Written by covid19, destacados

En Uganda convierten la basura en máscaras que facilitan la comunicación de personas con discapacidad auditiva

La pandemia generada por el Covid-19 ha generado que los gobiernos y organismos internacionales implementen medidas de bioseguridad y distanciamiento social; lo cual ha impuesto ciertas barreras que dificultan la comunicación entre las personas con discapacidad auditiva, es por este motivo que en Uganda un grupo de personas han encontrado la solución para ello.

A comienzos del año 2020 la pandemia por el Covid-19 cambió por completo el estilo de vida de las personas, debido a las diferentes medidas de distanciamiento y bioseguridad, lo cual afectaba la comunicación en un sentido natural.

Para las personas sordas o con problemas de audición, usar una máscara representaba un completo desafío, porque se veían en la imposibilidad de leer los labios o ver las expresiones faciales de la persona con la que están hablando.

Algunas personas alrededor del mundo se han enfocado en buscar una solución a este problema. Las máscaras transparentes han permitido que las personas con problemas de audición puedan comunicarse fácilmente desde cualquier lugar, bien sea desde el mercado o en su lugar de trabajo, sin poner en riesgo su salud.

Aunque esta iniciativa se ha multiplicado en diferentes países, en Uganda se está llevando a cabo un proyecto donde se usan materiales encontrados en la basura para realizar estas mascarillas especiales.

Una joven que creció sabiendo las barreras que debía atravesar una persona con discapacidad

Juliet Namujju es actualmente una reconocida empresaria ugandesa que fundó y lanzó al mercado su marca de ropa Kimuli Fashionability, donde se implementan técnicas para crear prendas de vestir a partir de materiales reciclados, usualmente aquellos que se encuentran en la basura.

Pero no siempre fue así, Namujju comenta que a la edad de 5 años un accidente de tránsito causó la muerte de su madre y su padre fue amputado de ambas piernas, desde entonces su vida dio un giro rotundo.

Creció sabiendo que la sociedad muchas veces excluye a las personas que sufren algún tipo de discapacidad, es por ello que desde su perspectiva se encontraba en hacer que la sociedad pudiera cambiar la mentalidad y el trato hacia las personas con discapacidad.

Aunque el diseño de moda no parece ser una ruta obvia hacia el cambio social, esta empresaria de 24 años está usando su atrevido diseño de vestuario para brindar ayuda a las personas discapacitadas; además busca resolver el problema de la eliminación de desechos en Uganda. 

Kimuli Fashionability es una marca de moda sostenible ubicada en la ciudad de Mpigi, en el centro de Uganda, donde se emplea principalmente a personas con discapacidades para reciclar plástico y otros desechos en prendas llamativas, accesorios y máscaras para evitar la propagación del Covid-19.

Pero estas no son solo cualquier tipo de máscaras, son mascarillas inclusivas.

¿Dónde nace la idea de estas mascarillas?

Entre los meses de marzo y principios de mayo el bloqueo por coronavirus se encontraba a flor de piel, Namujju y todos sus trabajadores se encontraban confinados en sus hogares. Sin embargo, a finales de mayo pudieron volver a sus actividades regulares de trabajo, pero debían cumplir las medidas de bioseguridad.

Estando en el lugar de trabajo se percató que las personas que sufren algún tipo de discapacidad relacionada a la pérdida de audición, aproximadamente la mitad de sus 25 trabajadores, tienen un problema: las máscaras que se usan para prevenir la propagación del Covid-19 impiden su lectura de labios.

Había un problema muy evidente en su empresa, sus empleados con problemas auditivos no podían comunicarse sin poner en riesgo su salud, era necesario encontrar una solución a ello, pues si estaba sucediendo ahí, en otros lugares también.

 “Estando sentados con algunas personas con discapacidad auditiva les preguntamos ¿Cómo podemos hacer que nuestras máscaras sean únicas entre otras, para que este tipo de máscaras también puedan beneficiar a quienes no pueden oír?”, expresó Namujju a una entrevista a DW.

Namujju y su equipo idearon un diseño en el que se trata de una pantalla transparente con residuos de plástico, que se instalan en una máscara que suele ser de algodón y está equipada con bandas elásticas y filtros.

Por su parte, António Guterres, secretario general de la ONU expresa que “las personas con discapacidad se encuentran entre las más golpeadas por el Covid-19. Mirando hacia el futuro, tenemos una oportunidad única para diseñar e implementar sociedades más inclusivas y accesibles para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

Desde el mes de junio, Kimuli Fashionability ha logrado comercializar más de 2,000 mascarillas aptas para leer los labios; incluidas 600 piezas ordenadas por la organización Diversability en la ciudad de Los Ángeles, que se dedica a promover los logros de las personas con discapacidades. Esto ha mantenido al equipo de Namujju motivado, para mantenerse al día con la demanda.

Sacándole provecho a la basura

Cualquier persona de Uganda sabe que el problema de los desechos ha sido de mucho interés durante años, tomando en cuenta las grandes cantidades de desechos plásticos que se amontonan en las ciudades.

Gran parte de los desechos usados por la marca Kimuli Fashion para realizar sus diseños, proviene del Instituto de Innovación Social de Mpigi, un centro de empresas sociales responsable de pagar a las mujeres locales para que recolecten desechos en las comunidades. Luego, la marca de moda limpia y elimina la basura, convirtiéndola en un producto de calidad.

Namujju explica que al ver los desechos que traen a su empresa, observa un gran potencial, algo hermoso, capaz de convertirse en una flor, lo cual le hace honor al nombre de su compañía pues, Kimuli significa flor en el idioma local.

Según la ONU la crisis generada por el Covid-19 ha afectado todos los aspectos de nuestra sociedad, revelando hasta qué punto las personas con discapacidades están siendo excluidos; es por ello que este tipo de soluciones alrededor del mundo abren una ventana al proceso de inclusión durante la pandemia.

En el caso de Uganda, abre paso a solucionar otros problemas, tanto sociales, de inclusión y ecológicos en ciudades que se ven opacadas por los altos volúmenes de desechos. ¿Crees que estas acciones pueden brindar grandes soluciones a un mundo impactado por la desigualdad? 


Fuentes
https://www.dw.com/en/uganda-turning-trash-into-covid-masks-for-the-hearing-impaired/a-56158239

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close