Written by ciencia y tecnologia

El auge del ajedrez, a la conquista de los e-sports

El ajedrez siempre ha sido un juego de masas, pero pocos se habían parado a pensar que podría ser el siguiente rey de los e-sports. Poner al ajedrez al mismo nivel que League of Legends, Counter-Strike, Fortnite o cualquier otro deporte electrónico parecía una empresa algo arriesgada.

Está ocurriendo ahora mismo.

Un deporte para la mente

Uno de los grandes factores que han contribuido a la popularidad del ajedrez como un e-sport en el año 2020 fue la miniserie de Netflix llamada Queen’s Gambit o Gambito de Dama, en su versión en español. No es el único. El confinamiento y las restricciones también aumentaron el uso que hacemos de internet, los videojuegos y la tecnología, y esto también se traslada a un impulso del ajedrez como un juego preferido por muchos.

La realidad es que, si entras a Twitch, la popular plataforma de retransmisión de contenido y videojuegos, podrás observar que el ajedrez como tal se encuentra en las posiciones más elevadas, muchas veces superando a otros e-sport que hicieron historia y batieron cifras de récord.

Ya considerado deporte desde hace muchos años y con unos orígenes que dicen ser de hace miles de años, el juego del ajedrez no es espectacular, no contiene un gran frenesí ni elementos demasiado vistosos. Sin embargo, es tremendamente táctico, desafiante para la mente, y puede llegar a provocar emociones que aceleran el ritmo cardíaco del jugador, sobre todo cuando nos acercamos al final de la partida o, al menos, la tenemos cerca.

Quizás es por este motivo que el ajedrez nunca se vio como un deporte electrónico. Le faltaban esos elementos característicos de un videojuego competitivo lleno de jugadas espectaculares y ritmos frenéticos. Ahora, el ajedrez se confirma como un juego que lo tiene todo: miles de horas de diversión, muy beneficioso para la mente, capaz de jugarse en cualquier momento, con cualquier dispositivo y en cualquier lugar, y con posibilidades casi infinitas.

Chess.com y el ajedrez online

La plataforma indiscutiblemente líder para jugar online al ajedrez se llama Chess.com. A fecha de octubre de 2020, Chess.com ha evaluado el juego limpio de 125 millones de partidas jugadas por un total de 5,3 millones de cuentas. Estos números suponen una espectacular subida de un 66 % de jugadores en comparación con los tiempos previos a la pandemia de la COVID-19. Y eso que todavía no estaba presente el «efecto Queen’s Gambit» que impulsaría a la plataforma aún más.

Considera el ajedrez como un e-sport. Es perfecto para las retransmisiones de torneos y para los y las streamers. La mayor barrera que tendríamos hace poco más de un año para considerar al ajedrez un juego al nivel de otros grandes títulos es psicológica, porque los elementos previamente mencionados lo hacen perfecto para ser un deporte electrónico.

Además, debido a la pandemia, se cancelaron numerosos torneos presenciales que fueron reemplazados por torneos online, al igual que ocurrió en muchos otros eventos del mundo gaming y que ahora se retransmiten desde los hogares de sus jugadores. Uno de los maestros del ajedrez que más relevancia adquirió en los tiempos recientes tiene el nombre de Hikaru Nakamura, con decenas de miles de espectadores en directo cada vez que juega, y quien consiguió elevar la categoría del ajedrez hasta las posiciones superiores de la lista en Twitch.

Hikaru Nakamura es el número 1 del mundo en el modo blitz, que tiene la particularidad de que los relojes de ambos jugadores cuentan solo entre 3 y 5 minutos de tiempo. Son partidas muy rápidas, muy dinámicas y perfectas para la retransmisión, porque nos alejan de aquellas partidas lentas que pueden durar horas, si no semanas (¡e incluso meses!). Por otro lado, también tenemos las partidas de 10 a 15 minutos de duración, con o sin incremento de segundos por cada movimiento que el jugador realice.

El ajedrez rápido tiene una ventaja doble. En primer lugar, es lo suficientemente rápido como para mantener el interés del espectador que lo está viendo en directo. En segundo lugar, el jugador o retransmisor tiene el tiempo suficiente como para explicar las posibles jugadas, las aperturas que ha realizado, los porqués y cualquier otra sugerencia que desee añadir.

Y, si el jugador quiere un reto, siempre puede jugar con el tiempo bala, que consiste en partidas de 1 minuto de duración. Poco tiempo para explicar cualquier jugada, pero interesante de observar sin duda alguna.

El futuro del ajedrez online

Hoy día, es mucho más sencillo jugar online que jugar en un tablero físico —aunque un tablero de madera en persona siempre tiene su lado romántico y tradicional—. No se trata únicamente de accesibilidad e inmediatez, es decir, de jugar en el metro, esperando una cita o en el sofá de tu casa. Es mucho más.

El ajedrez online en cualquier modalidad te permite aprender de forma mucho más dinámica. Según la plataforma o el software con el que juegues, tus partidas pueden ser analizadas por una inteligencia artificial que especificará cuáles son tus errores más graves, en qué puedes mejorar e incluso volver a jugar la partida evitando ese movimiento que te llevó al desastre.

También puedes disponer de un libro inmenso de aperturas —tan importantes para el resto de la partida—, lecciones personalizadas, problemas, puzles y una gran cantidad de recursos para mejorar tu habilidad en el juego.

La tecnología y la pandemia lo está cambiando todo, y la verdad es que es tremendamente interesante observar cómo aquello a lo que jugaban los reyes de la Edad Media sigue despertando seguidores por todo el mundo en pleno 2021, hasta el punto de ser uno de los juegos más jugados del planeta. El ajedrez es eterno.

 

Referencias:
Behler, C. (2 de diciembre de 2020). The 2020 Chess Boom. Medium.com. Obtenido de https://medium.com/super-jump/the-2020-chess-boom-992427704a28

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close