Written by ciencia y tecnologia

Más allá del océano

Pocos mitos modernos tienen la potencia del Triángulo de la Bermudas, una sección del Océano Atlántico limitada por Miami y Puerto Rico donde docenas de barcos y aviones se han esfumado. ¿Cuándo nació el misterio? ¿Qué pasa exactamente en esta zona del planeta? ¿Hay una explicación racional?

“Hay más cosas en el cielo y la tierra, Horacio, que las soñadas en tu filosofía”. La conocida frase de William Shakespeare sirve hoy más que nunca en un mundo dominado por la ciencia, donde los misterios suelen ceder frente a las explicaciones racionales. Nos parece que ya no hay enigmas, y si los hay es porque todavía no logramos explicarlos. Sin embargo, la condición humana sólo nos permite conocer una diminuta parte del universo, como hormigas en medio de un desierto.

Los mitos son una forma narrativa de entender lo inexplicable. En ese sentido, quizás por su proximidad con los Estados Unidos, el Triángulo de la Bermudas se ha convertido es un misterio planetario. Varios incidentes inexplicables han potenciado la fama de la zona, y por eso algunos hasta lo llaman el Triángulo del Diablo.

Ya cuando Cristóbal Colón navegó por esos mares informó que una gran llama de fuego se había estrellado una noche en el mar y que, unas semanas después, una extraña luz había surgido a la distancia. También describió lecturas erráticas en la brújula. Sin embargo, la historia mítica del Triángulo comenzó en 1964, cuando el escritor Vincent Gaddis acuñó el nombre “Triángulo de las Bermudas” en un artículo de una revista, donde relataba los misteriosos accidentes en la zona.

A partir de entonces, las historias surgieron a raudales.

La historia de Charles Taylor

El 5 de diciembre de 1945, cinco aviones del ejército de Estados Unidos abandonaron el estado de Florida para un ejercicio de tres horas. Dirigidos por el Teniente Charles Taylor, estos bombarderos torpederos, que llevaban 14 hombres, se dirigieron al Atlántico al tiempo que dejaban caer bombas de práctica por el camino.

Al principio todo marchaba con normalidad hasta que la patrulla pasó por la isla de Gran Bahama. De repente, Taylor pensó que estaba al otro lado de Florida, volando a través del Golfo de México sobre los Cayos de Florida. Desorientado, comenzó a romper el protocolo. En lugar de dirigirse hacia el oeste, lo que lo habría llevado a tierra, dirigió a sus hombres cada vez más al noreste, hacia el Atlántico, hasta que desaparecieron para siempre.

¿Qué sucedió? Los más arriesgados dicen que el vuelo fue abducido por alienígenas. La versión oficial, no obstante, es que la tripulación dejó sus aviones después de quedarse sin gasolina. Por desgracia, ninguno de los 14 hombres fue visto de nuevo y los aviones se perdieron en el mar. A pesar de esto, al poco tiempo un barco fue enviado a buscarlos y también desapareció. Ninguno de los 13 hombres a bordo ni la propia nave fueron hallados.

En cuanto a cómo Taylor se confundió tanto, nadie tiene una explicación coherente. No se sabe por qué se negó a cambiar la frecuencia de radio de rescate, algo que le habría ayudado a encontrar el camino de regreso a la costa; tampoco se sabe por qué ignoró a su tripulación cuando le dijeron que volara hacia el oeste. La Junta de Investigación de la Marina concluyó: “No podemos ni siquiera hacer una buena suposición de lo que pasó”.

Aviones que se esfuman

El 30 de enero de 1948, una aeronave Avro Tudor IV se dirigió a las Bermudas. Propiedad de la British South American Airways (BSAA), este avión desapareció sin dejar rastro y se cobró la vida de 31 personas. Las autoridades investigadoras se quedaron atónitas y sólo puieron decir: “Lo que sucedió en este caso nunca se sabrá, y el destino del avión debe seguir siendo un misterio sin resolver”.

Varios meses después, el 28 de diciembre, el vuelo NC16002 partió de San Juan hacia Florida. A las seis horas del vuelo, el Capitán Robert Lindquist llamó por radio a la torre de Miami, diciendo que estaba a 70 kilómetros de distancia. Como es de suponerse, el avión no apareció y nadie volvió a ver al Vuelo NC16002 o a sus 32 ocupantes. Apenas sólo unos días después, el 17 de enero de 1949, otro avión operado por la BSAA desapareció junto con las 20 personas a bordo.

La desaparición de mayo de 2017

El Triángulo de las Bermudas volvió a ser noticia hace poco, cuando una aeronave bimotor MU-2B desapareció el 15 de mayo de 2017. El avión era piloteado por Nathan Ulrich, fundador de una compañía de scooters llamada Xootr, y llevaba a Jennifer Blumin, CEO de Skylight Group, una organización dedicada a eventos de la industria de la moda, quien además estaba acompañada de sus hijos pequeños, de tres y cuatro años. El grupo había estado de vacaciones en Puerto Rico, pero a su regreso a Florida el avión perdió contacto y quedaron en silencio por tres horas.

De inmediato, los equipos de rescate salieron a buscar el avión desaparecido. Poco después, los escombros de un avión MU-2B aparecieron, pero no así las personas a bordo del avión. Todavía no se sabe cómo se estrelló el avión. La respuesta más cercana es que la nave probablemente sufrió algún tipo de fallo mecánico al sobrevolar el Triángulo de las Bermudas, convirtiéndose en otro desastre más en una larga lista de tragedias marítimas.

¿Y dónde están los pasajeros?

Por supuesto que hay varias explicaciones científicas para lo que sucede en el Triángulo de las Bermudas. Sin embargo, en este caso ninguna puede explicar totalmente lo que sucede, lo que da lugar a que surjan cientos de teorías conspirativas o explicaciones pseudocientíficas. Tomemos, por ejemplo, la teoría del tornado de Ed Snedeker, un psíquico que asegura que la región está llena de tornados invisibles que succionan todo lo que encuentran a su paso.

Otros afirman que bajo las aguas del Triángulo se encuentra la ciudad perdida de la Atlántida. Y abajo en esa ciudad, poderosos cristales que los antiguos atlantes usaron para aprovechar la energía. Según este relato, los cristales destruyeron la ciudad y ahora están destruyendo barcos y aviones con ondas de energía. Otras teorías sugieren que el Triángulo de las Bermudas actúa como una puerta hacia nuevas dimensiones.

De cualquier modo, cientos de personas continúan desaparecidas en un punto del planeta que devora todas las explicaciones científicas.


Fuentes
Bermuda Triangle: Where Facts Disappear, en https://www.livescience.com
https://www.history.com/topics/folklore/bermuda-triangle
Did Scientists Find Evidence to Explain the Bermuda Triangle?, en https://www.snopes.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close