Written by cine

Locked Down es una capsula del tiempo que se abre muy pronto

2020 puede haber sido el año de las expectativas de moderación permanente, pero películas como “Locked Down”, al menos desde el principio, hacen que sea difícil no hacernos ilusiones. Sus estrellas, Anne Hathaway y Chiwetel Ejiofor, son el tipo de actores que tienen la energía suficiente para mantener tu atención en los escenarios más mundanos, incluso en cuarentena. Así que estar atrapado en un encierro con ellos, verlos encarnar circunstancias relacionadas a través de monólogos febriles, y luego unirte a ellos en una historia que promete un atraco a una tienda departamental suena como uno de esos clásicos entramados hechos en Hollywood.

Pero a pesar de la química y el carisma disponibles de Hathaway y Ejiofor, “Locked Down” resulta ser un lío desconcertante, en parte debido a las decisiones tomadas sobre cómo contar una historia que mezcla el drama de la pareja con un atraco. Los límites creativos ni siquiera se deben a la pandemia, sino a Knight (Guionista) y al director Doug Liman, quienes hacen que esta historia esté más entramada de lo que debería ser. 

“Locked Down” comienza en circunstancias turbias y tensas, expresando la amarga mezcla de introspección y dolor que ahora sabemos que es parte de la cuarentena. Linda (Hathaway) y Paxton (Ejiofor) están destinados a romper una vez que este encierro infernal termine; dos semanas más y la pareja londinense se aliviará de los nervios. Su relación comenzó con paseos salvajes en motocicleta hace años, y se puso en una pendiente emocional cuando el culto y agresivo Paxton fue arrestado por golpear a alguien en defensa propia. Desde entonces, su relación se ha convertido en una colección de conversaciones rencorosas y acciones privadas tristes. Paxton quiere vender la motocicleta y Linda ni siquiera le ha contado a sus compañeros de trabajo sobre la relación. El bloqueo los ha vuelto aún más tensos, especialmente porque Linda se enfrenta a un drama de trabajo.

Para los dos primeros actos de la película, Hathaway y Ejiofor dan actuaciones frenéticas acordes a la época. Mientras Linda y Paxton chocan, básicamente lanzan monólogos salvajes que detallan sus neurosis sobre su creciente disgusto por ellos mismos y el uno por el otro, mostrando indirectamente cómo estos amantes separados serían perfectos el uno para el otro si pudieran verse cara a cara una vez más. La actuación es exagerada, como si Liman permitiera que la pandemia inspirara el bloqueo, haciéndolos caminar de un lado a otro y terminar con sus ansiosas peroratas en un punto álgido. Puede ser una exhibición convincente pero cursi, como cuando Hathaway se desahoga a gran velocidad, con murmullos modestos en el medio, sobre un viaje de negocios anterior al COVID en el que tuvo que enfrentarse a sí misma en el espejo y no le gustó lo que vio. 

Ejiofor va en contra de lo que transmite su actuación, generalmente despide una cierta vibra de sabiduria; pero en este caso es sorprendente verlo tan ansioso, tan desaliñado, tan deliberadamente molesto. Pero tiene ráfagas de libertad, corriendo afuera y leyendo poemas de TS Eliot y DH Lawrence desde su teléfono a sus vecinos, sus “compañeros de prisión”.

Knight tiene que darle un tercer acto a su guión de “Escenas de una cuarentena”, por lo que la trama de un atraco se concreta mezclando sus dos trabajos. Ella trabaja para la empresa que supervisa el diamante que se exhibe en Harrods, y él ha encontrado un trabajo como conductor contratado para transportar uno que cuesta tres millones de libras, aunque con un nuevo nombre debido a su pasado criminal. Paxton y Linda comentan sobre esta superposición, diciendo que es como una intervención de Dios, el destino, la casualidad, etc. Pero en realidad es solo una trama incoherente que conduce a uno de los atracos más débiles en la historia del cine, y no de una manera astuta. 

Knight aprovecha la oportunidad de un atraco de encierro para encantar con algo de subversión, y difícilmente funciona. Por lo general, cuando hay un atraco, viene con una ansiedad vertiginosa de ser atrapado, una emoción que se evita directamente aquí con un encogimiento de hombros. Y, por lo general, un atraco se trata más de astucia, de los ladrones e incluso de narradores más astutos que los guían, pero en esta película se trata más de un paseo por una enorme tienda de departamentos. La única subversión interesante tiene que ver con la química: Presentar el atraco como un evento que podría revertir las emociones que originalmente unían a los protagonistas. En particular, gracias a la actuación de Hathaway, ella desafía constantemente nuestra certeza sobre lo que quiere al final, mientras mantiene la armadura emocional de Linda. 

El atraco se convierte en una extensión de la cínica asignación de entretenimiento de la película: que la película, por alguna razón, tiene que durar casi dos horas, así que aquí hay algo de relleno de personajes en el transcurso de algunas sesiones de Zoom, con breves cameos de Ben Stiller y Mindy Kaling como compañeros de trabajo de Linda. 

Elimina la presencia de las estrellas de esta historia y apenas tienes una película que valga la pena, y una que parece que ya está desactualizada. Tiene características que pintan perfectamente ese inicio de cuarentena del 2020: bromas sobre hacer pan, los comienzos de usar máscaras, el temor de saber que estás encerrado sin saber por cuanto tiempo, etc. Locked Down es un aspirante a pionero del cine de la era COVID, pero se siente viejo en comparación con otras películas que ya han salido y han utilizado actuaciones de Zoom y determinadas escenas al aire libre. Es como una cápsula del tiempo que se ha abierto demasiado pronto, las simples referencias de la película a ansiedades reales no brindan ningún consuelo sino un fácil reconocimiento. 

Locked Down demuestra tener una idea distorsionada del escapismo, su enfoque relajado socava todas las cosas buenas a su favor. Bajo tales restricciones, la película ciertamente tiene la mentalidad de encierro de conformarse con lo que está físicamente disponible. 

 

Referencias:
https://gen.medium.com/the-inherent-sadness-of-pandemic-nostalgia-e7d6344038a1
https://variety.com/2021/film/reviews/locked-down-review-chiwetel-ejiofor-anne-hathaway-1234884187/

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close