Written by ciencia y tecnologia

Las Glias: células claves para entender la esquizofrenia y la bipolaridad

La bipolaridad y la esquizofrenia son enfermedades que desde hace muchas décadas se encuentran en análisis. Estudios realizados por diferentes organizaciones como la OMS, aseguran que existe un gran número de personas dentro de la población que la padecen; el descubrimiento de las Glias podría aportar más resultados al respecto.

Desde hace ya varios años, algunas enfermedades como la esquizofrenia y la bipolaridad se han puesto en estudio debido al alto número de personas que la padecen; sin embargo, no se contaba con muchas pistas que dieran con el origen de las mismas.

Hace poco tiempo, se descubrió en un estudio que las células glias podrían ser la clave para determinar a ciencia cierta donde se originan estas patologías y a qué se debe.

Gracias a un reportaje realizado por Elena Quintana Menéndez y Eduardo García Laredo para BBC mundo, fue posible profundizar en este tema. Hoy en día, muchos estudios sobre el trastorno bipolar y la esquizofrenia ya no se centran en las neuronas, sino en la glial. ¿Qué es eso?

¿Qué son estas células?

Las “células gliales” son células que se encuentran en nuestro tejido nervioso, pero la localización de estas no se acentúa solo en el cerebro, sino que también están en los nervios periféricos que recorren nuestro cuerpo.

A lo largo de la historia, todas las células de nuestro cerebro que no pueden clasificarse como neuronas (es decir, que carecen de la capacidad de enviar impulsos eléctricos y no pueden ser excitadas por la electricidad) se clasifican como células gliales.

Pocas células pertenecen a la etiqueta; si pensamos que hay alrededor de un billón de neuronas en nuestro cerebro, entonces el número de células gliales podría ser diez veces mayor.

Actualmente, es posible determinar el porcentaje de glías por neurona, el cual aumentará exponencialmente según la complejidad del organismo. Esto demuestra que es un elemento muy importante, dentro del funcionamiento del sistema

Así, clasificar todas estas células como células gliales convierte la palabra en un término general y vago.

Contiene demasiados tipos de grupos celulares muy diferentes y orígenes muy distintos. Esto no se debe a la pereza de los investigadores en la búsqueda de palabras, sino a la complejidad histórica involucrada en el descubrimiento y estudio de las células gliales.

Con el paso del tiempo, se hicieron necesarias nuevas clasificaciones. Algunas se basan en su tamaño: macroglia -como astrocitos y oligodendrocitos- y microglia. Además de su ubicación dentro del sistema nervioso central o sistema nervioso periférico.

 

 ¿Existe algún tipo de preferencia en el sistema nervioso?

¿Por qué si las glias superan en número a las neuronas, la mayoría de las personas nunca habían oído hablar de ellas?, la respuesta es muy simple, en nuestro sistema nervioso, las neuronas representan la aristocracia.

En el pasado, se pensaba que la función principal de las células gliales era la simple unión de neuronas, es decir, combinar y crear la estructura interna del cerebro.

Si representáramos al cerebro como un árbol de Navidad, las células gliales serán árboles y ramas, y las neuronas serán adornos. No es sorprendente que la palabra glía provenga del griego λοία, que se traduce como “alianza o pegamento”. Las células gliales se convertirán en “pegamento neuronal”.

Ahora, es cada vez más obvio que la función de la microglía no es solo apoyar a las neuronas y convertirse en el pegamento del cerebro. Son células “auxiliares” que pueden afectar significativamente la maduración normal y la función de las neuronas.

Imaginemos que las neuronas son las princesitas del palacio, mientras que las células gliales representan una cola de sirvientes. Estos siempre la acompañan para desempeñar sus funciones y se encargan de cuidarla, alimentarla y protegerla.

Deben hacer grandes esfuerzos por el bienestar y por promover un horario para que su esposa cumpla con sus obligaciones (hasta ahora rara vez se ha reconocido). Hoy sabemos que cada una de estas sirvientas tiene una función muy especializada, y puede ser la clave en el desarrollo de técnicas que mejoren la esquizofrenia y la bipolaridad.

Pensándolo bien, las microglías son tanto un “guardián” para garantizar la seguridad de la mujer, como un “limpiador” de los restos (porque son macrófagos especializados del cerebro, entre otras tareas, también detectarán infecciones y tomarán medidas inmunes).

¿Quiénes son los responsables de las fallas en el sistema nervioso?

La mayoría de los estudios tienden a señalar que la glía juega un papel en la actividad neuronal en bipolar y esquizofrenia. En este punto ha sido muy difícil emitir un resultado conciso.

Desde hace muchos años se han estudiado un gran número de células gliales, sus subtipos, su ubicación y sus diferentes funciones. Todo esto ha demostrado que se deben mirar otros aspectos relevantes, como la edad y el desarrollo del sujeto.

Todo esto hace que sea muy complicado obtener una respuesta contundente en tantas condiciones. Varios estudios han encontrado que las personas con episodios afectivos graves (principalmente en la corteza prefrontal) tienen una disminución en el número de células gliales.

Podemos ver astrocitos con múltiples funciones, como el “cocinero” encargado de alimentar las neuronas. También son “secretarias” que ayudan a las neuronas a enviar señales.

No se puede descartar que la activación de las células gliales afecte en gran medida la síntesis de neurotransmisores, que son tan importantes como la serotonina y la plasticidad neuronal; la cual se encarga de que el cerebro cambie su funcionamiento y estructura.

Siguen los estudios sobre las glias

Desafortunadamente, todavía queda un largo camino por recorrer antes de que se pueda llegar a una conclusión confiable.

Aun así, parece obvio que la comprensión de la glia ayudará en gran medida a descubrir y establecer nuevas relaciones entre el cerebro y la conducta; además puede abrir la puerta a nuevas investigaciones y tratamientos de los trastornos mentales y afectivos.

A pesar de que se han obtenido muchos avances científicos en cuanto al funcionamiento del sistema nervioso en las personas con bipolaridad y esquizofrenia; aún se debe seguir ondeando en el tema, aunque el punto es que se dio en el clavo.

 

Fuentes
Qué son las glías, las células “guardianas” claves para entender la bipolaridad y la esquizofrenia: http://www.bbc.com
Qué son las glías, las células “guardianas” claves para entender la bipolaridad y la esquizofrenia: http://www.laprensa.com.ni

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguir leyendo

Close