuencias ¿de qué se trata?

A pesar de todos sus beneficios, sin duda alguna, las redes sociales se han convertido en un vehículo de desinformación. Las historias están sesgadas, las citas se reescriben mal y los hechos se tuercen dependiendo de cuál sea el medio de información que lo muestra. La desinformación está alterando nuestra sociedad, nuestra economía y nuestra salud. Con la pandemia actual, que aún sigue a medio pie en algunos países incluso puede ser mortal. La desinformación también hace que sea más difícil abordar los problemas más urgentes del mundo. La emergencia climática, la pandemia de COVID-19, la lucha por la justicia racial, etc.

El problema de las noticias falsas surge cuando se comparte demasiada información a una alta frecuencia a través de Internet, por lo que no queda suficiente tiempo para una revisión manual. Como resultado, y en ausencia de soluciones para monitorizar el contenido, las empresas contratan a más y más empleados para revisar y verificar el contenido y evitar que la información inapropiada se vuelva viral.

No podemos esperar a las empresas de tecnología, todos debemos actuar ahora para romper la cadena y detener la difusión de información errónea.

 

A medida que el volumen de datos crece rápidamente, el manejo manual de la información errónea y el contenido inapropiado se vuelve muy costoso. La verificación manual de los hechos también introduce sesgos en el proceso de selección, ya que es casi imposible evitar que las opiniones y creencias personales de los miembros del equipo influyan en su juicio. Además de las noticias falsas, también existe la lucha contra el material ofensivo, es decir, el contenido con violencia y / o desnudez, que se publica en las redes sociales y se marca y reporta manualmente por los usuarios.

Estas noticias falsas están inteligentemente diseñadas para secuestrar nuestras emociones, explotar nuestros prejuicios y aprovechar nuestras debilidades: la desinformación está en todas partes. Lo sepamos o no, todos lo hemos compartido y, como proviene de nosotros, las personas con las que lo compartimos lo creen. Sin embargo, hay algo que todos podemos hacer. Pausa. El simple hecho de hacer una pausa antes de compartir interrumpe nuestra respuesta emocional y desencadena un momento de pensamiento crítico. Juntos podemos recuperar el control.

Haga una pausa y tenga cuidado antes de compartir.

Pause es una campaña de Verified, una iniciativa de las Naciones Unidas para animarnos a todos a comprobar antes de compartir.

¿De qué manera podemos compartir información de manera responsable?

Antes de presionar compartir, tómate un momento para hacer lo siguiente:

PAUSA

Interrumpa su respuesta emocional al ver cualquier información.

PENSAR

Tome un respiro. Active el pensamiento crítico sobre lo que está viendo, e intente descifrar si la información es real, vea cual es la fuente ¿es confiable?

COMPARTIR

No lo comparta si no confía en él. Puede también realizar una breve investigación en internet para corroborar si la información es correcta antes de compartir.

De esta manera, puede lograr parar una cadena de información que puede causar grandes consecuencias antes de compartirla. Es trabajo de todos nosotros. Sé responsable con lo que compartes.

 

Fuentes
Pledge to pause Oragnization. (23 de Noviembre de 2020). A small share can have big consequences. Obtenido de https://pledgetopause.org/#

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close