Written by futuro

Gig Economy

El modelo económico que está viviendo un momento estelar y que será un gran apoyo para paliar la crisis post pandemia.

La llamada gig economy, cobra cada día más importancia en el mundo. Millones de personas se están sumando a un tipo de trabajo que les ofrece más oportunidades y libertades; pero, ¿A qué costo?

Este tipo de economía colaborativa, crea un escenario en el que conquistas logradas después de luchas laborales que se llevaron muchas vidas, se pierden. Los seguros médicos, la seguridad social, una remuneración justa y estable, no están en el paquete. Lo que sí tiene el trabajador es libertad para escoger cuánto tiempo trabajar, cuántos días y poder hacer el trabajo para las personas que desee porque no estará atado a ninguna compañía ¿Por qué crece tan rápido un modelo que desmejora las condiciones de trabajo? ¿Es la flexibilidad tan apreciada como para pagar el precio?

El asesor estratégico en fusiones y adquisiciones y también experto en tecnología y marketing, Nate Nead, escribió un artículo que publicó el 25 de enero de 2021 en readwrite.com y en él hablaba sobre el tema del trabajo online, que es el motor de la gig economy (economía de conciertos), hablaba sobre su presente y sobre su futuro. Aseguraba que estábamos en la era de oro de este modelo.

Apuntaba que las inversiones de las grandes empresas de tecnología fueron fundamentales para su despegue. De las más conocidas pueden mencionarse Uber o Airbnb, por ejemplo.

Usar internet como ambiente de negocios resultó muy útil, porque las reglas eran escasas; pero el futuro no está tan claro, puesto que los gobiernos pujan para velar por los derechos de los trabajadores y eso puede disminuir la velocidad de crecimiento de este ecosistema, exitoso hasta ahora.

¿Las regulaciones gubernamentales llegarán para acabar con la posibilidad de trabajo para muchas personas? Después de todo, lo que hace atractivo el negocio es mano de obra barata y para las plataformas digitales, eso significa mucho volumen de contratos que le dejan un buen beneficio.

Si el empleador no tiene el beneficio de abaratar costos de mano de obra, porque debe cubrir gastos de protección social ¿Por qué se sentiría atraído de usar las plataformas digitales para buscar empleados? Menos empleadores usando las plataformas, menos contratos, menos dinero, esa ecuación no pinta nada bien.

Por otro lado, los trabajadores acuden a estas plataformas, no solo porque quieren dinero extra, también es porque no consiguen trabajos por las vías tradicionales o porque prefieren trabajar desde casa y ganan lo mismo o tal vez más ¿Y los beneficios contractuales y de seguridad social?

Ante la falta de un trabajo tradicional, la posibilidad de tener uno o varios, sin importar que este no tengan beneficios sociales, es una gran ayuda ¿Podría perderse esta posibilidad con un retroceso del trabajo online en las plataformas digitales, cuando cada vez más personas están migrando a este modelo?

En esta economía, el mercado está conformado por trabajadores de un lado, y empleadores por el otro. En él, ambos establecen una relación gracias a las plataformas digitales que permiten a los empleadores conseguir gente que trabaje para ellos y a los trabajadores a conseguir empleos cortos, que bien pueden ayudarle a sumar dinero extra. Este mercado ha fluido porque todas las partes se necesitan ¿Es sostenible?

Desde 2008, producto del crash financiero, el trabajo online encontró buena tierra para florecer, en plena crisis económica las tasas de desocupación se elevaron y este tipo de trabajo no solo fue una válvula de alivio para muchos empleadores que buscaban mano de obra barata, sino también una oportunidad que cambió la forma de entender el trabajo para quienes lo buscaban ¿Funcionará este modelo para una economía sana o es solo para paliar las crisis?

Para el año 2018, el profesor Richard Heeks, Director del Centro de Desarrollo Digital de la Universidad de Manchester del Reino Unido afirmaba que ya existían más de 70 millones de personas trabajando bajo el modelo de  gig economy.

Un dato muy interesante llega de la mano de la reconocida consultora global McKinsey, que estima que alrededor de 540 millones de personas estarán buscando empleo a través de estas plataformas en 2025, unas 230 millones lograrán su objetivo.

Este último dato, cobra mayor fuerza cuando entra en la ecuación la pandemia y la gran crisis que esta ha traído. La balanza se inclina a mantener el modelo actual de trabajo online porque sin duda será un bastión que le brindará un muy necesario apoyo a la economía, las tasas de desempleo son grandes y caerán gradualmente, los gobiernos es de esperar que no presionen en estos tiempos.

Algunos países europeos, como España por ejemplo, apenas estaba recuperándose de los niveles de desempleo dejados por la crisis de 2008, y esa es una realidad que viven no solo otros países de Europa, sino también de América Latina y el resto del mundo.

Un ejemplo muy usado para expresar la nueva dinámica laboral es el de Uber. Esta empresa nacida en 2010 revolucionó la forma de entender el mundo. Una plataforma juntaría por un lado a gente que quería un servicio, en este caso transporte, y por el otro, gente dispuesta a ofrecer el servicio. Por relacionarlos y para que pudieran satisfacer sus necesidades, le cobraría un porcentaje. Todos ganarían y ha sido un rotundo éxito.

¿Es el conductor empleado de Uber? Por lo que dice la empresa son socios, son autónomos, Uber pone la plataforma, con la confianza y todo lo que implica la inversión tecnológica y de servicio. Por su parte los conductores ponen su auto y su trabajo. Entonces ¿Debería Uber  brindarles beneficios sociales a sus socios? ¿Qué empresa hace eso?

El costo del servicio es muy competitivo gracias al modelo de negocio. Los conductores hacen sus horarios, establecen sus metas, cobran sin ir a algún banco, tienen a disposición la tecnología para que sus clientes se sientan más cómodos y seguros.

¿Hay que trabajar más? Dado que los precios son tan competitivos el esfuerzo de los conductores es bastante elevado, deben hacer muchos servicios de transporte, más que los que hacen los taxistas autónomos ¿Significa que están siendo explotados? ¿Es lo que se denomina un trabajo precario? ¿Qué cree Ud.?

Este modelo es el mismo que siguen las empresas que ofrecen empleos a través de plataformas digitales, lo que cambia es el servicio. Por ejemplo para una agencia de publicidad, una plataforma es la vía para buscar un freelancer o autónomo para que haga un comercial de TV.

Coloca los requerimientos y el precio que puede pagar (opcional), un interesado dispuesto a aceptar las condiciones se postula, si aceptan su propuesta se realiza un contrato (lo hace la plataforma). La plataforma cobra un porcentaje por el monto total y establece las condiciones de cobro por el trabajo y medios y tiempo del pago de este.

El freelancer compite con cualquiera que se postule, con lo cual, los precios por el trabajo pueden estar muy por debajo de lo que se cobraría tradicionalmente. Por otra parte, los que pagan por el trabajo tienen la gran ventaja de poder escoger entre una gran variedad de postulaciones y pagar el menor precio en relación a la calidad del trabajo realizado.

En el mercado tradicional, el empleador tiene una oferta, que incluye un sueldo, que no puede ser menos al mínimo establecido por la ley de cada país y beneficios de seguridad social y de carácter contractual. Es obvio que para un empleador el trabajo online  es una mejor opción. Tal vez para el trabajador, sea la única opción ¿Es un trabajo precario? Yo no lo llamaría así, es un mercado y un trabajador no es obligado formar parte de él, las personas tienen la facultad de decidir, puede escoger la plataforma que le brinde las condiciones que más se ajusten a él.

Es una forma alternativa de producir dinero con un talento o haciendo una actividad para la que los requisitos básicamente son que sepa hacer lo que dice que sabe hacer y que lo demuestre. Hay un precio, entre otras condiciones, si está dispuesto a hacer el trabajo acepta y si no, lo rechaza.

 

En este escrito expreso algunas reflexiones sobre el Trabajo Online y Gig Economy.
Fuentes: readwrite.com, bbvaopenmind.com y theguardian.com.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close