Written by covid19

El poder de las cartas: Amigos por correspondencia

Extraños que se convierten en amigos a través de cartas en tiempos de pandemia. Una comunidad que se abre paso en el mayor crecimiento que haya vivido el mundo digital.

Conectar con otras personas es algo que en este tiempo se asocia con redes sociales digitales; pero la periodista estadounidense Rachel Syme, ha descubierto de la manera menos esperada, que hay mucha gente dispuesta a hacerlo de una forma que está pasada de moda ¿Hacer amigos por correspondencia en el siglo XXI?

La pandemia ha traído una cantidad de cambios en la vida de todos. No importa el lugar donde se viva, la afectación está forzando a la humanidad a ver lo que antes obviaba. Una de esas cosas es la importancia de estar juntos. Sobre todo con quienes queremos.

Hay una creciente necesidad de conectarse, más allá de Instagram, una videollamada por whatsapp, Facebook o cualquier otra red social, que hay para todos los gustos. La carta surge como una alternativa casi impensable en estos tiempos ¿Una carta? ¿Quién puede estar pensando en escribir una carta a mano o en una máquina de escribir teniendo los e-mails u otras formas más rápidas y con más recursos como, fotos, emojis, sonido, etc.?

Confieso que cuando leí en un artículo del New York Times sobre lo que está haciendo Rachel Syme con Penpalooza, la verdad es que quedé con la boca abierta. Hasta ese momento jamás había pensado en las cosas que perdí al dejar de escribir cartas.

Yo escribía cartas a mano a mi primera novia en el colegio y las cosas que sentía mientras lo hacía me vinieron de inmediato a la mente. Después pensé en las cartas a Santa Claus y lo que a veces cuesta escribir algo de corazón en una tarjeta de regalo para una amiga o para un ser muy querido, es mucho más fácil comprar una con el escrito hecho ¿Verdad?

La escritora británica Virginia Woolf sentenció que la carta es “el arte más humano, ya que hunde sus raíces en el amor a los amigos”

El ritmo frenético del estilo de vida en las ciudades se ha detenido y para quienes vivimos en lugares muy agitados por la dinámica social eso ha significado un duro golpe. A Rachel le ha ido muy bien haciendo amigos por correspondencia.

El valor del tiempo

La carta tiene su magia. Para quienes son partidarios de su uso, consideran que el hecho de tomarse el tiempo para escoger un sobre, el tipo de papel, incluso la pluma o bolígrafo, son  una demostración de lo importante que es la otra persona y eso es valorado por los involucrados ¿Será que lo que más se valora es saber que la otra persona usa su recurso más valioso en la vida, el tiempo, para dedicárselo? ¿Ud. qué cree?

Resulta raro en la actualidad, cuando de lo que se trata es de ahorrar tiempo, en vez de dedicar tiempo a lo que nos hace sentir bien. La carta también tiene un elemento de suspenso que por lo visto es muy apreciado por sus defensores.

Se trata de esa sensación que tiene quien envía de no saber cuándo llegará su encargo. Por otro lado, quien recibe siente lo mismo por no saber cuándo recibirá la misiva.

La pandemia ha hecho que en este intercambio entre amigos por correspondencia fuera una realidad. Durante esta crisis sanitaria ya son más de 10 mil los participantes y lo más increíble es que están distribuidos en más de 75 países.

Para formar parte del grupo solo hace falta escribir a hellopenpalooza@gmail.com y manifestar que quiere integrarse a esta comunidad. Existen boletines que le ofrecen información sobre cómo escribir cartas, si es que llega a necesitarlos.

Tener amigos por correspondencia suena como una experiencia estupenda, no conoces a la otra persona, comienzas a conocerla a través de las cartas y llegan a establecerse relaciones muy duraderas. El compartir cartas tiene que ver con conexión, algo que en estos días de encierro y de tantas limitaciones de contacto físico nos hace mucha falta.

La carta es algo físico que se recibe. No lo sé, tal vez la experiencia sea algo cultural pensar que se tiene algo que fue elaborado especialmente para uno. Sería interesante ver cómo reaccionaría un joven de 20 años, que ha vivido solo con mails y redes sociales ¿Sentirá lo mismo por una carta?

La idea

Rachel es una de esas personas a las que les gusta escribir y la pandemia la colocó, como a muchos, en una situación en la que se sentía atrapada en casa. La ansiedad la volvió a los recuerdos de niña, pensaba en una máquina de escribir que era de su abuela. 

A comienzos de la pandemia se compró una máquina eléctrica. Yo vi una de esas en casa, era de color beige y me dijo mi padre que se usaba un papel especial que se colocaba sobre la letra para corregir los errores.

La periodista decidió enviar su primera carta a su padre, dijo en una entrevista que era su manera de enviar un poco de amor físico que no podía dar por la cuarentena. Cuenta que acudió a Instagram y preguntó si había alguien que quisiera escribir cartas y así comenzó todo, después se siguió apoyando en las redes sociales digitales y con sus amigos, poco a poco el grupo fue aumentando y sigue haciéndolo de manera sostenida.

Penpalooza se convirtió en una opción para luchar contra la soledad, el encierro, la incertidumbre y toda esa ansiedad acumulada producto de la cuarentena.

La creadora de la red de intercambio de cartas dice que mucha gente quiere mantener la correspondencia después de la pandemia. Es una forma auténtica de hacer amigos y mantenerlos, cosa que no es fácil de hacer. Aclara que su intención no es hacer dinero con esto, no recibe nada más que cartas además de e-mails.

Hay que ser valiente para escribirle a una persona desconocida y esperar que esta te responda. Nadie sabe qué pasará al enviar la carta. Puede perderse, puede llegar y que no la contesten, puede iniciar una conexión con alguien con quien va a poder compartir, es impredecible, lo que sí se puede asegurar es que es un acto cargado de esperanza, y eso es precisamente lo que más se necesita en estos momentos tan desconcertantes.

 

Referencias:
En este escrito expreso algunas reflexiones sobre “Penpalooza” una comunidad de amigos por correspondencia.
Inspirado en el artículo titulado “Penpalooza, the Global Pen Pal Project Soothing Lockdown Loneliness” publicado por anothermag.com.
Fuentes: anothermag.com y The New York Times.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close