Written by covid19

Identidad digital y el mundo Post COVID-19

La identidad digital es el siguiente escalafón que la tecnología está llevando a cabo como herramienta y facilitador para aliviar un sinfín de riesgos globales, entre ellos los riesgos de salud, movimiento, economía, viajes y comercio del futuro, impulsado sin duda por la necesidad y el COVID-19.

Lo que realmente preocupa a las personas es el impacto de la tecnología en la gestión de sus datos personales. Pero hay una capa de infraestructura digital fundamental que puede aportar transparencia a las interacciones de acuerdo a su fin.

Generar confianza con los ciudadanos en torno al uso seguro de los datos personales será clave para crear marcos efectivos. En el mismo orden de ideas, las políticas correspondientes a este ámbito, deben moverse tan rápido como la tecnología, en cuanto a confianza y efectividad.

La identidad digital centrada en el ser humano permite a las personas saber con quién están tratando, sin revelar más que la información estrictamente necesaria. Las identidades digitales le dan al usuario el control de sus datos: proporcionan pistas de auditoría claras y simplifican la forma en que las empresas y los gobiernos permiten que las personas se registren y accedan a sus servicios y comercio. Tiene un gran potencial para la educación en línea, la emisión de credenciales de empleo, la lucha contra el fraude o la prueba del estado de salud.

Con nuestra huella digital extendiéndose a todos los ámbitos de la vida, la identificación digital se está convirtiendo en un tema global.

Los países primer del mundo lo han venido implementando progresivamente y los resultados han sido positivos. La idea es conectar y mantener una red activa que facilite la conexión en distintos sectores de la vida cotidiana.

Una red de identidad digital saludable amplía la participación cívica y apoya el avance de la sociedad, un ejemplo sería el enfoque de identidad digital de Estonia, que permite que los sistemas de información de servicios electrónicos del sector público y privado de la nación se conecten y funcionen en armonía.

Vidya ShankarNarayan, Viceministra Adjunta y CIO, Agricultura y Agroalimentación de Canadá y anteriormente Directora General, Gobierno Digital comenta lo siguiente: “Como se demostró en Canadá, un ecosistema de identificación digital no solo es un motor para conectar a las personas, los gobiernos y el sector privado de manera confiable y transparente, sino que también acelera la participación en la economía, el trabajo y la movilidad”

El costo de no buscar identidades digitales es alto.

Lamentablemente, el COVID-19 ha mostrado muchos casos de solicitudes de fraude para subvenciones de organizaciones falsas, vendiendo pruebas no genuinas a los ciudadanos, estableciendo empresas falsas o reclutando directores falsos para recolectar datos. Solo en Reino Unido, Policy Exchange estima que el fraude y el error podrían costarle al gobierno entre $ 1.8 mil millones – $ 10.8 mil millones en 2020.

Pero ser capaz de probar las reclamaciones digitalmente es vital para permitir los procesos simplificados, sin papel y sin contacto en los sectores público y privado.

Los gobiernos de todo el mundo están gastando enormes cantidades para rescatar economías debido a los impactos que ha provocado el COVID-19, buscando ganancias en el PIB, racionalizando las economías y disminuyendo el fraude. La identidad digital permite todo esto, así como los regímenes de prueba sólidos, abriendo viajes y lugares de trabajo. La creación de valor de la identificación digital es equivalente al 3-13% del PIB para 2030.

Para ello es posible que sea necesario reescribir los marcos para permitir que las formas digitales de identificación sean aceptadas en paridad con los documentos de identidad físicos.

Las autoridades de protección de datos deben ofrecer bases legales en la protección de datos suficientes para permitir el funcionamiento de la identidad digital biométrica.

Para que los ciudadanos confíen y sean participantes dispuestos, las organizaciones deben tomarse el tiempo para contribuir al diálogo global entre marcos de confianza y explicar sus modelos con claridad. Se necesita un pensamiento innovador para permitir que los ciudadanos de todos los orígenes participen en esta infraestructura pública digital.

Sin duda alguna, el reto es de los gobiernos ya que uno de los principales objetivos es concientizar a una población para que comprendan y entiendan las ventajas y los beneficios de implementar progresivamente una identidad digital que englobe distintos ámbitos de la sociedad.


Fuentes
BBVA. (13 de junio de 2020). Identidad digital: ¿Qué es y cómo protegerla? Obtenido de https://www.bbva.com/es/identidad-digital-protegerla/
Dawson, J., & Duda, C. (14 de Enero de 2021). How digital identity can improve lives in a post-COVID-19 world. World Economy Forum. Obtenido de https://www.weforum.org/agenda/2021/01/davos-agenda-digital-identity-frameworks?utm_source=twitter&utm_medium=social_scheduler&utm_term=The+Davos+Agenda+2021&utm_content=17/01/2021+09:30

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close