Written by comunidades

Millones de palestinos son excluidos del plan de vacunación de Israel

Israel es la nación que más rápido está vacunando a sus ciudadanos contra la COVID-19, pero Human Rights Watch denuncia que 4,5 millones de palestinos en la Franja de Gaza y en la Ribera Occidental están siendo privados del plan de vacunación inicial. A fecha de 28 de enero de 2021, más de 50 dosis de Pfizer han sido administradas a cada 100 personas en Israel.

Responsabilidades del Cuarto Convenio de Ginebra

Human Rights Watch ha invocado el Cuarto Convenio de Ginebra que también incluye apartados para la lucha contra epidemias. Después de 50 años de ocupación israelí, estás obligaciones siguen incluidas en la ley internacional de derechos humanos.

Por lo tanto, la vacuna deberá ser administrada de manera no discriminatoria a los palestinos que vivan bajo control de Israel. Aquellas áreas donde las autoridades palestinas tengan la obligación y las competencias de proteger la salud de sus ciudadanos no absuelven a Israel de la responsabilidad de proporcionar la ansiada vacunación.

El director de Human Rights Watch en Israel y Palestina, Omar Shakir, comenta que «nada puede justificar la realidad actual de partes de la Ribera Occidental, donde un lado de la calle está recibiendo vacunas y la otra no, basado en si se tratan de judíos o palestinos. Todo el mundo en el mismo territorio debería tener un acceso equitativo a la vacuna, independientemente de su etnia».

Jerusalén Este y planes de vacunación diferentes

Similar a otras naciones, la prioridad del plan de vacunación ha sido dada a aquellos en alto riesgo, sean personas de avanzada edad o trabajadores sanitarios, los cuales una gran mayoría de ellos ya están vacunados. A excepción de aquellos viviendo en Jerusalén Este, las vacunas no llegan a los palestinos.

En esta zona, todos los palestinos recibirán la vacuna por parte de Israel, y los médicos provenientes de la Ribera Occidental y Gaza están trabajando en seis hospitales que destinan recursos para ellos. La diferencia respecto al territorio considerado ocupado por los israelíes es que estos palestinos tienen el estatus de residentes en Israel, por lo que pagan impuestos a sus autoridades y tienen acceso a su seguro de salud.

En total y según la Organización Mundial de la Salud (OMS), fueron confirmados 175.000 casos de COVID-19 y más de 1.960 muertos palestinos en las áreas de la Ribera Occidental, Jerusalén Este y la Franja de Gaza. Mientras que en Israel la tasa de mortandad es del 0,7 %, en estos territorios es del 1,1 %.

La pregunta que surge ahora es la procedencia de las vacunas para aplicarla a todos los palestinos que no se encuentren en Jerusalén Este. Según el Ministro de Salud palestino, se están cerrando tratos con cuatro compañías diferentes para poder establecer un sistema de vacunación que sería suficiente para el 70 % de sus ciudadanos, aunque aún no se cuente con una fecha exacta.

De momento, cuentan con un envío de 5.000 dosis de la vacuna rusa, la Sputnik V, cuya entrega tiene una fecha indeterminada. Cabe destacar que uno de los mayores impedimentos para una distribución adecuada de cualquier producto o servicio a gran escala en estas áreas parten de las limitaciones logísticas debido a las restricciones establecidas por Israel y Egipto.

Existe otro estatus indeterminado entre los palestinos. Son aquellos trabajadores que cruzan las fronteras entre los territorios ocupados y el territorio de Israel para poder trabajar, un gran número de ellos trabajadores en el sector de la construcción. Según el censo, son alrededor de 133.000 palestinos los que trabajan en Israel y sus asentamientos en la Ribera Occidental. Algunos expertos avisan de que, si estos palestinos no son vacunados, supondrá un peligro no solo para ellos, sino para todos aquellos israelíes con los que frecuentan su día a día.

La responsabilidad en la vacunación de los palestinos

Aparte de las mencionadas responsabilidades del Cuarto Convenio de Ginebra, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha subrayado la responsabilidad de Israel para proveer acceso a las vacunas a los palestinos en Gaza y en la Ribera Occidental.

Sin embargo, es un frente abierto, porque el ministro de salud de Israel, Yuli Edelstein, defiende que está en los Acuerdos de Oslo que los palestinos tienen que hacerse cargo de su propio sistema sanitario. Las autoridades de Palestina señalan a otra parte de esos mismos acuerdos donde se especifica que ambos deben intercambiar información sobre cualquier enfermedad contagiosa o epidemias, y que deben combatirlas conjuntamente.

La ONU continúa diciendo que la ley internacional prevalecería sobre estos acuerdos y que la Cuarta Convención de Ginebra especifica claramente las responsabilidades de proveer acceso a la sanidad por parte de aquellas naciones que estén ocupando territorios. El argumento en contra de Israel en este sentido es que técnicamente no están ocupando territorios en Gaza ni en la Ribera Occidental.

Al final, como vemos, es un complejo conflicto geopolítico y legal donde cada parte puede extraer sus propios razonamientos y bases legales para justificar sus demandas y su proceder. El conflicto israelí-palestino ya dura más de 70 años, y los diferentes acuerdos e invocaciones a la legalidad internacional no parece que vayan a solucionar el problema a corto ni medio plazo.

Al igual que en otros momentos de la historia y en otros países, todos estos conflictos y peleas entre naciones acaban afectando al eslabón más débil: a sus ciudadanos. Es algo que podemos ver en otras partes del mundo, donde la vacuna no está llegando a las personas o naciones más pobres, mientras que aquellos considerados países desarrollados o ciudadanos con rentas elevadas, tienen un acceso mucho más rápido y eficiente a la vacuna. El coronavirus no entiende de clases sociales, pero parece que así fuera.

 

Referencias:
Covid-19: Why are Palestinians not getting vaccines? (enero de 2021). BBC News. Obtenido de https://www.bbc.com/news/55800921
Israel: Provide Vaccines to Occupied Palestinians. (17 de enero de 2021). Human Rights Watch. Obtenido de https://www.hrw.org/news/2021/01/17/israel-provide-vaccines-occupied-palestinians#

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close