Written by cine, destacados

Un arcoíris en los medios: la representación de la comunidad LGTBIQ

La diversidad cultural demanda nuevas formas de percibir el amor y el respeto. Hoy, podemos hablar abiertamente de la unión de personas del mismo sexo y del derecho de estas a ocupar cargos públicos sin que sufran algún tipo de vejación. Sin embargo, este gran paso en aras de la igualdad de los derechos de las personas, precisamente por su condición de seres humanos, no surgió de forma espontánea. Años de constantes manifestaciones y protestas permiten a los miembros de la comunidad LGTBIQ disfrutar de un presente mucho más justo y tolerante, aunque aún en construcción.

Para que esto haya sido posible, los medios de comunicación jugaron un papel fundamental. Así lo informa la Universidad de Tennessee en un artículo sobre la representación del colectivo LGTBIQ en programas de televisión y series de difusión vía streaming. Los códigos de producción que tenían las principales productoras de Hollywood, entre los años 1930 y 1968, prohibía indirectamente la proyección de personajes homosexuales en sus contenidos audiovisuales. No fue hasta 1970 que, en algunas series de televisión, hicieron incipientes apariciones personajes miembros de la comunidad, aunque sin gozar de protagonismo.

Actualmente, como sugiere el mismo artículo, las cifras son totalmente diferentes. En la televisión norteamericana, en los años 2017 y 2018, 28 personajes regulares y 58 personajes recurrentes fueron identificados como miembros de la comunidad LGTBIQ. Del mismo modo, en aplicaciones por suscripción como Amazon y Netflix, pudieron contabilizarse 51 series con 19 personajes recurrentes que exponían contenidos relacionados al movimiento LGTBIQ. El texto, a modo de conclusión, resalta la importancia de este tipo de cambios en las formas de producción y representación de la realidad, pues deja ver una sociedad más diversa, a la vez que contribuyen a la ruptura de estereotipos.

Para que los medios de comunicación empezasen a tomar en cuenta a los colectivos, tuvieron que suscitarse una serie de acontecimientos como los que tuvieron lugar en el bar de Stonewall Inn de Nueva York en 1969. Según el reporte de La Vanguardia, aquel memorable 28 de junio, unas 150 personas, entre ellos lesbianas y mujeres trans que frecuentaban a hurtadillas dicho bar, se rebelaron en contra de los constantes abusos que recibían por parte de los policías.

Las fuerzas policiales visitaban frecuentemente el lugar para realizar redadas y detener a quienes consideraban como hombres ilegalmente vestidos como mujeres. El altercado terminó con trece personas detenidas y varios heridos. A raíz de ello, surgieron nuevas manifestaciones con la intención de visibilizar el colectivo LGTBIQ. Es por esto que cada 28 de junio se celebra en todo el mundo el Día del Orgullo LGTBIQ.

En una entrevista para el portal web Another, Rusell T Davies hace un recuento de sus aclamadas producciones como Queer as Folk y Cucumber and Banana, donde se resalta la importancia que tienen este tipo de contenidos para la difusión y mayor reconocimiento de la comunidad LGTBIQ. La mayoría de las series y películas que ha realizado están ambientadas en los años 80’, y estas exponen principalmente los peligros a los que los miembros de la comunidad estaban expuestos en aquella época.

La prensa denominó al SIDA la peste rosa en los 80s, promoviendo la discriminación hacia los homosexuales. El diario El Clarín informa que, cuando la enfermedad empezó a esparcirse, la creencia de la sociedad era que solo afectaba a los amorales. Estos y más temas pertenecen a la constelación de creaciones de Russel T Davies, su trabajo es relevante ya que presenta problemáticas históricas, que aún aquejan a la comunidad, tales como la falta de empatía y la desigualdad de derechos.

Rusell T Davies afirma estar orgulloso de las representaciones multiculturales y raciales que se reflejan en su producción, donde personajes afrodescendientes, gays y mujeres trans juegan papeles protagónicos, y dan a contar una historia de lucha y superación. Al respecto, el también guionista busca que las personas que se consideran dentro del espectro LGTBIQ, puedan expresar abiertamente su yo, sin necesidad de recurrir a eufemismos.

Por otro lado, periodistas como Ardrián Valiente, en una entrevista para el portal El Independiente, creen fervientemente en la facultad aleccionadora de masas que poseen grandes medios de comunicación a través de plataformas como la televisión. A pesar de que el porcentaje de personajes miembros de LGTBIQ que se muestran en la televisión nacional de España no refleja el porcentaje real, considera que estos han contribuido a que la homosexualidad ya se encuentre completamente aceptada en España.

El diario Correo realizó un compilado de veinte series que visibilizan al colectivo LGTBIQ, donde participan series de gran aceptación por parte de las audiencias como Glee y Modern Family, además de Por Trece Razones. En todas ellas, se cuenta con la participación de grupos de lesbianas, gays y bisexuales con suma naturalidad. De igual manera, Sex Education hizo lo propio para introducir personajes con identidades y sexualidades varias, sin la necesidad de recurrir a un enfoque dramático.

Con respecto a la terminología que se utiliza para englobar al total de participantes de la comunidad LGTBIQ, la BBC de Londres presenta en uno de sus artículos el uso del anglicismo queer para referirse a personas que aún no definen su opción sexual y/o identidad. Sobre ello, ya la Asociación Estadounidense de Psicología (o APA por sus siglas en inglés), ha aprobado el uso de términos inclusivos como pansexual y pangénero.

El término queer en cuestión, si bien hace algunos años atrás era considerado como despectivo, hoy se exige su aceptación en las asociaciones lingüísticas. De acuerdo con Columbia Journalism Review, aunque el término fue considerado despectivo en su momento, ha sido rehabilitado por la comunidad ya que ofrece a algunos miembros la posibilidad de escapar de las restricciones impuestas por las orientaciones sexuales y géneros ya existentes.

Las manifestaciones culturales y los mass media surgen en base a la necesidad de reflejar lo que sucede en nuestra sociedad y de mantenerla informada. Más allá de las representaciones de una sociedad modelada por la relación entre el sexo biológico y el género, es fundamental aceptar que la sociedad abarca mucho más. La aceptación permitirá el desarrollo de una comunidad más integrada, más protegida y con más recursos.

 

Referencias:
A content analysis of LGBT representation on broadcast and streaming television en https://scholar.utc.edu/honors-theses/128/
Así nació el movimiento LGBTIQ+ en https://www.lavanguardia.com/
It’s A Sin Creator Russell T Davies: “Cast Gay as Gay” en https://www.anothermag.com/
La homosexualidad en la televisión: ¿visibilidad o estereotipo? en https://www.elindependiente.com/
Veinte series que han dado visibilidad al colectivo LGTBI en https://www.elcorreo.com/
Pansexual, intersexual, ‘queer’, homosexual, transexual… ¿cuántas formas hay de definir la identidad sexual? en https://www.bbc.com/mundo
La historia del VIH/Sida: de la “peste rosa” a la cura de dos pacientes en https://www.clarin.com/
How the word ‘queer’ was adopted by the LGBTQ community en https://www.cjr.org/

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close