Written by covid19, destacados

Cumplir con la reglas para poder vivir: Lección histórica

En la edad media eran la plaga o la peste, ahora son las epidemias y pandemias, 400 años después, nos seguimos comportando igual frente a ellas.

A veces se ven las cosas negativas que suceden como desastres, como algo que nunca debería ocurrir; pero en ocasiones, es gracias a esas situaciones indeseables que los seres humanos hacemos grandes cambios para mejorar, un ejemplo claro es esta pandemia. Estamos frente a una lección histórica.

¿Sabe Ud. que, en parte, es gracias a un desastre sanitario ocurrido hace más de 400 años en una isla italiana que hoy tenemos cómo luchar contra la pandemia del coronavirus? Distanciamiento físico, pasaportes de salud, confinamiento en casa, cierre de fronteras, lavado de objetos contaminados, prisión para quienes incumplieran las reglas, no son cosa nueva ¿Qué sucedió y cómo llegaron a aplicarse criterios científicos hace más de 4 centurias, que siguen siendo válidos hoy?

En el siglo XVI se vivía en un mundo en el que la pobreza era un grave problema, como lo es hoy. Una cara de la Italia del renacimiento veía un florecimiento de las artes y de la ciencia; pero los recursos y la demografía no estaban en equilibrio, las ciudades europeas estaban repletas de pobres y las epidemias hacían estragos en los pueblos y ciudades, acabando con entre un 60 y 70% de sus habitantes.

Pero llegó Quinto Tiberio Angelerio, un médico con la agudeza de su ingenio y experiencia, logró crear Ectypa Pestilentis Status Algheriae Sardiniae,  un manual con 57 reglas que sería de gran ayuda para enfrentar las plagas de su época y que además serviría para que las generaciones siguientes hicieran lo mismo. Increíblemente algunas de sus reglas son las que se aplican hoy en el mundo para enfrentar la pandemia de la Covid 19.

Los virus y los parásitos causantes de tantas enfermedades epidemias y pandemias como la del coronavirus, eran antes conocidos como mal aria o enfermedades producidas por el aire malo, no había otra explicación en ese entonces.

Un poco de historia

La historia de Angelerio y su manual de 57 reglas para combatir la peste se considera que comenzó con la llegada de un marino a la isla de Cerdeña, venía del emporio sureño francés, Marsella.

Los Morbers, como eran conocidos los encargados de vigilar que no entraran personas con síntomas de la peste, no lograron detener la entrada de aquel marino. Varias pueden ser las hipótesis que justifiquen su entrada, una de ellas es que pudo haber sobornado a la guardia. Es un hecho que incluso con la tecnología actual podría volver a suceder ¿Por qué alguien se dejaría sobornar para saltar las reglas si pone en peligro su propia vida y la de sus seres queridos?

Solo hicieron falta unos pocos días para que comenzara un brote en puerto de Alghero que lo recibió, por supuesto, él ya estaba muerto. La ciudad quedó diezmada, según quedó registrado, un 60% de sus habitantes murió ¿Qué pasaría con el resto de los distritos de Cerdeña? ¿Tendrían la misma suerte?

En ese momento es donde entra en escena el protagonista de esta historia, el médico Quinto Tiberio Angelerio, gracias a su ingenio y su valentía, solo hicieron falta 8 meses para que desapareciera la peste y se salvara el resto de la población de la isla italiana y millones de personas más en los años que le siguieron hasta nuestros días. La población de Alghero no vivió más la peste en 60 años, cuando de nuevo se presentó, lo primero que hizo su gobierno fue buscar el manual y aplicarlo.

El profesor emérito Ole Benedictow, de la Universidad de Oslo, sentenció que Angelerio estaba muy a la vanguardia de los médicos de su tiempo.

Curiosidades de la época

La peste más desastrosa de Europa ha sido la que comenzó entre 1346 y 1347, alcanzó un nivel de virulencia que no ha sido superado. Murieron alrededor de 50 millones de personas hasta 1353 y la población total era de 80 millones. Es algo casi imposible de pensar.

Desde ese momento la peste llegaba y volvía a irse, con lapsos de 3 años aproximadamente entre una y otra ¿Qué pasaría si sucede lo mismo luego de esta pandemia?

Se culpaba de la peste a los astros, al aire, a los gatos, a los perros, también se perseguían a las ratas, los designios divinos también justificaban la plaga; por cierto, el propio Angelerio conminaba a las personas a portarse bien para no ser castigados por la enfermedad que se producía, había de todo; pero lo que más había era un gran desconocimiento de lo que sucedía.

Baños con orina, frotar el trasero de pollos vivos en los bubones, la gente hacía lo que fuese con tal de combatir la plaga, eran tiempos en los que el producto estrella para tratar una infección era el vinagre. Los gatos y los perros fueron cazados y muertos, los pavos eran echados al mar. Aunque no había nada concluyente que justificara tales acciones, la desesperación marcaba la pauta.

En pleno siglo XXI y en tiempos de coronavirus, según un comunicado emitido por Maria Van Kerkhove, quien es la líder técnico de Covid 19 de la OMS, hay base científica de que animales como gatos y perros pueden contraer SARS COV 2; sin embargo, hoy existe una cultura diferente, se trata a los animales con más respeto, incluso hay legislación que los protege.

Tal vez hoy parezca exagerada y hasta absurda la forma que se tenía de luchar contra una plaga; pero antes de pensar eso, uno puede preguntarse que con todos los avances tecnológicos y la información disponible sobre el Covid 19 ¿Cómo es posible que tantos ciudadanos no cumplan con las reglas establecidas para evitar los contagios? ¿Será que se confía tanto en la medicina actual que se piensa que las autoridades sanitarias del mundo están exagerando?

Como ahora, hace 400 años cuando se usaba el manual de Angelerio, la gente se sentía asfixiada por la cuarentena, la gente trató de linchar al médico, también incumplían las reglas. Los gobiernos de aquel entonces pasaron por las mismas situaciones. Crearon controles como pasaportes sanitarios, cerraron sus fronteras y existían sanciones para los infractores.

Por ejemplo, el distanciamiento físico exigía de cada persona el uso de una vara o bastón de unos 2 metros de largo para mantener la distancia, Angelerio había establecido el distanciamiento físico entre sus 57 reglas, porque sabía que la peste se contagiaba por conexión, por contacto. Esa distancia ha sido la adecuada según la experticia científica actual ¿Por qué es tan difícil cumplir hoy esa regla tan sencilla?

Resulta que nos hemos comportado exactamente igual que lo hicieron los europeos en el siglo XVI y en el XVII y en los que vinieron luego. Parece que no importa cuán informado o cuánta tecnología tengamos a disposición. Si hay algo que tiene la humanidad como materia pendiente es no deslastrarse de la individualidad en pro de la comunidad.

Ojalá esta pandemia nos ayude a ser más solidarios y entender que nuestro futuro depende mucho de ello. Si alguien tiene el riesgo de contagiarse con un virus letal y el potencial para contagiar a muchos, de no hacer nada para evitarlo, los días de la vida como la conocemos están contados.


Fuentes
En este escrito expreso algunas reflexiones sobre las lecciones que sobre pandemia debemos aprender del pasado.
Inspirado en el artículo “The 432-year-old manual on social distancing” publicado en bbc.com.
Fuentes: bbc.com, nationalgeographic.com.es y OMS.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close