Written by reflexiones

Una radiografía del narcisista online

El narcisista moderno ha encontrado el mejor altavoz para reafirmarse y buscar atención: internet y las redes sociales.

El narcisista siempre ha vivido entre nosotros, pero con el auge de las redes sociales ha encontrado medios más eficientes para contactar con gente alrededor del mundo. Donde antes los encontrábamos en entornos limitados, pueden aparecer ahora en cualquier conversación en línea.

Desgraciadamente, el narcisista sabe el poder que las redes sociales e internet tienen y las usan en consecuencia para compartir todo tipo de opiniones, imágenes, vídeos y cualquier otra información que ellos consideren oportuna para reafirmar sus convicciones y para buscar la aprobación de los demás.

¿Qué es un narcisista exactamente?

El término narcisista fue introducido por Sigmund Freud en 1914 en uno de sus ensayos. Desde entonces, se ha convertido en uno de los temas favoritos para investigadores y terapeutas.

Se puede entender el narcisismo como un amor exagerado por uno mismo, aunque tiene diferentes concepciones. También puede aludir a una serie de rasgos de la personalidad e incluso manifestarse de manera patológica en trastornos o desordenes psicológicos. El narcisista, ante todo, tiene una necesidad de reafirmación y admiración por parte de los demás que es constante y desmesurada.

Existen dos tipos de narcisistas diferenciados en las investigaciones.

Primeramente, encontramos el narcisista ostentoso, aquel que tiene una extrema confianza en su superioridad y en su razón, y que es difícil oponerse a él de una manera racional cuando alguien les critica. Su sensación de superioridad ya se ve con la falta de vergüenza que manifiestan cuando son pequeños y en su adultez están constantemente embriagados por la atención, la compañía y el número de seguidores. También es posible que manifiesten un sentimiento de querer dominar a otras personas, incluso si eso significa degradar una relación sana a una más tóxica.

Por otro lado, tenemos a los narcisistas que son emocionalmente sensibles hasta el punto de ser neuróticos. Este tipo de narcisista vulnerable suele tener grandes problemas con la dependencia, el abandono y el miedo a ser rechazados. Compensan su baja autoestima con una exageración de sus propios actos. Un claro ejemplo de narcisista vulnerable es aquel al que abusaron de pequeño, pero que cuando encontró la oportunidad, acabó abusando de alguien a quien consideraba inferior. No obstante, los narcisistas pueden expresarse de muy variadas maneras.

Con estas definiciones en mente, no es de extrañar el poder que este tipo de personas están consiguiendo en tiempos modernos, sobre todo cuando se le añade el anonimato de internet y la falta de responsabilidad inherente a no mostrar tu propio nombre.

El narcisista moderno

Las redes sociales son proclives a dar fuerza al narcisista, ya que están muy enfocadas en el individualismo de cada persona. Las ganas de destacar ante la competencia en LinkedIn, la necesidad de obtener cada vez más likes en Instagram, las ganas de que nuestras publicaciones se compartan en Facebook y Twitter y un largo etcétera son pruebas fehacientes.

La sociedad también da una importancia excesiva a las opiniones de los famosos o celebrities, incluso en temas que no les competen en absoluto, algo que ha estado muy presente en la pandemia. Mientras algunos famosos conseguían transmitir un mensaje de serenidad al mundo, otros conseguían remover los ánimos de negacionistas u opinar sobre temas de los que no tenían ninguna preparación, llegando a extender falsas informaciones a la ciudadanía.

Los narcisistas llevan su contacto con las redes sociales más allá, y mientras a algunas personas les gusta subir selfis, ellos lo llevan hasta el punto de que nunca es suficiente, incluso si la búsqueda de atención y afirmación los lleva a mostrar fotos inapropiadas de su físico o subir fotos de manera exagerada. Aquí el anonimato cambia, y es que su sentido de la afirmación necesita que estas fotos aparezcan con su nombre real. En el caso de querer enzarzarse en debates de temas delicados o atacar a alguno de sus adversarios, el anonimato es una herramienta perfectamente válida para eludir responsabilidades.

La glorificación del individualismo, más presente en los países occidentales, traspasa todas las capas de la sociedad. Ahora, el narcisista tiene más medios que nunca para hacerse oír. Por si esto fuera poco, personas cuyo lado narcisista estaría más relegado a un segundo plano, ahora encuentran una salida justificable en forma de imitación o por influencia de los demás, sobre todo cuando tenemos dirigentes que son capaces de decir cosas que hasta hace pocos años serían impensables oírlas salir de sus bocas.

Los datos

Campbell y Jessica McCain de la Universidad de Georgia realizaron un estudio que se basaba en más de 62 investigaciones de los dos tipos de narcisistas anteriormente mencionados: el narcisista ostentoso y el narcisista vulnerable. Todos los participantes de dichos estudios tenían diferentes aspectos narcisistas o rasgos de psicopatía o maquiavelismo.

Los cuatro criterios principales que se adoptaron en el análisis de estos estudios fueron los siguientes:

  • Tiempo de uso de redes sociales
  • Frecuencia de actualización de estados
  • Número de seguidores o amigos
  • Fotos o selfis subidas

Los investigadores también combinaron datos basados en la edad, región y las plataformas de redes sociales que fueron usadas. Lo que encontraron fue bastante interesante, ya que parece ser que existe una alta correlación entre el uso de las redes sociales y el narcisismo ostentoso. Las personas que fueron identificadas como narcisistas ostentosos con una alta puntuación tenían más amigos en la plataforma, habían subido más fotos que aquellos que no lo eran y también actualizaban sus estados con una mayor frecuencia.

Esta correlación varía un poco dependiendo de las diferencias culturales, pero no se encontró una diferencia real en cuestión de qué plataforma utilizan o la edad del usuario. Campbell y Jessica McCain sugieren que los individuos narcisistas están particularmente atraídos a las redes sociales para atraer opiniones favorables a su persona y reafirmar las versiones que tienen sobre sí mismos. La verdad es que no es algo que suene demasiado raro, y más viendo las eternas peleas dentro de las plataformas. ¿Están la sociedad moderna creando más narcisistas o están los narcisistas por fin encontrando su altavoz cuando antes no podían? Quizás pueden ser ambas.

 

Fuentes
Vitelli, R. (24 de noviembre de 2016). Psychology Today. An Updated Snapshot of the Online Narcissist. Obtenido de https://www.psychologytoday.com/intl/blog/media-spotlight/201611/updated-snapshot-the-online-narcissist

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close