Written by educacion

Falsa inclusión

La percepción entre personas de razas distintas, sigue siendo en la actualidad, muy diferente de lo que constituye la diversidad y la inclusión en un aula de clases.

Según un análisis reciente del Collaborative on Academic Careers in Higher Education (COACHE) de la Universidad de Harvard, es mucho más probable que los profesores blancos estén de acuerdo, en un 73 %, de que existe un apoyo visible del liderazgo y la promoción de la diversidad en el campus, que los profesores de color con un 55 %. Mientras que el 31% de los profesores de color, no están de acuerdo en relación a la satisfacción laboral de los profesores en muchas universidades.

Existe una brecha de percepción aún mayor en cuanto a cómo los colegas del departamento apoyan y promueven la diversidad y la inclusión dentro de los programas. Mientras que el 78 % de los profesores blancos están de acuerdo en que sus departamentos están comprometidos, solo el 58 % de los profesores de color se sienten así. Sin embargo, el 28 % de los profesores de color no está de acuerdo con que sus colegas departamentales estén comprometidos con estos objetivos.

La idea de que el profesorado “encaja” en la contratación es controvertida, ya que es un posible punto de encuentro para varios prejuicios. El sentimiento de aptitud o pertenencia de un miembro de la facultad también se ha relacionado con una mayor satisfacción laboral y probabilidad de retención. Cuando se les preguntó sobre el ajuste, las percepciones de los miembros de la facultad sobre cómo encajar en su departamento variaron según la raza. El 69 % de los profesores blancos dijeron que “encajaban” o pertenecían, seguidos por el 67 % de los profesores de Asia y las Islas del Pacífico. Entre todos los demás grupos, esta proporción fue del 62 %. El 23 % de los profesores latinos y de “otros” grupos étnicos en particular dijeron que estaban insatisfechos con cómo encajaban, o no.

Estas impresiones de desigualdad es el sentido más fuerte de liderazgo en el campus de los colegas blancos sobre la diversidad, que pudiera sentirse imperceptible para ellos; su creencia más optimista en el compromiso de sus colegas con la inclusión; y su mayor sentido de pertenencia de sus departamentos, evocan para los profesores afroamericanos y otros grupos minoritarios, una promesa incumplida de una academia inclusiva.

Además del bienestar y la retención del profesorado, los datos también tienen implicaciones para la contratación de los mismos. Los profesores de todos los grupos raciales que dicen que recomendarían encarecidamente sus departamentos a los candidatos a puestos de trabajo, también tienden a informar sobre un liderazgo claro en diversidad e inclusión en sus campus. Entre los miembros de la facultad que recomendarían fuertemente sus departamentos, casi el 73 % está de acuerdo en que existe un liderazgo visible en la diversidad.

Los líderes universitarios deben hacerlo mejor para conectar su apoyo de diversidad e inclusión con los comportamientos cotidianos de los profesores, y especialmente los profesores blancos, en sus departamentos. Para empezar, los líderes universitarios y los profesores blancos pueden disipar la ilusión de apoyo y promoción de la diversidad.

Al trabajar realmente en sí mismos, pueden comenzar a hacer de la inclusión una realidad y que las instituciones de educación superior sean lugares más atractivos y equitativos para trabajar.

Kiernan Mathews, directora ejecutiva e investigadora principal de COACHE, dijo que, si bien la colaboración ha estado haciendo un trabajo de equidad durante más de 15 años, históricamente ha sido cómplice de una “narrativa de déficit” con respecto a cómo los miembros de la facultad de color, así como las mujeres en las ciencias, están por lo general menos satisfechos, menos comprometidos con las cosas, y con más probabilidades de irse.

Este programa COACHE ahora alienta a las instituciones asociadas a “cambiar esa narrativa”, enfocándose en el privilegio que disfrutan los profesores blancos en lugar de “lo que está mal” con los profesores no blancos.

Sobre todo, COACHE insta a las instituciones a pasar de la “ilusión a la realidad” formando alianzas genuinas con organizaciones de los países que busquen acciones colectivas sobre el cambio sistémico en la academia.

Como escribió Mathews en su análisis original, “los presidentes, rectores y decanos saben ahora que los criterios de evaluación tradicionales valoran el tipo de trabajo realizado por los profesores blancos (especialmente los hombres blancos), particularmente la productividad académica, sobre el trabajo que los profesores de color son más a menudo pidió realizar, incluida la enseñanza, la tutoría y otros trabajos de servicio departamental”. Entonces, si estos líderes están realmente decididos a la transformación institucional, trabajarán con los profesores para recompensar en la tenencia y la promoción todas las contribuciones que los profesores de diversos orígenes hacen a la universidad.

Julian Vasquez Heilig, decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Kentucky y coautor del artículo de 2012 sobre la “ilusión de inclusión” al que se hace referencia en el informe COACHE, dijo que su investigación en curso revela poco o ningún cambio en la diversidad del profesorado de 2013 a 2017, siendo las grandes instituciones de investigación las que muestran el menor progreso de todas.

Sin embargo, Kentucky es una excepción en este frente. Dos tercios de los profesores contratados recientemente en la Facultad de Educación son minorías raciales, por ejemplo. Vásquez Heilig y sus colegas también firmaron un acuerdo en agosto para desarrollar una iniciativa de educación e investigación centrada en la equidad educativa, los derechos civiles y la justicia social en colaboración.

La conclusión es que los profesores conocen la reputación de sus instituciones con respecto a los miembros de la facultad de color. Y si los miembros de la facultad sienten que es un ambiente saludable, van a contratar a otros profesores de color para que vengan a esa institución.

Los estudiantes también están tomando cada vez más nota de la diversidad del profesorado, su idea es crear un lugar donde los estudiantes tengan acceso a un profesorado diverso y a un ambiente inclusivo.

 

Fuentes
Flaherty, C. (6 de enero de 2021). ‘Illusion of Inclusion’. Inside Higher ED. Obtenido de https://www.insidehighered.com/news/2021/01/06/faculty-members-color-see-illusion-inclusion

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close