Written by reflexiones

Ricardo Darín y la importancia de decir no

Ricardo Darín comparte una explicación sobre la importancia de decir que no en una entrevista que se hizo viral.

Hay que saber decir que «no», y esta es una lección que Ricardo Darín dio hace ya varios años en una entrevista. Una de las mayores dificultades que tenemos en nuestra interacción social es saber decir no a muchas de las cuestiones que otras personas nos plantean y saber decir no a aquellos planes que no queremos hacer.

¿Por qué no decimos que no más a menudo? Por miedo. Miedo al rechazo, miedo a no saber sus repercusiones, miedo a no sentirnos parte del grupo, miedo a quedarnos solo. Partiendo de la posición de Ricardo Darín, la lección es tremendamente valiosa y lo explica como pocos han podido en una entrevista que ya se ha hecho viral.

 

Ricardo Darín y Hollywood

 

Ricardo Darín es uno de los actores argentinos más famosos y prolíficos del mundo, con populares cintas en la gran pantalla como El secreto de sus ojos, Nueve reinas, Relatos salvajes, Truman, Luna de Avellaneda y reconocidas obras de teatro como Escenas de la vida conyugal. Fue nominado tres veces al Oscar y ha trabajado con grandes cineastas como Juan José Campanella y Damián Szifron.

En el comienzo del vídeo, el entrevistador le pregunta directamente si tiene algún problema con Hollywood. Esta pregunta es relevante en toda esta historia ya que, con toda esta mochila profesional a sus espaldas, sería un candidato idóneo para lanzarse en una carrera internacional propulsada por Hollywood. No obstante, su respuesta fue negativa y nunca está de más analizarla.

            «—¿Qué te pasa con Hollywood?
            —Nada.»

            Y es que no se trata de una cuestión directamente relacionada con Hollywood. Darín viene de una generación que, también según palabras suyas «lo máximo que te podía pasar en un momento determinado era tener que hacer telenovelas porque eso era el mercado internacional».

Para poner todo esto en contexto, es preciso comentar que el actor argentino rechazó trabajar en un papel con Tony Scott para la película Un hombre en llamas, que se estrenó en 2004 con Denzel Washington como protagonista. El hombre que tomó el papel finalmente fue Marc Anthony.

El materialismo como forma de vida

 

El entrevistador, lejos de tomar un papel neutro e imparcial en la charla —y ya desde el primer momento—, no puede comprender cómo alguien puede rechazar las condiciones materiales que Hollywood ofrece «con un auto grande, una casa en Los Ángeles y vivir cerca de los estudios». También defiende delante de Darín que el plan podría incluir vivir en California y volver a Argentina para pasar el tiempo que desee en su país natal.

El actor también pone de manifiesto lo difícil que es pensar en un idioma diferente, debido a que un trabajo para una película de Hollywood llevaría aparejado hablar en inglés. Para los estudiantes de cualquier idioma, uno de los mayores retos consiste en llegar a pensar directamente en el idioma objetivo y no simplemente traducir desde el idioma natal.

«Hollywood no me quita el sueño».

«Tiene que ver más que nada con la parafernalia que rodea a la cosa que con la cosa en sí misma.»

En esa última frase a casi la mitad del vídeo, Darín está hablando sobre los Oscar y ya desde este momento podemos intuir cuál es el pensamiento del actor respecto a la pomposidad, la fama y las condiciones materiales de vida que una gran parte de la sociedad está buscando al tomar como referencia a famosos con mucho dinero. El entrevistador queda sorprendido ante la negativa del argentino para trabajar en la película El hombre en llamas, porque es la primera vez que se da cuenta de cuál es la cinta que rechazó rodar con Tony Scott, el hermano del famoso director Ridley Scott. Para más crítica, Ricardo Darín comenta que se le ofreció un papel de narcotraficante mexicano, algo que les ocurre habitualmente a los actores latinoamericanos.

 

El momento de la entrevista que se hizo viral

 

El actor argentino comenta que llevaba seis meses haciendo teatro en Madrid y que quería volver a Argentina a ver a su mujer y a sus hijos cuando recibió la oferta para El hombre en llamas. La emisaria que mandaron le dijo «que no aceptaba un no por respuesta». Esta es una de aquellas ocasiones en las que el estatus y la fama de cualquier organización o persona anticipa automáticamente una respuesta afirmativa por la otra parte, basado únicamente en lo anterior. No están acostumbrados a recibir una negativa y resulta chocante que una persona pueda rechazar algo que le pueda dar tanto prestigio y dinero.

«¿Y tú sabes la guita que podrías haber ganado?»

Esta es la pregunta sobre el dinero que desata la respuesta de Ricardo Darín que se hizo viral, después de que el entrevistador le dijera que el dinero ganado con aquella película le serviría para vivir mejor:

«¿Y? ¿Y? ¿Para qué sirve? ¿Para qué? ¿Para vivir mejor de lo que yo vivo? Yo me pego dos duchas calientes por día. Me estaba yendo bien en el teatro, estaba laburando genial, nos iba bien, la gente nos besaba y abrazaba en la calle. No. La ambición te puede llevar a un lugar muy oscuro, muy desolador, además. A mí no me moviliza eso. No es que no me guste la guita o no me guste ganar guita o no me guste estar en una situación de estabilidad y de tranquilidad económica. No estoy hablando de eso. Pero ¿cómo me van a poner por delante la carta de que “si es un tema de dinero…”, si yo dije “no puedo hacer esto, me quiero ir a mi casa, no me interesa”? No era una cuestión de dinero. Pasaba por otro lado, pero algunos no lo logran entender”.

Algunas personas se acostumbran a que no digamos que no, y demasiado rápido. La siguiente vez, piénsatelo dos veces antes de querer dar explicaciones a otra persona cuando un «lo siento, pero no» o un simple «no puedo» debería ser suficiente. No hay que responsabilizarse de lo que la otra persona pueda interpretar porque, si no haces daño a nadie, tus decisiones son tuyas y de nadie más. Y lo más importante: ten cuidado de no estar diciéndote que no a ti mismo, que es el mayor daño que puedes hacerte.

 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close