Written by ciencia y tecnologia

Un planeta, una ciudad

Las ciudades fueron los grandes escenarios del siglo XX, pero en la actualidad han quedado desfasadas, como cementerios de concreto que acumulan problemas medioambientales, de salud y, en general, malas condiciones de vida. Sin embargo, un grupo de arquitectos ingleses parece haber encontrado la solución: una ciudad gigantesca donde vivamos todos. Sí, todos.

Liam Young es un arquitecto independiente, de tendencia futurista, con un fuerte análisis crítico. Además, es el fundador de Tomorrow’s Thoughts Today, un grupo de diseñadores con sede en Londres que explora escenarios ficticios de un futuro cercano, a la vez que fomentan el debate sobre las realidades sociales, arquitectónicas y políticas del planeta. Recientemente, el grupo saltó a la fama por una propuesta revolucionaria.

Young lanzó un cortometraje para dar a conocer su idea. Titulada “Planet City”, la película propone que toda la población de la Tierra podría caber en una enorme ciudad sostenible, dejando el resto del planeta libre para la naturaleza y la vida salvaje. “Planet City” imagina una ciudad hiperdensa que ocupa sólo el 0,02% de la superficie del planeta. No se trata apenas de una utopía o distopía, sino de un modelo de vida circular y novedoso.

La película describe cómo la gente podría vivir en “montañas residenciales” de hasta 165 pisos y cultivar alimentos en megagranjas y huertas verticales. Esta descomunal megalópolis funcionaría como un sistema de circuito cerrado: no generaría residuos, se auto-alimentaría de energía, y miles de granjas de algas filtrarían la contaminación y proporcionarían alimentos. Con eso, el resto del planeta estaría en paz consigo mismo y no sufriría la presencia de los humanos.

Más allá de las posibilidades ciertas de ejecutarla, la idea ya de por sí es revolucionaria: plantea un modo de quedarse en la Tierra sin destruirla, de aislarnos nosotros como humanos en vez de buscar otro planeta para destruir. El mismo Young que la idea “no pretende ser una propuesta ejecutable“. La intención es animar a la gente a pensar en el planeta y en cuestiones de sostenibilidad.

La idea de un planeta con una sola ciudad se inspira en el concepto de la Media Tierra del biólogo Edward O Wilson, que propone que la extinción masiva puede evitarse dedicando la mitad de la superficie de la Tierra a la naturaleza.

Características de las ciudades del futuro

Si bien “Planet City” es especulación, otros arquitectos también se dedican a la idea de que las ciudades pueden construirse de forma sostenible y concreta. Muchos de ellos coinciden en algunos puntos, por ejemplo, un sistema agrícola con parcelas dentro de la ciudad. Esto reduce la distancia que los alimentos tienen que recorrer desde el campo hasta la mesa del hogar.

También se coincide en la necesidad de buscar fuentes de energía renovables, como turbinas eólicas, paneles solares o biogás creado a partir de aguas residuales. Las ciudades ofrecen economías de escala que hacen viables estas fuentes de energía. Por otra parte, diversos métodos para reducir la necesidad de aire acondicionado son necesarios, por ejemplo, la plantación de árboles, los sistemas de ventilación natural, y el aumento de los espacios verdes. Estas medidas contrarrestan el “efecto isla de calor” causado por la abundancia de asfalto, que puede hacer que las zonas urbanas sean varios grados más cálidas que las zonas rurales circundantes.

Las ciudades sostenibles también deberían mejorar el transporte público y aumentar la peatonalización para reducir las emisiones contaminantes de los coches. Esto requiere un enfoque radicalmente distinto de la planificación urbana, con zonas comerciales, industriales y residenciales integradas. Además, es imprescindible buscar soluciones para disminuir la dispersión urbana, y así permitir que la gente viva más cerca de su lugar de trabajo. De esa manera, se busca una forma de aumentar la densidad cambiando las actitudes de muchos habitantes de los suburbios, que en general se dirigen hacia las zonas del centro de la ciudad.

Por supuesto, el rol de la tecnología se volverá trascendente para ayudar a la sostenibilidad. En general, las ciudades serían impulsadas por una tecnología inteligente para que las personas estén más conectadas que antes; así, con suerte, mejorará la experiencia de vivir en una ciudad. La eficiencia será vital, y ahí es donde entran en juego la inteligencia artificial y la automatización, probablemente la columna vertebral de la economía y la vida cotidiana en un futuro cercano.

Las ciudades del futuro hoy

Algunas ciudades actuales ya utilizan varias de las ideas mencionadas. Singapur, por ejemplo, ha experimentado un cambio radical en los últimos 50 años, quizá como nunca se había visto. En 1965, esta ciudad-estado tenía problemas económicos, estaba muy contaminada y distaba mucho de ser un lugar ideal para los turistas e inversores. Hoy es una de las ciudades más verdes y modernas de todo el mundo, el mejor modelo de cómo serán las ciudades sostenibles del futuro.

En Singapur, los ciudadanos tienen proximidad y accesibilidad a todo lo que necesitan, como escuelas, entretenimiento, tiendas, asistencia sanitaria y transporte público. Los edificios están ampliamente entrelazados con la biodiversidad natural y la producida en el marco de las iniciativas ecológicas. En general, esta ciudad-estado es accesible, autosuficiente, y protege y promueve la biodiversidad.

Copenhague es otro ejemplo mundial en sostenibilidad, pero ofrece una mirada diferente a la de Singapur: Copenhague se ha mantenido relativamente igual en el tiempo, pero sí ha revisado sus prácticas de sostenibilidad para convertirse en una referencia mundial.

Estas dos ciudades sirven para entender que, aunque la ciudad del futuro de Young quizás no sea posible, sí es importante acercarse a esa idea y concretar proyectos radicales. Y no sólo es importante: es imprescindible para modificar nuestro modo de vida y tener un planeta más sano y racional.

 

Referencias:
21 Features of the Future Sustainable City, en https://www.smartcitiesdive.com
This is what the future’s sustainable cities could look like, en https://www.nationalgeographic.com
Liam Young’s Planet City could tackle climate change by housing 10 billion people in a single metropolis, en https://www.dezeen.com/

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close